biodiesel

Sigue el avance de los biocombustibles.

Los commodities agrícolas siguen con precios internacionales altos impulsados por la demanda de los biocombustibles, que ya se extiende hacia otros mercados como el asiático. “Lo que empezó primero con agregados al gasoil a partir de la colza en Europa y siguió con etanol en EE.UU., hoy se expande al aceite de palma en Asia, donde la demanda ya supera a la oferta. La industria tiene vendido todo lo que producirá en 2007 y los compradores no encuentran quien los abastezca” aseguró Juan Martín Rebolini en una reunión organizada por Agropuerto SA. Por otro lado, ya no se habla de etanol sólo a partir de maíz; actualmente Canadá está consumiendo 700.000 toneladas de trigo para producir alcohol y va a llegar a 2,5 millones el año que viene.

“Esto equivale a un 50% de lo que demanda la molinería argentina”, aseveró el consultor. Al mismo tiempo, la compañía Pioneer está desarrollando un programa para producir metanol a partir de maíz y también apunta a maíces tropicales para la industria del etanol en el norte de Argentina, Brasil y Paraguay.

No obstante, el analista también alertó sobre la aparición de ciertas resistencias a los biocombustibles debido al aumento de precios que generan, que impacta en la industria alimenticia. “Los molinos protestan y señalan que no es posible dejar de alimentar al mundo para producir energía”, apuntó el analista.

Mientras tanto, el precio del trigo sigue mostrando una excepcional firmeza por el fracaso de la cosecha en los principales países productores y exportadores, pero se prevé un aumento importante de la producción en EE.UU. (10%), Ucrania, Rusia e India (15%) en 2007 “que podrían hacer caer las cotizaciones hacia mediados de año”, alertó Rebolini.

El consultor no descarta que a partir de junio de 2007 la situación internacional de precios pueda complicarse por la aparición de la cosecha del Hemisferio Norte.

La recomendación para aquellos productores que deben comercializar la cosecha es tratar de segregar el producto por calidad, que escapa a los controles del Gobierno, y no demorar la venta más allá de marzo-abril si el clima marcha bien en el Hemisferio Norte, porque los mercados se anticiparán a la gran oferta probable.

Si ese escenario se consolida, podría analizarse la posibilidad de vender una parte de la producción del año que viene en el Mercado a Término, que marca US$116 /t para la posición enero de 2008.

Por Carlos Marín Moreno
Fuente: La Nacion

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido