biocombustibles

Biocombustibles en Argentina, un sindicato se metió en la guerra del biodiesel

“Si algún transporte con biocombustibles procedente de Renova, Dreyfus o cualquier otra agroexportadora quiere ingresar a una planta refinadora de petróleo, este sindicato se lo va a impedir”, anunció Rubén Pérez, secretario del sindicato del Petróleo, Gas y Biocombustibles de San Lorenzo. Sin embargo, el gremialista aún no confirmó cuándo comenzará a regir la medida.

Es que el sindicato del Petróleo, Gas y Biocombustibles de San Lorenzo resolvió impedir el ingreso de camiones con biocombustibles procedentes de las denominadas empresas integradas.

La mención de Pérez se refiere al difícil momento por el que atraviesan las pymes productoras de biodiesel, a las que, de acuerdo a lo dicho por el empresariado, el actual precio impuesto por el gobierno “no alcanza ni para pagar los costos”.

De acuerdo a las normativas vigentes, las pymes se dedicarían al abastecimiento del mercado interno (para asegurar el corte de gas oil) y las denominadas integradas (aquellas que refinan el aceite, materia prima del biocombustibles, y lo convierten en biodiesel) se dedicarían íntegramente a la exportación.

Claro que, desde hace alrededor de un año, el cuadro de situación varió rotundamente respecto al momento en que se fijó aquel acuerdo.

Para las integradas, no solo se cerró la exportación de biodiésel con destino a la Unión Europea (principalísimo adquirente de los productos nativos), sino que el valor del aceite de soja cayó por el piso. Ello, sumada a la excesiva capacidad ociosa instalada en la mayoría de las plantas aceiteras (tanto para la refinación de aceite como de biocombustibles) impulsó a dichas industrias a colocar el producto “donde sea”.

Aunque ninguna petrolera admitió, hasta el momento, que la procedente del biodiésel que utilizan para el corte del gas oil provenga de las integradas, el sindicato lo da por hecho.   “Aunque no se pueda, estas grandes industrias lo proveen. Nosotros no dejaremos que entre un solo camión, se van a tener que pegar la vuelta así como vinieron. Si quieren biodiésel, que lo compren a las pymes”, enfatizó Pérez.

Por último, volvió a reafirmar su teoría por la que vincula la existencia de “alguna mano negra”.   “Es imposible que Kicillof (por Axel, el titular del Ministerio de Economía de la Nación) no conciba que el precio de la tonelada del biodiesel, estipulado para las pymes, esté casi por debajo de su costo. Me parece que acá hay un entuerto muy grande para que las grandes productoras, las integradas, se terminen beneficiando”, concluyó.

FUENTE: PUNTO BIZ/SL

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido