biocombustibles

Biodiesel: Oncativo o Montecristo, sede de una planta para el cupo

Oncativo-soja-biodieselMientras construye su módulo de biodiésel, con el que espera poder vender a Chile, Molyagro participa de un proyecto inversor que planea la construcción de una planta de biocombustibles con una capacidad de 50 mil toneladas al año. Su finalidad será proveer a las petroleras del cupo de biodiésel otorgado por la Nación para realizar el corte obligatorio (cinco por ciento) de los combustibles fósiles a partir del 1° de enero de 2010.

Junto a otras pequeñas y medianas industrias aceiteras de la provincia, como Sojacor (Oncativo), y de Buenos Aires, la empresa de Tancacha integra una sociedad cuya mayoría accionaria (51 por ciento) estará en manos de productores.

“Es posible que en los próximos días ya estemos enviando a la Secretaría de Energía todo el proyecto para que se lo evalúe y, de ser aprobado, se nos otorgue un cupo para abastecer el mercado interno”, adelantó Oscar Gentili, propietario de Molyagro. La Compañía Argentina de Biocombustibles SA (Cabsa), tal la denominación del proyecto, demandará una inversión de alrededor de ocho millones dólares.

Si bien su ubicación en la provincia de Córdoba aún no está definida, las opciones de radicación serían dos: cerca de alguna petrolera o en una zona productora de aceites vegetales.

“Puede ser en Monte Cristo (hay una planta de YPF) o en el cordón Oncativo-Río Tercero, donde está la mayor producción regional de aceites”, precisó Gentili. La provisión de la materia prima es estratégica. Una planta para elaborar 50 mil toneladas al año, como planea construir Cabsa, demanda 150 toneladas diarias de aceite.

Cupos. A partir de las necesidades que impondrá el mercado interno, la ley nacional de biocombustibles prevé que se van a aprobar en todo el país plantas para garantizar un volumen total de 650 mil toneladas anuales de biodiésel y de 250 mil toneladas de etanol. “Como no hay precisiones sobre el tamaño de las plantas se estima que el número oscilará entre 12 y 13 con una capacidad de 50 mil toneladas cada una”, calculó Gentili.

La ley también precisa que tendrán prioridad de cupo aquellas instalaciones que se radiquen en regiones de desarrollo, que no son Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. “Es una forma de fomentar e incentivar la inversión”, explicó el empresario.

Las plantas habilitadas para el cupo tendrán ventajas impositivas, en lo que respecta a la amortización acelerada de las inversiones y la devolución del IVA.

Si bien aún falta la resolución que confirme el otorgamiento, la empresa Bio4, con sede en Río Cuarto obtuvo de la Secretaría de Energía de la Nación la asignación del 25 por ciento del cupo nacional de producción de etanol. La firma Bioetanol Río Cuarto SA ya cuenta entre sus inversores a 19 productores del sur provincial; las expectativas de sus precursores están en llevar el número a 30.

Proyecto Córdoba. A los beneficios dispuestos por la ley nacional, Córdoba le adicionó a la actividad sus propios incentivos, a través de ley provincial sancionada en junio pasado. “Venimos trabajando a nivel de la Cámara de Biocombustibles de Córdoba con el Ministerio de la Producción en un proyecto a cinco años para construir distintas plantas regionales y armar un cluster para que la producción se pueda exportar a través del Pacífico. Sería una forma de denominación de origen”, explicó Gentili, quien además es titular de la cámara provincial de biocombustibles.

Fuente: La Voz del Interior

1 Comment

1 Comment

  1. mario

    marzo 3, 2010 at 9:30 pm

    hola queria saber cual es la diferencia entre el biodiesel y el ultradiesel XXI y entre el euro diesel tambien…
    gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido