biodiesel

Santa Fe: Imán para invertir en biodiesel.

209-7457-santa-fe-iman-para-invertir-en-biodi-selLa zona del Puerto de Rosario se está convirtiendo en un polo del combustible

Las empresas que están realizando inversiones en la provincia reciben una excepción impositiva de los impuestos provinciales por 10 años como mínimo.

En los últimos meses se anunciaron millonarias inversiones para la instalación de plantas de biodiésel, y la gran mayoría están localizadas en la provincia de Santa Fe.

Las ventajas que tientan a las empresas nacionales y extranjeras son muchas: la cercanía al puerto de Rosario, la gran cantidad de plantas de molienda de soja, aceites y harinas proteicas son otros factores óptimos para realizar este tipo de inversión en la provincia, pero fundamentalmente las ventajas impositivas que brinda la provincia están alentando un crecimiento que no se detiene y promete aun nuevas instalaciones.

El ministro de la Producción de la provincia, Roberto Ceretto, cuenta a Infocampo que todas las industrias que se radican en la provincia e invierten sumas importantes reciben una excepción impositiva durante 10 años con la chance de obtener más décadas libres de impuestos provinciales si siguen invirtiendo y sumando mano de obra.

Ceretto explica que hay empresas que históricamente nunca han pagado impuestos provinciales porque constantemente están realizando inversiones, y en la misma línea confía que las plantas de biodiésel serán una usina de trabajo para toda la provincia de Santa Fe.

Las inversiones más importantes que se proyectan son, en primer lugar, la de la empresa Vicentín, que proyecta producir 200.000 toneladas de biocombustibles por año con destino a la exportación. Esta empresa desembolsará en total alrededor de u$s 45 millones.

Por su parte AGD no se quedó atrás y comenzó a montar otra planta en la zona de la Terminal 6 de Rosario, con una inversión que rondará los u$s 45 millones.

En la misma línea Dreyfus anunció que instalará también su propia planta del biocombustible en la localidad de San Nicolás, con una inversión que llegaría a los u$s 25 millones.

También se están instalando o hay proyectos en carpeta para otras plantas de menor envergadura pero no de menos importancia para lo que significa la provincia.

Ceretto aclara además que las inversiones que anunció la empresa Repsol-YPF no fueron informadas en ningún momento al Gobierno provincial, pero que en el momento que las partes se encuentren también serán bienvenidas.

Queda claro que la producción de biodiésel para la exportación puede convertirse en un motor económico no sólo para Santa Fe sino para la Nación en general, pero aún quedan muchos temas por resolver. Actualmente las exportaciones de harinas proteicas, granos y aceites derivados de la soja deben pagar al Gobierno una retención del 20%, pero los combustibles al momento de ser exportados, según como marca la legislación, sólo pagan el 5%. Ante este interrogante, que podría llevar a que las grandes aceiteras se vuelquen en masa a la producción y exportación del combustible por los beneficios económicos que representa este simple cálculo, y dejen de lado la producción de aceites, el misnitro Ceretto explica que es un tema que se tendría que estudiar, pero al mismo tiempo se sincera y señala que por el momento no es un punto en la agenda del Gobierno.

Por otra parte, y subidos a la ola de los biocombustibles, en la Legislatura provincial están impulsando un proyecto de ley con el que proponen exceptuar impositivamente por 15 años a todas las firmas que concreten inversiones de este tipo en la provincia.

Al respecto, el ministro de la Producción de Santa Fe, Roberto Ceretto, explica que esta iniciativa, si bien es satisfactoria, no cambiaría demasiado el esquema que ya plantea la provincia, porque en definitiva el Gobierno ya le está brindando ventajas en materia impositiva a los empresarios que están volcando sus capitales millonarios para la producción de biodiésel.

Mercados interno y externo

Según un informe, el 75,8% de los anuncios realizados en cuanto a inversiones hasta el momento prevén la comercialización del total de la producción en el mercado externo, principalmente en la comunidad económica europea. Las inversiones en ese sentido, representan unos u$s 216 millones para el mercado internacional en tanto las que tiene que ver con lo interno significarían unos u$s 68,8 millones .

Fuente: www.infocampo.com.ar

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido