aceite

Cumbre de Asaga, proveedores de aceiteras se preparan para una nueva tanda de inversiones

biodiesel-asaga-cumbre-rosaPasado el boom inversor 2003/2007, los fabricantes de equipos industriales se volcaron al mantenimiento y la venta de repuestos. Pero ahora todo puede cambiar.

El boom inversor 2003/2007 de la industria aceitera regional, que le permitió dar un impresionante salto en capacidad instalada, fue aprovechado a full por los proveedores industriales del sector, entre loss que se cuentan pymes, grandes marcas nacionales y hasta multis.

Pero pasado el tren y con la combinación de la crisis financiera internacional, el conflicto agropecuario, las nuevas trabas a las exportación de granos y a la importación de materia prima para procesar más la histórica sequía, la industria empezó a trabjar a media máquina y hoy está procesando al 50% de su capacidad. Como no podía ser de otra manera los proveedores industriales, con mucha menos espalda financiera, sintieron el bajón. Sin embargo, actualmente, el sector a comienza a vislumbrar un panorama más alentador para 2010.

Tal es así que muchas empresas proveedoras de maquinaria y equipos para la industria aceitera ya se están preparando para atender la demanda que se viene el próximo año. Es que como explican muchos actores del sector, se trata de un mercado como el alimenticio que seguirá creciendo, y se estima que ni bien los países vayan recuperándose de la crisis mundial, la demanda aumentará rápidamente.

Una señal de la reactivación es el reflote de proyectos de inversión que fueron congelados por la crisis, pero que ahora vuelven a aparecer. Y así lo afirman fabricantes de equipamiento para la industria aceitera que están exhibiendo sus productos en el XIII Congreso Latinoamericano de Grasas y Aceites, que organiza Asaga, y que se está llevando a cabo en el Metropolitano.

“En lo que hace a las inversiones ha habido muy pocas este año y la crisis internacional lo explica. Lo que sí está sucediendo, de la mitad de este año para adelante es que muchos proyectos que estaban adormecidos o demoradas las decisiones de inversión, están empezando a aparecer, no sólo en la Argentina, sino en todo el mundo en el sector aceitero”, contó a punto biz Gustavo Armendáriz, director ejecutivo de la firma Alloco.

En relación a perspectivas para 2010, Alloco ya está trabajando en proyectos para plantas en Italia, Siria, Brasil, Bolivia y Ucrania. “Se está moviendo, y se están reactivando las inversiones suspendidas. Hay proyectos grandes y chicos. Hay muy buenas perspectivas para el año que viene”, graficó Armendáriz.

A modo de compensación por la caída del mercado interno, la empresa de Villa Gobernador Gálvez se abocó sobre todo a servicios de mantenimiento y venta de repuestos. “Este año ha habido un mayor volumen de negocios en ese sentido, más que en ventas de plantas. Y el porcentaje de exportaciones se incremente de forma automática al haber una retracción fuerte en el mercado nacional”, explicó el directivo.

Por su parte, Jorge Baldi, presidente de Asaga y gerente regional de control de calidad de Dreyfus América Latina, señaló que “el sector de fabricantes de maquinaria para la industria aceitera está parada”, pero al mismo tiempo auguró nuevas inversiones para 2010. “Hay muchos rumores sobre nuevas plantas de crushing y de ampliaciones de molienda. Es una señal de que se espera un mayor volumen de la próxima cosecha”, dijo Baldi.

Actualmente, Dreyfus está desarrollando un proyecto en una planta de crushing de girasol/soja en la terminal portuaria que tiene en Bahía Blanca. Según adelantó el gerente, la multinacional está atravesando ahora por un proceso de cotizaciones de trabajos.

Mega SA es un fabricante de secadoras de granos con base en Lincoln, provincia de Buenos Aires. El destino de su producción se distribuye entre semilleros (15%), productores/acopiadores (60%), e industria (25%). “El gran parate sigue, está todo muy quieto, pero se ve una reactivación de las aceiteras, y un poco de los semilleros, también”, observa Marcelo Lombardo, vicepresidente de la firma bonaerense.

El directivo de Mega sostuvo al mismo tiempo que “hay una reactivación bastante importante en los mercados exteriores. No sólo están preguntando mucho, sino que se están concretando negocios afuera”. Según Lombardo, los mercados que más se están moviendo son “sobre todo” los de Sudamérica, “exceptuando Argentina”, más los europeos.

Para graficar la situación por la que atravesó su empresa, Lombardo contó que “por 4 meses la fábrica estuvo prácticamente parada”. “Hoy, ya estamos con trabajo, pero gracias a la exportación y un poco también por la reactivación de las aceiteras, aunque no llegamos a compensar las ventas que se nos cayeron de productores y acopiadores”, precisó.

La empresa Gerstenberg Schröder, fabricante equipamientos para la industria alimenticia, es otra de las que con servicios salieron a cubrir algunos baches producidos por la merma en la venta de maquinaria. “Estamos compensando con mantenimiento y reparación. Siempre tenemos consultas, pero últimamente no tuvimos muchas confirmaciones. A esta altura del año siempre nos llaman, pero vamos a ver qué pasa: si la campaña sale bien, a nosotros nos va a ir bien”, dijo Claudio Méndez, director de la firma que provee productos a AGD, y Molinos Río de la Plata, entre otras aceiteras.

Un caso más que particular parece ser el de Bühler, el fabricante de equipos para procesamiento de granos. Es que, contra los pronósticos de sus directivos, la firma de origen suizo concretó más operaciones de venta de maquinaria, que de mantenimiento y venta de repuestos.

“Nosotros proveemos a Nidera, Bunge, Cargill, todos los grandes players que están en el cordón industrial. En un contexto general, todos siguieron demandando nuestros productos. Hasta fue de los mejores años que hemos tenido”, se animó Rubén Schefer, responsable de Ventas del Área Crushing.

Incluso, el directivo de Bühler aseguró que se concretaron más negocios en todo Sudamérica que en el resto del mundo. “El mercado internacional cayó un 30% para nosotros, pero ahora se está recuperando”, indicó.

Para Schefer también el 2010 será un año de inversiones. “Hay grandes perspectivas para proyectos que en la crisis fueron parados y se están reactivando en inicios del año que viene. El cliente se prepara para hacer políticas anticíclicas. Se tienen que preparar para cuando venga el avance del consumo”, analizó.

Fernando Avilés

Gentileza de Punto Biz para Nextfuel Argentina/Biodiesel.com.ar

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido