etanol

EE.UU. saca ventaja a Brasil en los mercados internacionales de etanol

Por Ben Lefebvre e Ian Berry/HOUSTON— La escalada de la demanda global, un dólar débil y una producción interna récord les están dando una ventaja creciente a los fabricantes de etanol de Estados Unidos por sobre los de Brasil en mercados de exportación de este aditivo para el combustible.

Mientras los productores estadounidenses buscan compradores fuera de su mercado local, la demanda interna cada vez mayor de Brasil retiene más etanol en el país. El desequilibrio ha ayudado al etanol estadounidense a base de maíz a quedarse con una parte cada vez mayor del mercado mundial, lo que ha impulsado las ganancias de compañías como Archer Daniels Midland Co.

“Todo lo que se exportaba de Brasil ahora se está enviando desde EE.UU.”, observó Marc Van Driessche, gerente comercial de la empresa de comercio internacional de biocombustibles Greendiesel Trading.

Las exportaciones estadounidenses de etanol se han triplicado en el último año, con una previsión de 1.325 millones de litros en 2010 desde 428 millones en 2009, y los destinos principales son Canadá, el noreste de Europa y Brasil, de acuerdo a la Asociación de Combustibles Renovables, una agrupación comercial de EE.UU.

Brasil, que produce etanol mayormente de caña de azúcar, todavía supera a EE.UU. en exportaciones de etanol, pero su liderazgo se ha reducido. Brasil exportó 1.900 millones de litros de etanol en 2010, 61% menos que los 4.921 millones de 2009, según confirmó la asociación.

 El camino diferente de las exportaciones estadounidenses y brasileñas se debe en gran medida a la creciente debilidad del dólar frente al real, que les da a los exportadores mayor poder adquisitivo en EE.UU. El jueves, un dólar compraba 1,67 reales, una caída de 39% desde el inicio de 2009. Otro factor es el repunte de los precios del azúcar, que desvía una pequeña cantidad de los cultivos de caña de la producción de etanol en algunas instalaciones.

Los cambios que están en marcha en el mercado interno de etanol de EE.UU. y Brasil también contribuyen.

En EE.UU., los productores de etanol están luchando para aumentar las ventas, incluso cuando la producción está en auge. La industria ha peleado de forma enérgica para incrementar la cantidad de etanol contenido en un galón (3,78 litros) de combustible de mezcla que se vende en gasolineras.

En enero, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. permitió que los vehículos fabricados después de 2001 usaran E15, que es 85% gasolina y 15% etanol. Eso significa un aumento frente a 10% de mezcla permitida. Pero cuando los fabricantes de automóviles amenazan con suspender las garantías de motores y las refinerías se niegan a vender la mezcla superior, los fabricantes de etanol acuden al extranjero para vender los crecientes suministros.

Mientras tanto, la economía en ascenso de Brasil genera demanda de automóviles de pasajeros, que funcionan con mezclas de etanol mayores que en EE.UU. La producción automotriz en el país de América del Sur alcanzó un récord en 2010, mientras las ventas llegaron a cerca de 245.000 vehículos en enero, casi 15% más respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de Anfavea, asociación brasileña de automotrices.

El aumento de la demanda de etanol en Brasil ha rebasado el suministro propio, por lo que redujo las exportaciones nacionales de biocarburantes e incluso requiere importar desde EE.UU., afirmó Adhemar Altieri, portavoz de Unica, la asociación comercial de caña de azúcar y etanol de Brasil.

Las exportaciones de etanol puro de EE.UU. no reúnen los requisitos necesarios para obtener una exención fiscal de 45 centavos por galón que el gobierno federal ofrece a las refinerías. Pero la producción subsidiada con el crédito tributario va cada vez más a los países europeos en forma de E90, que es 90% etanol y 10% gasolina, y que permite a los comerciantes mezclar la cantidad mínima de gasolina, recibir la ayuda fiscal y vender el combustible a Europa con descuento. Los expertos de la industria en EE.UU. y Europa describen el E90 como un mercado boutique, que recientemente creció a casi 19 millones de litros en exportaciones mensuales.

La exportación de etanol debilita el argumento popular de que el aditivo de combustible aumenta la independencia energética en EE.UU., reconoció Jeff Lautt, vicepresidente ejecutivo de operaciones corporativas para POET, el mayor productor de etanol del mundo. Añadió que preferiría que el mercado estadounidense permitiese un mayor uso interno frente a la creciente demanda de exportación.

“No tiene sentido estar exportando”, puntualizó Lautt. “Esto está realmente impulsado por el hecho de que tenemos estas limitaciones del mercado”.

El ejecutivo prevé que las ventajas que EE.UU. tiene sobre Brasil continúen “en un futuro inmediato”.

Pero Richard Lobb, portavoz del Consejo Nacional del Pollo, una de las muchas asociaciones comerciales de productores de carne que se oponen al etanol porque aumenta los costos de alimentación de animales, dijo que el verdadero motivo de las exportaciones es que en el mercado han entrado demasiados los productores en busca de “dinero fácil”.

“La razón por la que el etanol está disponible para la exportación es que el sector está sobredimensionado”, aseveró.

FUENTE: THE WALL STREET JOURNAL

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido