biodiesel en bolivia

EL GOBIERNO DE BOLIVIA AUTORIZA LA SOJA TRANSGENICA PARA PRODUCIR BIODIESEL

biodiesel soja bolivia

#Bolivia #Biodiesel #Soya #soja #sojatransgenica #SantaCruzdelasierra #Biocombustibles #EnergiasRenovables #Bioeconomia

El Presidente, el Vicepresidente y ministros se reunieron ayer con empresarios en Viru Viru para firmar el acuerdo que permitirá hacer soja transgénica.

El Gobierno autoriza la soya transgénica para el biodiésel La reunión de las principales autoridades del país con los empresarios, ayer en Viru Viru. Foto: ABI.

El Gobierno autorizó la producción de soja transgénica para uso exclusivo de biodiésel, según el acuerdo logrado en la reunión entre el presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia y los productores cruceños.

“La frontera agrícola se debería aumentar cerca de 250 mil hectáreas más para una producción de 100 millones de litros de biodiésel (…) y para eso se llegó a un acuerdo, a un consenso de autorizar el uso de la soya a través de la biotecnología para aumentar la productividad y bajar los costos”, declaró el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, ayer en Santa Cruz.

Según datos del Gobierno, el país tiene una superficie cultivada de soya de 1,3 millones de hectáreas, pero que existe una capacidad para procesar hasta cuatro millones de hectáreas. “Entonces, necesitamos más soya para que YPFB pueda comprar el biodiésel a los empresarios. Va a tener un mejor precio que el de exportación, un incentivo a la producción de soya de nuevos cultivos”, añadió la autoridad.
Sánchez explicó que en las siguientes semanas comenzarán a trabajar con los ministerios correspondientes para emitir la norma que autorice el uso de la biotenología en la soya para el uso exclusivo de biodiésel. “Trabajaremos el decreto para viabilizar, autorizar y -paralelamente- vamos a realizar todas las negociaciones en cuanto al volumen y el precio del biodiésel que vamos a comprar”, añadió.

Luego afirmó que esta es una nueva asociación entre el sector público y privado, y que para el desarrollo de todo el proyecto se estima una inversión de 2.000 millones de dólares. “Estimamos trabajar con el empresariado de Santa Cruz (…) para firmar un contrato de compra de aproximadamente 100 millones de litros de biodiésel a un mejor precio, con un precio de incentivo y empezar a hacer todas las inversiones tanto del sector privado como YPFB para comercializar lo antes posible el biodiésel”, afirmó el ministro.

“Se trata de otra alianza público-privada que generará una gran inversión sin precedentes en el país, para aumentar los cultivos de soya”, dijo, y agregó que con el acuerdo se avanza “a paso firme” hacia la soberanía energética en gasolina y diésel, “cuidando el medioambiente, brindando mejor rendimiento a los vehículos y generando ahorro económico tanto al Estado como al bolsillo de los usuarios”.

En enero, el Gobierno acordó con cuatro industrias azucareras -los ingenios La Bélgica, Aguaí, Unagro y Guabirá- la compra de 150 millones de litros de etanol con una inversión de 106 millones de dólares, para sustituir la importación de aditivos para gasolina o diésel. Este carburante ya está en el mercado boliviano.

Con ventajas

Decreto

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, afirmó que las condiciones para los productores serán favorables porque les dará un mejor precio de exportación e incentivo a la producción de nuevos cultivos de soya. Para ello, se va a autorizar el uso de la biotecnología a través de la firma de un decreto supremo que será emitido en los siguientes días, informó Sánchez.

Punto de Vista

Gonzalo Colque Director de la Fundación Tierra

El acuerdo no tiene racionalidad

Es una medida que no tiene racionalidad económica ni sostenibilidad ambiental. En lo económico, porque el objetivo mayor es dejar de gastar el subsidio que alcanza a alrededor de 400 millones de dólares que eroga el Gobierno. El problema es que se produce soya con diésel subvencionado y ahora esa soya irá a la producción de biodiésel. Es un círculo económico vicioso que no genera dinamismo económico ni excedentes. El objetivo es disminuir el subsidio.

En términos ambientales, significa una mayor deforestación y nosotros calculamos que será entre 300 mil a 500 mil hectáreas para sustituir el 20% que importamos. Ese es el costo ambiental, y si se materializa estaríamos hablando de duplicar la tasa anual de deforestación. Esta deforestación se incrementará cada año porque el consumo del diésel irá aumentando; también dependerá de los precios de la soya a nivel internacional.

FUENTE: PAGINA SIETE/BOLIVIA

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido