biodiesel

Se expande la producción de biodiesel.

En San Luis la empresa Pitey elabora unos 300.000 litros mensuales y prevé llegar al millón de litros para abastecer al mercado interno y a la exportación.

La carrera por el biodiésel está en pleno desarrollo. Pitey, una empresa radicada en San Luis, ya está vendiendo el combustible con marca propia, Tierra Gaucha, desde su planta de Villa Mercedes a transportistas y contratistas de maquinaria agrícola.

Con una inversión de 1,5 millón de dólares, la empresa elabora unos 300.000 litros de biodiesel por mes y tiene previsto incrementar en poco tiempo su capacidad para llevarla al millón de litros mensuales.

“Más de la mitad de la producción se orientará a la exportación, en especial al mercado de la Unión Europea”, explicó Santiago Zervino, directivo de Pitey.

“Se trata de la primera planta que produce biodiésel a escala industrial en la Argentina”, añadió el directivo.

En rigor, la planta de Villa Mercedes fue adquirida al grupo Macri a comienzos de la década que la tenía como una usina láctea. Aprovechando la infraestructura, se rediseñaron las instalaciones y la planta comenzó a producir biodiésel. Actualmente trabajan en la fábrica unos 26 empleados.

Pitey, que posee agroservicios en Coronel Suárez y Barranqueras, (Chaco), también prevé comercializar biocombustible en Santa Fe.

En Coronel Suárez ya están vendiendo biodiésel, que en más de una oportunidad permitió a contratistas y transportistas sortear las dificultades que plantea la escasez de gasoil.

Zervino explicó que proyectan construir más plantas procesadoras de biodiésel asociándose con productores agropecuarios. Cabe recordar que la ley de biocombustibles, que aún no fue reglamentada, otorga mayores
ventajas impositivas a los proyectos desarrollados por los productores agropecuarios. “Pensamos en plantas de escala media, no en instalaciones de autoconsumo”, añadió. En ese esquema de asociación prevén incluir el canje por granos.

Al ser un recurso energético no contaminante y biodegradable, el biodiésel califica para la emisión de bonos de carbono, un mercado financiero que en los países desarrollados está en plena expansión.

“El cuidado del medio ambiente es una de las principales ventajas para el mediano plazo de este combustible”, opinó Zervino.

Las ventajas del biodiésel; 

“El biodiésel se trata de un combustible alternativo que se produce a partir de materias de base renovables, como los aceites vegetales, y que se puede utilizar en los motores diésel. Estos motores no necesitan ninguna modificación para su uso. El empleo de este combustible resulta indudablemente ventajoso a los efectos de, por ejemplo, limitar la emisión
de anhídrido carbónico”, indica un informe de la compañía.

Entre las ventajas económicas figura el precio final y la posibilidad de generar crédito de IVA por el total de ese precio final.

“El biodiésel es biodegradable, no contaminante, se elabora a partir de un recurso natural y sustentable y no altera el balance de carbono de la atmósfera, ayudando a paliar el efecto invernadero”, añade el informe.

En comparación con el gasoil, el B20 – mezcla de 20% de biodiésel y 80 % de gasoil de petróleo- no requiere conversión, ajuste o regulación de motores, tiene similar potencia y consumo, mayor lubricidad y punto de ignición y no registra peligro de explosión por emanaciones. “Con recursos de petróleo y gas limitados y próximos a alcanzar un punto de agotamiento,
parece incontrastable que el transporte en el mundo necesitará cada vez más de nuevas fuentes de energía líquida. Y como existen en el mundo stocks de semillas que pueden derivarse a energía cobra relevancia en el mundo la producción de biodiésel”, sostiene el trabajo.

En el país, las inversiones en biodiésel están siendo lideradas por las compañías aceiteras con el objetivo, principalmente, de abastecer el mercado exportador. Otras plantas, de menor tamaño, están destinadas al autoconsumo de productores agropecuarios.

La soja, por la estructura de acopio, comercialización, industrialización y transporte, es el cultivo más utilizado para la elaboración de biodiésel, aunque su contenido de aceite sea menor al de otras oleaginosas. También está creciendo la producción de biocombusible sobre la base de la canola.

Fuente: Diario La Nacion

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido