bioenergía

Vientos de cambio: cómo un proyecto en el Mar del Norte busca revolucionar la energía eólica

Wind-energy-energia-eolicaMORAY FIRTH, Escocia — Erigiéndose en todo lo alto por encima del agua, las dos relucientes estructuras blancas parecen enormes piezas de arte. Su uso, sin embargo, es más práctico: son gigantescas turbinas de viento que forman parte de un proyecto británico que podría revolucionar la energía eólica en todo el mundo. 

Entre los agonizantes campos de petróleo y gas del Mar del Norte, Gran Bretaña ha construido las turbinas de viento más grandes del mundo —cada una de sus aspas mide más de 90 metros— en Moray Firth, un enorme estuario en la rocosa costa este de Escocia. Se espera que el llamado Proyecto Beatrice, nombrado por el campo petrolero que yace debajo de él, se convierta en el primer campo eólico en aguas profundas. El proyecto aún está en su fase inicial y es seguido de cerca por otros países, ya que podría ser una forma de desarrollar energía eólica a gran escala. Además, el proyecto está tan alejado de la costa que no provocará las protestas de los pobladores preocupados por el paisaje.

Talisman Energy Inc., la compañía energética canadiense que construyó Beatrice en sociedad con la empresa de servicios públicos Scottish & Southern Energy PLC, planea ampliar el campo eólico a 200 turbinas, suficiente para cosechar los vendavales del Mar del Norte y producir electricidad para un millón de personas, un quinto de la población de Escocia. La compañía calcula que tardará al menos siete años en completar el proyecto. Beatrice representa un gran impulso para la energía eólica, en momentos en los que los crecientes precios del crudo transforman a la energía renovable en una opción viable.

El proyecto está a unos 24 kilómetros mar adentro en un área donde la profundidad del agua es de más de 40 metros. Al colocar las turbinas en un punto tan expuesto y ventoso, éstas pueden producir más electricidad que si estuvieran más cerca de la costa.

Pero la tecnología eólica no se libra de las críticas. Sus detractores aseguran que las turbinas pueden invadir las rutas de las embarcaciones y dañar santuarios de aves marinas. La energía eólica en altamar también puede ser muy cara, ya que se necesitan líneas submarinas de transmisión para conectar las turbinas con la red de suministro eléctrico. Y Beatrice es una prueba de ello. Hasta el momento, el proyecto ha costado US$ 9 millones por un megawatt de capacidad generadora instalada. En comparación, una estación de energía a gas cuesta menos de US$ 1,5 millones por megawatt instalado.

Gran Bretaña intenta combatir los altos costos con incentivos financieros que lo han convertido en el mercado más atractivo para plantas eólicas en alta mar de Europa, según un estudio de la firma de contabilidad KPMG. El Reino Unido calcula que hacia 2020 generará 20% de su energía de fuentes renovables y que proyectos como Beatrice son clave para alcanzar esa meta.

Lo que juega a favor de Gran Bretaña es su larga historia de proyectos de crudo y gas en aguas profundas. Las enormes reservas del Mar del Norte, descubiertas en los años 60, han provisto a Gran Bretaña de combustible por más de 20 años y han impulsado en especial la economía de Escocia. Pero el crudo se está agotando rápidamente y se espera que el viento y otras energías alternativas reemplacen al petróleo como el cimiento de la economía escocesa.

“Cien mil personas trabajan en el sector energético aquí”, dice Paul O’Brien, jefe de desarrollo de energía renovable de Scottish Development International. “Consideramos que la energía renovable es una forma de mantener los empleos.”

Actualmente, sólo existen 1200 megawatts de capacidad de energía eólica en alta mar instalada en todo el mundo. Dinamarca lleva la delantera con un tercio de esa capacidad. Gran Bretaña, con 400 megawatts, ocupa el segundo lugar.

Por Guy Chazan
The Wall Street Journal

Fuente: La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido