BIOTURBOSINA

Bioturbosina a partir de Jatropha Curcas en México

Buscan empresas que se interesen en crear bioturbosina.Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) explora el apoyo de la iniciativa privada para la creación de una planta en México que haga posible la conversión del aceite de Jatropha curcas en el biocombustible.  

Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) está en busca del apoyo de la iniciativa privada para la creación de una planta en México, que haga posible la conversión del aceite de Jatropha curcas en bioturbosina, pues hoy en día no existe ninguna en el país. Para un proyecto de esta naturaleza se requeriría de alrededor de 200 millones de dólares.

El director general de ASA, Gilberto López Meyer, encabezó la firma de convenio con el gobierno del estado denominado “Plan de Vuelo Morelos”, con el fin de promover la producción de dicha planta, a partir de la cual es posible obtener el biocombustible. En entrevista, explicó que se trata de un primer paso, para alcanzar la meta de sustituir gradualmente, cierto porcentaje del combustible que se usa para la aviación.

Indicó que en el corto plazo comenzarán en el 2015, con aproximadamente uno por ciento de las necesidades, con el propósito de ir cubriendo la meta de llegar al año 2050 con un 50% de consumo con biocombustible. “Es un proyecto muy ambicioso y de largo plazo, pero por alguna parte hay que comenzar, por eso para nosotros es importante este acuerdo con Morelos”, expresó al exponer que en primera instancia se requiere de la producción de dicha planta.

Destacó que México ha tenido logros importantes en este rubro, al recordar que desde el 2011 se realizan vuelos con bioturbosina para probar el concepto. Hizo notar que este país fue el primero en el mundo en realizar un vuelo de larga distancia tras-oceánico (de México a Madrid, con un avión de Aeroméxico), lo que nos colocó en la escena internacional.

Pero, recalcó que se trata de un tema interinstitucional, puesto que ese objetivo no se puede lograr con una sola institución o sector, de ahí, consideró la importancia de la disposición del gobierno de Morelos de colaborar con el gobierno federal.   Refirió que hay otras entidades del país, donde se ha puesto de manifiesto interés y compromiso, como Chiapas, Hidalgo Yucatán, Sinaloa, Veracruz y en Puebla.

Opinó que Morelos tiene como ventaja sus condiciones climatológicas y geográficas que lo colocan como un caso excepcional de viabilidad, por ello la apuesta a generar toda una cadena.

Gilberto López Meyes informó que ASA calcula que en todo el país existen ente 50 mil y 100 mil hectáreas de jatropha ya sembradas, pero las superficies están diseminadas o fraccionadas por todo el territorio nacional.

El funcionario federal hizo notar que desde el año 2010 y 2011 se ha impulsado este proyecto de avance hacia los biocombustibles, pero el principal obstáculo fue la falta de materia prima, por lo que ahora se busca promover este cultivo y cubrir otros aspectos como la infraestructura en bio-refinación y una legislación adecuada.

Mencionó que la capacidad de extracción de aceite está sobrada en el país, ya que se puede utilizar las que ya existen para extraer otros aceites de diferentes tipos de planta.

En el caso de la transformación del aceite a turbosina o biocombustible de aviación, en particular en México, no existe ninguna planta que tenga esa capacidad, pues sí hay plantas que convierten el aceite de jatropha en biodisel, pero no de bioturbocina o biocombustible de aviación.

Por ello, dio a conocer que ya se busca con la iniciativa privada y con otras instituciones consolidar esta parte del proyecto en la bioindustria, pues se requiere de una inversión de alrededor de 200 millones de dólares.

La representante de la Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología, Brenda Valderrama Blanco, explicó que Morelos puede aportar propuestas por la labor que se realiza en investigación y desarrollo tecnológico.

Recordó que desde hace más de un año, hay equipos de investigación que han trabajado en obtención de una planta de jatropha no tóxica, a través de una red de innovación con núcleos de investigación de instituciones tales como el Centro de Ciencias Genómicas, el Instituto de Energías Renovables, el Instituto de Biotecnología de la UNAM, el Centro de Desarrollo de Productos Bióticos del Instituto Politécnico  Nacional, el Instituto de Investigaciones Eléctricas, el Centro de Investigación en Ingeniería Aplicada de la Universidad del estado, así como el Instituto de Investigaciones Agrícolas, Forestales y Pecuarias, entre otros.

Detalló que para Morelos, se proyecta aumentar de mil hectáreas sembradas actualmente a tres mil por año, lo que significa 12 mil en cuatro años, con cultivos a nivel de la cuenca del río Balsas, lo que significaría un crecimiento y una superficie de alrededor de 120 mil hectáreas.

Indicó que de alcanzar esta meta de producción de Jatropha curcas no tóxica se podría obtener al cuarto año mil 500 toneladas diarias de semillas descascaradas, lo que equivale a 820 mil litros de bioturbosina diarios con un valor en el mercado internacional superior a seis millones de dólares. Sería posible, según estos cálculos, aportar hasta un 5% de la demanda nacional de la mezcla de combustible.

Añadió que ya hay recursos por 120 millones de pesos, destinados a desarrollar un paquete tecnológico que permita impulsar esta cadena de producción de semillas a 120 mil hectáreas, con aportación de ASA y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

AEROPUERTO MARIANO MATAMOROS  

En otro orden de ideas, en entrevista, el director general de ASA, señaló que el Aeropuerto Mariano Matamoros de Morelos cuenta con todos los requisitos técnicos para dar servicio a vuelos a cualquier punto del país y también algunos internacionales, como a Estados Unidos, el sur de Canadá o Centroamérica.

Consideró que uno de los factores por los que no ha tenido la detonación esta terminal, fue el cierre de algunas aerolíneas que operaban en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pues tan sólo Mexicana dejó libre alrededor del 50 por ciento del mercado, por lo que las aerolíneas buscaron ocupar ese espacio.

Comentó que de acuerdo con las cifras más recientes, el AICM ya está casi cubierto en su totalidad, por lo que estimó que en dos o tres años, tomarán mayor mercado los aeropuertos periféricos al Distrito Federal como el de Cuernavaca y Toluca, el de Querétaro y Puebla.

Lo que se requiere, consideró, es combinar estrategias de promoción, para lograr que el aeropuerto sea atractivo para los viajeros potenciales.

Dejó claro que jamás podría haber vuelos trasatlánticos, pero insistió en que las condiciones técnicas con las que cuenta hoy en día el aeropuerto de Xochitepec, son las ideales para vuelos cortos de cuatro o cinco horas con naves de cierta capacidad, como por ejemplo los Boing 737, entre otras.

Sociedad Tlaulli Rocio Preciado Bahena

FUENTE: LA UNION MEXICO

1 Comment

1 Comment

  1. ivan ernesto muñoz f.

    julio 2, 2014 at 10:46 am

    es un tema que me interesa puesto que queremos incurcionar en el proceso de producción de materia prima .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido