aceite-de-soja

ACEITERAS EN ALERTA POR UN POSIBLE AUMENTO DE RETENCIONES AL BIODIESEL

RETENCIONES-BIODIESEL.gifEL PROYECTO DE LA OPOSICIÓN SUBE 13 PUNTOS EL IMPUESTO AL BIOCOMBUSTIBLE DE SOJA .

Si prospera el proyecto que logró dictamen de mayoría en Diputados las firmas productoras perderán el beneficio del diferencial que tenían por agregar valor al aceite de soja.

El proyecto de Ley que logró dictamen de mayoría esta semana en las comisiones de Agricultura y Economía causó nerviosismo entre las aceiteras, las principales productoras y exportadoras del biocombustible derivado de la soja, el biodiesel.

Es que, si prospera el proyecto, el impuesto que pagará cada tonelada del producto que salga del país se incrementará inmediatamente en 13 puntos, y después tendrá, al igual que el poroto y el aceite, una rebaja escalonada de a 5 puntos anuales.

Las retenciones que pesan hoy sobre el biodiesel alcanzan el 14%, contra el 32% que tributa el aceite de soja y el 35% del grano. Pero según el artículo 23 del proyecto de Ley de modificación a las retenciones, los subproductos mantendrán un diferencial de 3 puntos porcentuales respecto del poroto. Este es el diferencial actual para los aceites y las harinas pero no para el biodiesel, que tributa 21 puntos menos que el poroto.

En los hechos, si se modifica la ley y se establecen las nuevas alícuotas, el biodiesel pasará a tributar 27%, con un aumento de 13 puntos.

Después de que las aceiteras mostraran ayer su nerviosismo respecto de la modificación, los impulsores del proyecto aclararon que, según el artículo 32 del proyecto “el Poder Ejecutivo podrá disminuir las alícuotas de los Derechos de Exportación establecidas en los artículos 21º al 23º de la presente ley”, con lo que se le da a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner la potestad de devolver el beneficio al sector por el agregado de valor.

La producción de biodiesel en la Argentina nació de la mano de las exportaciones, cuando el país aún no tenía en ejercicio un esquema de corte obligatorio de combustibles, que implementó este año.

Los principales jugadores del negocio en el país son las aceiteras, que agregan un eslabón a la cadena para producir el biocombustible y lo venden a mejor precio en el mercado interno y externo, hasta ahora, con menos retenciones.

En los primeros siete meses de 2010 se declararon ventas externas de biodiesel por un volumen de 904.900 toneladas, contra las 712.970 del mismo período de 2009, con un crecimiento del 27%.

Teniendo en cuenta que la demanda nacional alcanza las 850.000 toneladas y que la producción es de más de 2,5 millones de toneladas, el mercado externo sigue siendo fundamental.

Con miras a un aumento de la demanda local y mundial, las firmas productoras continúan realizando inversiones millonarias en el país.

A principios de mes, la gigantesca cerealera Cargill anunció una inversión cercana a los u$s 115 millones con la que levantará una planta para ingresar al negocio local de biodiesel.

Un mes antes, la firma Renova, una sociedad entre Molinos –de Perez Companc–, Vicentín y Oleaginosa Moreno –del grupo suizo Glencore–, anunció una inversión de u$s 350 millones en ampliar su planta local de biodiesel.

Por Julieta Camandone

FUENTE: CRONISTA

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido