biocarburantes

EL ECOETIQUETADO YA ESTA SIENDO DEMANDADO POR LOS CONSUMIDORES EN VARIAS CADENAS MINORISTAS EUROPEAS

Así lo aseguró el director de Business Issue Management y ex agregado agrícola argentino en Bruselas, quien tendrá a cargo una conferencia sobre el tema en el XVIII Congreso de Aapresid.

A la hora de importar alimentos, los mercados europeos exigen requisitos para conocer el origen de las materias primas manufacturadas. En relación a estos procesos, los biocombustibles han sido el primer ensayo en materia de sustentabilidad.

La visión de los consumidores europeos atraviesa un proceso de cambio y se vuelve más sofisticada. Esta transformación está relacionada con el origen de las materias primas que consumen, y también con la necesidad que surjan de zonas que utilizaron prácticas amigables con el medio ambiente.

Infocampo dialogó con el licenciado Gustavo Idígoras, consultor y director de BIM (Business Issue Management) y ex agregado agrícola en Bruselas, quien tendrá a cargo en el XVIII Congreso de Aapresid dos temas: por un lado “La visión de los consumidores europeos sobre la sustentabilidad”, y por otro,  “Los requisitos para importar biodiésel de soja en Europa”, ambos con estrecha relación.

Idígoras menciona que muchas ONG´s y las cadenas de supermercados europeas exigen nuevos requisitos para la comercialización de productos alimenticios que superan las normas típicas y oficiales.

De esta manera, la industria alimentaria internacional tiene nuevas obligaciones de producción. Una de ellas es la “Huella de Carbono” (Carbon FootPrint), que representa un indicador que pretende cuantificar la cantidad de emisiones de gases efecto invernadero en toda la cadena de producción de un producto que estará en las góndolas europeas.

“Aunque parece lejano, el ecoetiquetado ya está siendo demandado por los consumidores en varias cadenas minoristas en Francia, Reino Unido, España, Alemania, Suiza, Austria, entre otros, y próximamente la misma Unión Europea buscará implementar un esquema para los 27 países”, subrayó Idígoras.

Agregó además, que crecen conceptos como el de “Huella Hídrica”  o “Food miles”. Es decir, el consumo de agua que demandó la elaboración de un producto alimenticio en el caso particular del Reino Unido, que analiza un etiquetado relacionado con las millas que recorrió el alimento hasta estar disponible para el consumidor.

Por otro parte, los biocombustibles han sido el primer ensayo en Europa en materia de sustentabilidad.

Explicó que la Unión Europea lanzó, al inicio de este decenio, una nueva política energética para disminuir la dependencia del petróleo y el gas, principalmente desde Rusia.

Esto condujo, de acuerdo al profesional, a la aprobación de una nueva norma en 2009, denominada “Directivas de uso de energía renovable”, que obliga a cortes obligatorios de todos los combustibles en el transporte europeo.

La primera etapa de esta norma regirá a finales de 2010. “La Argentina es el principal productor de biocombustible a base de soja; y Europa es el principal mercado que el año pasado importó por u$s800 M, y este año se espera que supere los 1.000 M”, destacó.

En este sentido también surgen nuevas exigencias europeas relacionadas con la certificación, a las que el productor de biocombustibles deberá adecuarse para alcanzar ese mercado en un futuro cercano.“Por un lado, implica asegurar la calidad del producto y también el origen de esa materia prima. No debe provenir de soja obtenida de zonas prohibidas como, por ejemplo, antiguos sitios forestados o pastizales de alta diversidad”, afirmó Idígoras.

Nota publicada en la Edición de hoy del Semanario Infocampo

FUENTE:  INFOCAMPO

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido