General

Biocombustibles: sin definición en la adjudicación del cupo fiscal

biocombustibles-sin-definicLa Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno reclama conductas transparentes en lo relativo a la asignación de cupos. “Esta faltando un esquema claro de definición” denunció Claudio Molina, director de la entidad.

En el mes de noviembre se corrió el rumor que el gobierno le había otorgado el 25% del cupo fiscal nacional de biocombustibles a una empresa de Río Cuarto productora de etanol. La adjudicación fue solo un error de interpretación de un informe técnico que la Secretaría de Energía había enviado; pero tal situación sirvió de disparador para que la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno reclamara la creación de normas complementarias de la ley de Biocombustibles.

“Esta faltando un esquema claro de definición de cupo fiscal” denunció Claudio Molina, Director ejecutivo de la Asociación en Infocampo tv (Canal 9; lunes a viernes de 6.00 a 7.00). Esta herramienta obra como una licencia; ya que determina cuanta cantidad de combustible renovable puede producir y vender una firma en el marco de la ley.

Para Molina el cupo fiscal debería otorgarse como una licencia pública: “este punto tiene característica de servicio público, y esto es un defecto de la ley”.

Con respecto a las inversiones el especialista afirmó que están demoradas. “Todavía no se ha resuelto el precio del producto por lo que las empresas no encuentran financiación para empezar las obras; las pymes son las más perjudicadas”, dijo.

Por último, Molina hizo referencia a las normas de seguridad. “Hay que revisar las exigencias ya que superan a las establecidas por Estados Unidos”.

La ley de Biocombustibles establece que en el año 2010 será obligatorio incluir un 5% de biodiesel en el gasoil y un porcentaje similar de etanol en la nafta.

Fuente: InfoCampo

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido