biocombustibles

Logros invierte para generar bioenergía

Logros-Biogas-BioenergiaA contramano de la ola de compras que protagonizan los grupos brasileños Friboi y Marfrig, el Frigorífico Río Segundo, de la firma Logros SA, no sólo rechazó ofertas, sino que avanza en un plan para invertir, por lo menos, dos millones de dólares en nuevas instalaciones. 
  Entre los proyectos figura una planta para la producción de biogás, una refinería de grasas y molienda de huesos. “No nos interesa vender. Es cierto que hemos tenido ofertas directas de Marfrig y también nos han testeado desde Friboi a través de terceros. Pero no estamos en venta”, aseguró el presidente de Logros SA, Juan Carlos Grimaldi. En cambio, el empresario –también comanda Vare SA, que explota el frigorífico Pampa– aseguró que avanzan en nuevos proyectos que, en esencia, apuntan a diversificar la producción.

Biogás

Hace un año que la empresa comenzó a analizar la posibilidad de reutilizar los efluentes. “Ahora estamos en la etapa de selección del sistema que usaremos”, comentó José María Roca, el ingeniero agrónomo que coordina el proyecto.

La firma pretende contar con una planta que le permita separar sólidos y generar el barro en el que fermenta el metano para producir biogás. Las estimaciones preliminares indican que estarían en condiciones de generar bioenergía equivalente al consumo fueloil que tiene el frigorífico (45 mil kilos mensuales).

De esa forma, el biogás se podrá utilizar para autoconsumo o para generar energía eléctrica. La inversión (un millón de dólares en una primera etapa) no sólo se amortizará por la reducción de costos y la autogeneración de energía. El proyecto tiene todas las condiciones para ser certificado como potencial generador de bonos de carbono.

“El plan de los bonos es de 19 años. Si tomamos la cotización del último semestre, estamos hablando de un negocio total de dos millones de euros”, reveló Roca.

Subproductos

El otro eslabón que motoriza Logros es el aprovechamiento integral de los subproductos. Grimaldi confía en que antes de junio próximo estará en marcha una refinería de grasas y una molienda de huesos, estructuras que demandarán otro millón de dólares.

Las grasas son utilizadas para jabones y en la industria de la alimentación, mientras que los huesos molidos generan harina de carne, que se usa como agregado proteico en alimentos balanceados.

Pero también hay otras “rarezas”. La empresa acaba de enviar una muestra de los primeros dos metros de intestino delgado para el laboratorio Roche en Alemania. También exporta globos oculares a Rusia (usarían sólo la retina) y hay interés por la comercialización de cartílagos. Además, la firma procesa sangre para obtener hemoglobina, albúmina, glucosa, plasma y suero (para vacuna antiaftosa).
Fuente: La Gaceta del Puerto

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido