biodiesel

ALEMANIA, FORRAJE CONTAMINADO EN GRANJAS

Gallinas, las primeras sacrificadas. La fiscalía alemana abrió investigación contra un fabricante de forraje del norte del país bajo sospecha de haber causado la peligrosa contaminación con dioxina de aves y productos animales. 

En concreto se cree que la empresa investigada empleó durante años ácido graso de la producción de biodiesel, un producto utilizado generalmente como lubricante, en la fabricación de alimentos para animales.

La propia compañía, Harles & Jentzsch, de la localidad germana de Uetersen, en el Estado de Schleswig-Holstein, descubrió en controles de rutina los piensos contaminados con ácido graso suministrado, supuestamente por una empresa holandesa, como la misma compañía afirma. De otros Estados empero, se reportan informaciones divergentes sobre el origen de la dioxina. 

Ocho mil gallinas, las primeras víctimas.Las autoridades dispusieron el cierre preventivo.Un laboratorio veterinario de Stuttgart examina purebas de harinas con residuos de dioxina. de granjas y empresas criadoras de pollos, pavos, gallinas y cerdos en varios Estados federados, unas mil de las 50.000 de Baja Sajonia. En Renania-Westfalia se sacrificaron 8.000 gallinas ponedoras que habían recibido piensos contaminados.

El ministerio alemán de Agricultura estudia tomar medidas y se ha convocado una comisión parlamentaria para analizar lo ocurrido. Los responsables de Sanidad afirmaron que no existe peligro para la salud de los consumidores.

“De momento vamos a parar todo. La protección del consumidor es lo primero”, subrayó en Hannover un portavoz del Ministerio de Salud de Baja Sajonia.

Animales ya habían sido vendidos… 

También en Sajonia, en el Este, se aislaron varias fábricas, mientras que en la vecina Turingia se detectaron 52 toneladas de pienso contaminado con dioxina en una granja porcina.

Los animales criados en ellas ya habían sido vendidos, lamentó el ministerio de ese “Land” en Erfurt sin facilitar más información. Al parecer y según las informaciones disponibles hasta ahora, la dioxina proviene de un productor de biodiesel de palma, soja, y aceite de colza de la localidad de Emden, en Baja Sajonia. 

Fue él quien le vendió el ácido graso al productor de piensos Harles & Jentzsch, del estado federado de Schleswig-Holstein, que fabricó toneladas de alimentos para animales con ello. 

¿120.000 huevos contaminados y consumidos? 

El consumo de alimentos contaminados con dioxina también puede ser dañino para los bebés. Mientras, en Renania-Westfalia, también en el oeste de Alemania, se sacrificaron 8.000 gallinas ponedoras que habían recibido piensos contaminados. De acuerdo con las primeras estimaciones, unos 120.000 huevos provenientes de esa granja, que fue cerrada el 23 de diciembre, ya fueron vendidos en el mercado. 

Al menos 14 granjas de ese “Land” y unas 20 de Baja Sajonia tienen prohibido vender carne o huevos. Las fiscalías correspondientes están analizando el caso, mientras que los expertos siguen practicando análisis de alimentos y animales contaminados. 

El fin de semana pasado se practicaron un centenar de pruebas en varias granjas pero los resultados no estarán listos hasta principios de la próxima semana. 

Autor: José Ospina-Valencia /dpa/afp

Editora: Emilia Rojas

FUENTE: DW WORLD

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido