agroindustria argentina

Industrial cordobés: “En vez del balanceado ahora exportamos a Chile el maíz y la soja desactivada”

expeller de soja chile argentina biodiesel

#Balanceado #Indec #Cordoba #Chile #Argentina #Agroindustria #Biodiesel #Soja 

Los datos del INDEC son contundentes: de un promedio de 42.000 toneladas de alimentos balanceados que mensualmente la Argentina le exportaba a Chile en los dos primeros cuatrimestres de 2015 hemos pasado a un promedio de 1.700 toneladas, es decir un 95% menos, en el mismo periodo pero de 2017.

Un empresario industrial cordobés da cuenta de su situación: “Comenzamos a exportar a Chile en 2006 nuestros alimentos balanceados y lo hicimos en forma ininterrumpida hasta el año pasado. Manejábamos un promedio mensual de 10.000 toneladas y teníamos la expectativa de crecer a 20.000. Hoy, lamentablemente, estamos exportando el maíz por un lado y la soja desactivada por el otro, es decir las materias primas que antes industrializábamos”.

El gráfico que ofrece el INDEC, para la posición arancelaria 2309.9010 (Piensos compuestos completos) muestra una exportación activa hasta marzo de 2016, momento a partir del cual se reduce a una mínima expresión.

La razón hay que buscarla en el cambio normativo, que impuso un arancel aduanero de 25% para la exportación de alimento balanceado que contuviera más del 30% de soja en su composición. La intención oficial fue evitar maniobras elusivas para exportar mezclas físicas de harina de soja con mínimo porcentaje de maíz, y de esa forma eludir el canon que tributa la harina proteica a la hora de exportarse.

Sin embargo, como suele ocurrir, terminaron pagando justos por pecadores. “La realidad es que cuando le aplicás el 25% de retención a una bolsa de balanceado se lo estás aplicando no solo a la harina o al maíz, sino a la bolsa, a los salarios pagados, a la energía consumida, a los costos fijos, etcétera. Entonces ocurre que hoy para poder seguir exportando terminás cargando maíz por un lado, con cero retención y soja desactivada, con el 30%, por el otro. Una lástima porque así reprimarizamos las exportaciones”, sostiene este industrial.

A pesar de no ser un gran productor de cereales y oleaginosas, Chile posee una competitiva industria cárnica que ha logrado durante 2016 exportar más de 170.000 toneladas de productos porcinos (la Argentina prácticamente no exporta) y más de 140.000 de productos aviares (en los últimos años la Argentina cayó a 180.000 toneladas). Para ello importa los granos, pero también importaba alimentos balanceados a industriales del centro oeste argentino, como los que le proveía la industria cordobesa contactada.

Para la fuente local el problema es que el mercado interno no está compensando la pérdida del externo. “Pensá en la magnitud de una inversión para un feedlot o un criadero de cerdos; y eso te deja un 8% con toda la furia, contra el 27 que ofrecen las Lebacs. El mercado interno no se reactivó todavía”, agrega.

JAVIER PRECIADO PATIÑO

Ingeniero agrónomo UBA, profesor invitado en la Maestría de Agronegocios de la U. Austral. Director Periodístico de Infocampo. Socio fundador de RIA Consultores

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido