biocombustibles

Santa Fe:se puso en marcha el Programa de Biocombustibles de la UNL

unlSe presentó el Programa de Biocombustibles y energías alternativas de la UNL. La reunión se llevó a cabo en el Parque Tecnológico y participaron funcionarios e investigadores de la UNL, del gobierno de la provincia y de entidades vinculadas al sector productivo. Se busca generar un polo de desarrollo productivo sustentable en la región.

Con el objetivo de consolidar las acciones emprendidas por la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en las líneas de investigación y transferencia al sector socioproductivo relacionadas con la producción de biocombustibles, esta mañana se llevó a cabo una reunión de trabajo y presentación del Programa de Biocombustibles y energías alternativas renovables de la UNL en el Parque Tecnológico Litoral Centro (PTLC).

Estuvieron presentes por la Universidad el rector Mario Barletta; decanos de las facultades de Ingeniería Química (FIQ) Alberto Castro, de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH) Mario Schreider, de Ciencias Agrarias (FCA) Luis Rista, de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) Miguel Irigoyen; el Secretario de Vinculación Tecnológica y Desarrollo Productivo Eduardo Matozo y los investigadores de la FIQ Carlos Querini, Román Buitrago, Eduardo Gropelli, Miguel Baltanás (INTEC), Alberto Cardona (CIMEC), Hugo Arrillaga (FCE), entre otros.

Por parte del gobierno provincial participaron de la reunión la Subsecretaria de Ciencia y Tecnología de la Provincia Isabel Mac Donald, el Ing. Miguel Ángel Urquía representante del gobierno provincial encargado del enlace con los demás sectores privados en el tema; por el Parque Tecnológico Litoral Centro (PTLC) su director Alberto Cassano, el director del CERIDE Enrique Salomone, por la Unión Industrial de Santa Fe Norberto Velazco y un representante del Centro Industria, Comercio y Afincados de Esperanza (CIACE).

“El contexto en este momento es favorable -afirmó Barletta- ya que el estado nacional ha dictado una ley, el estado provincial también. El decreto reglamentario del gobernador Obeid da pie para que toda la capacidad instalada que ya tiene más de 20 años en nuestra institución universitaria en la formación de recursos humanos, en la capacidad científica, en el equipamiento y fundamentalmente en las muy valiosas experiencias con el sector privado hagan que la universidad genere una oportunidad para apuntalar el desarrollo en biocombustibles y otras energías alternativas”.

El programa

El objetivo general del programa es articular y consolidar las acciones emprendidas por la UNL en las diferentes líneas de investigación y transferencia al sector socio productivo relacionadas con la producción de biocombustibles y energías alternativas renovables y poner en marcha nuevas líneas de acción como respuesta inmediata al escenario actual que se presenta en la materia, con especial cuidado en el medio ambiente y la generación de nuevas fuentes de empleo.

“El programa concreto son el financiamiento a proyectos de investigación y a proyectos de cambio de escala, esto es desarrollos tecnológicos que tienen una buena instancia en el marco del laboratorio y necesitan un financiamiento para que pueda ser aprovechado por el sector empresarial”, sostuvo Barletta.

La iniciativa busca hacer un aporte a mediano y largo plazo, un espacio de trabajo del sector académico científico con el sector gubernamental y con el sector empresarial, para según las palabras de Barletta “generar un proyecto integrado, con todas las líneas de trabajo, ya sea biodiesel, biogas, energía solar, hidrógeno, biomasa y que incluya por supuesto aspectos ambientales, económicos y sociales”.

Trabajo conjunto entre diferentes sectores

Asimismo el rector confirmó un diálogo mantenido con el gobernador Jorge Obeid a fines de comenzar a trabajar en la concepción de un foro compuesto por académicos, empresarios y el sector gubernamental “a los fines de generar una instancia permanente que haga posible el aprovechamiento de las potencialidades pero que también analicemos algunas debilidades”, e insistió en la oportunidad de que no sólo el país sino también la provincia de Santa Fe y la ciudad “encuentren en el desarrollo de los biocombustibles y energías alternativas una posibilidad de crecimiento económico y de empleo”.

Barletta también remarcó que un aspecto importante del decreto reglamentario del gobierno provincial es que establece dos consideraciones: “Por un lado promover ventajas fiscales tanto en créditos de financiamiento como en exención impositiva y por otro lado el decreto establece con claridad la necesidad de aprovechar la capacidad instalada de las universidades”.

Por su parte, el Ing. Urquía reconoció que en el ámbito de la universidad “no tengo duda que con los estudios, con la excelencia que se cuenta en Santa Fe, vamos a ser pioneros en el país porque llevamos muchos años adelante”. Sin embargo destacó que también hay que tener en cuenta la evaluación de los proyecto, “determinar cuál es la escala mínima que hace perdurable un proyecto en el tiempo y recién ahí tiene que venir toda la apoyatura que se necesita”.

Asimismo, Barletta recalcó la necesidad de no sólo trabajar en términos de la escala de los proyectos sino también en términos de actividad económica y ambientales, desde las diferentes miradas y disciplinas que la universidad tiene.

Transferencia tecnológica

La UNL no sólo ha desarrollado investigación en el tema de las energías alternativas renovables, sino que también tiene una amplia trayectoria en transferir esos conocimientos a empresas de la región transformando esta capacidad en una ventaja competitiva para el desarrollo sustentable.

El Dr. Carlos Querini remarcó que en relación al biodiesel lograron implementar la parte de control de calidad “que no es menor, ya que en Argentina es un problema muy serio y la demanda es enorme”, ejemplificando que en el día de ayer recibió una llamada de Estados Unidos pidiendo el control de calidad de un producto, al no haber en Argentina muchos laboratorios que hayan despertado la confianza para hacerlo.

Por su parte, el investigador Román Buitrago destacó la necesidad de que las investigaciones se adecuen al contexto en el cual están insertas, respondiendo a demandas puntuales de la región y del país y la necesidad de una voluntad política que permita mantener los proyectos en el tiempo. En este sentido, Querini añadió que actualmente hay una demanda real en el tema de biocombustibles, específicamente en el tema de biodiesel, que la conexión con el sector productivo en este caso ya está establecida y que hay una demanda real en lo que se refiere no sólo al control de calidad sino también en la parte de desarrollo de tecnologías. “Se han exportado plantas -ejemplificó Querini- hay cotizaciones a Venezuela, España, Brasil, se está construyendo una planta para Estados Unidos; en formación de recursos humanos hemos atendido empresas no sólo nacionales, tuvimos gente de Brasil, de Paraguay en nuestro laboratorio”.
“Por eso la necesidad de completar el equipamiento para poder dar respuestas al desarrollo de procesos, al control de calidad y de ajustes”, añadió el investigador de la FIQ.
Prensa Institucional UNL

Fuente: www.santafeciudad.com

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido