biodiesel argentino

BIOCOMBUSTIBLES EN ARGENTINA: LA INDUSTRIA LOCAL DE BIODIESEL EN GUARDIA ANTE EL PROTECCIONISMO DE EUROPA

biodiesel union europea

#Biodiesel #Biocombustibles #Bieconomia #Argentina #UnionEuropea #EnergiasRenovables #Carbio #EBB #UE 

Los fabricantes europeos afirman que la Argentina distorsiona los precios al imponer mayores aranceles de exportación a la soja y el aceite que al biodiésel.

Vista aérea de la planta de Louis Dreyfus, en Santa Fe, una de las tantas empresas fabricantes de biodiésel de la Argentina AFP PHOTO / EITAN ABRAMOVICH

La Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO) declaró hoy que “la industria europea de biodiésel nuevamente insta a la Unión Europea (UE) a romper las reglas del comercio global para protegerla de productores extranjeros más eficientes”.

La Comisión Europea del Biodiésel (EBB, en sus siglas en inglés) ha emprendido una campaña particularmente agresiva con la Comisión y los Estados miembros de la UE que afirman que la Argentina distorsiona los precios de exportación de su biodiésel al imponer un impuesto a la exportación más alto sobre la soja y el aceite de soja que sobre el biodiésel. Las acusaciones de EBB son injustas y no reconocen compromisos legales ni realidades del mercado.

Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO, la entidad que agrupa a las empresas de biocombustibles.

carbio-biodiesel-argentina

“La Comisión Europea es consciente de que en el presente caso no hay evidencia real de subsidios o daños a la industria europea de biodiésel, y en septiembre optó por no imponer derechos provisionales”, dijo el presidente de CARBIO, Luis Zubizarreta.

Además de ser totalmente infundadas, las críticas de la EBB contra los productores argentinos ignoran su propio entorno de mercado altamente distorsionado y subsidiado.

Los productores de biodiésel en la UE se benefician de un mercado fuertemente regulado que incluye leyes de precios oficiales, con precios máximos de diesel que obligan a los distribuidores a absorber el costo.

Adicionalmente, el biodiésel de la UE se produce principalmente a partir de la colza (el 70% de la colza europea se cultiva solo para la producción de biodiésel), que está muy subvencionada por la Política Agrícola Común de la UE.

Finalmente, la propia UE cobra impuestos diferenciales con un arancel de importación sobre el biodiésel del 6,5% en comparación con un arancel de importación sobre la soja del 0%.

El arancel diferencial de importación de la UE, que ofrece protección explícita a la industria del biodiésel de la UE, es más del doble que el de Argentina para los mismos productos.

Aún más: los Estados miembros de la UE ofrecen numerosos esquemas de incentivos nacionales a los productores europeos de biodiésel. Por ejemplo, el gobierno polaco recientemente reforzó las distorsiones en su mercado interno a través de una ley que reduce los requisitos de mezcla cuando se usa biodiésel producido en Polonia.

“La transición de Europa hacia una economía más ecológica, así como la de sus consumidores e industria, se beneficiarán de la posibilidad de importar biocombustibles de origen sostenible a precios competitivos. Otro conjunto de derechos ilegales solo distorsionará aún más el mercado europeo y desvirtuará los incentivos para los inversores y consumidores. CARBIO, por lo tanto, sigue confiando en que la UE estará a la altura de sus creencias declaradas de apoyar el medio ambiente, las instituciones internacionales y el comercio justo y basado en normas,” agregó Zubizarreta.

El Presidente de CARBIO concluyó: “Creemos que hay muchas oportunidades para que los productores de biodiésel tanto argentinos como europeos sigan abasteciendo al mercado de la UE, y que entreguen productos de alta calidad a los consumidores de la UE”.

CARBIO critica el intento del EBB de volver a burlar las reglas comerciales globales al considerar los impuestos a la exportación como un tipo de subsidio, incluso si el uso de los derechos de exportación está explícitamente permitido por los Acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Los impuestos a la exportación no son más que otro impuesto, incluyendo los impuestos diferenciados que cobra la UE.

Además, para los países en desarrollo con grandes sectores de productos básicos, los impuestos a la exportación son un medio importante de ingresos y mucho más fáciles de controlar y recaudar que los impuestos a la renta. Alrededor del 40% de los miembros de la OMC utilizan impuestos a la exportación en cierta medida.

FUENTE: DIARIO CLARIN/ARGENTINA/CLARIN RURAL

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido