BIODIESEL EN ARGENTINA

Biodiésel argentino a todo vapor

plantas de biodiesel fernando lopez king

#Biodiesel #Argentina El año pasado nuestro país incrementó 50% la producción de #biodiésel.Nuestro país es el cuarto productor mundial de biodiésel, cubriendo el 9% del #mercado, habiendo aumentado durante 2016 un 50% respecto a lo producido en 2015, alcanzando las 2,7 millones de toneladas, según lo hizo conocer la Cámara Argentina de #Biocombustibles. De tal manera, la Argentina queda detrás de Estados Unidos, #Alemania y #Brasil, que en ese orden son los principales productores del mundo, el cual tiene un mercado internacional de 30 millones de toneladas, habiendo subido 3 puntos con relación a 2015.#Fotografía Fernando López King

Se trata sin dudas de una perspectiva más que interesante para nuestro país, por la forma en que va evolucionando favorablemente esta producción, cuyo futuro es muy positivo.

En cuanto al mercado interno de biodiésel se ubica en torno a 1,1 millón de toneladas, habiéndose incrementado en el corte obligatorio del gasoil, que llega al 10%, el cual es un valor similar al utilizado en Malasia, mientras que en Tailandia y Brasil es del 7%, liderando Indonesia con 15%.

Se trata de un mercado que ha sufrido numerosos vaivenes en pocos años, pues aquí en Argentina tuvo un crecimiento muy importante, al punto de ser en algún momento el primer exportador del mundo, hasta que en 2012 la Unión Europea, que recibía el 90% de los envíos argentinos, dispuso la aplicación de aranceles por supuestas prácticas de dumping, -práctica comercial que consiste en vender un producto por debajo de su precio normal, o incluso por debajo de su costo de producción, con el fin inmediato de ir eliminando las empresas competidoras y apoderarse del mercado, provocando de tal forma el cierre de tales ventas al exterior.

Luego de la decisión de la Unión Europea, nuestro país debió salir al mundo en la búsqueda de nuevos mercados, obteniéndose una penetración muy positiva en los Estados Unidos, país que se convirtió en el principal destino de las exportaciones del año pasado.

Pero además, otra buena noticia para el sector, fue que la Organización Mundial de Comercio hizo lugar al reclamo argentino contra la Unión Europea por los aranceles impuestos, lo cual significa que las ventas de biodiésel a países de ese bloque es probable que se reanuden en el segundo semestre del presente año.

Todo lo expresado no hace otra cosa que fortalecer las posibilidades futuras de la Argentina en cuanto a las exportaciones de biodiésel, ya que además de los ventas a los Estados Unidos se agregarán a la Unión Europea, todo lo cual impactará en el aumento de nuestra producción, lo que no será ningún problema lograrlo ya que la capacidad de producción argentina es de 4,5 millones de toneladas, un 40% de la actual producción de 2,7 millones de toneladas anuales.

Las plantas productoras más eficientes se encuentran instaladas en el Gran Rosario, pudiéndose citar a Renova (Vicentín, Glencore y Molinos), Terminal 6 (Bunge y Aceitera General Deheza), Cargill, Dreyfus, Unitec Bio (Eurnakian) y Patagonia.
También Perú, otro de los destinos del biodiésel argentino, impuso medidas arancelarias por presunto dumping, aunque se confía en resolverlo favorablemente como se logró con la Unión Europea. El país latinoamericano es un comprador considerable habiendo comprado en promedio 195.000 toneladas anuales, por 147 millones de dólares.

De acuerdo con apreciaciones de la Cámara que agrupa a los productores, este récord de producción en 2016 pudo alcanzarse merced al apoyo oficial sobre el consumo del biodiésel tanto en el transporte público de pasajeros como en la generación de energía eléctrica.

Para la obtención de los biocarburantes se pueden utilizar especies de uso agrícola tales como el maíz o la mandioca, ricas en carbohidratos, o plantas oleaginosas como la soja, girasol y palmeras. También se pueden emplear especies forestales como el eucalipto y los pinos. Al utilizar estos materiales se reduce considerablemente el dióxido de carbono que es enviado a la atmósfera terrestre ya que estos materiales lo van absorbiendo a medida que se van desarrollando, mientras que emiten una cantidad similar que los carburantes convencionales en el momento de la combustión.

Fuente: Diario La Opinión

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido