biodiesel

LA PETROLERA PLUSPETROL SE INTERESA EN LA PRODUCCION DE BIOCOMBUSTIBLES Y EL GRUPO LUCCI NEGOCIA CON RENOVA

Pluspetrol quiere entrar en los biocombustibles y Lucci negocia con un poderoso grupo para Frías.

La petrolera quiere aumentar su capacidad de generación en El Bracho, pero también pretende avanzar sobre el biodiesel y el bioetanol. Renova puede hacer pie en la planta de biodiesel del Grupo Lucci.

Crece el interés de grandes petroleras y fabricantes de energía por ingresar en el negocio de la producción de etanol para mezclar en las naftas y en la elaboración de biodiesel.

A todas las petroleras les interesa no quedarse atrás en el creciente sector de biocombustibles. A ninguna le gusta que los ingenios de Tucumán, Salta y Jujuy le muerdan una parte del mercado.

Es el caso de Pluspetrol, que maneja en Tucumán la poderosa central termoeléctrica de El Bracho, en la que produce electricidad a partir del gas.
Además de incrementar nuevamente su capacidad de generación, ahí mismo planifica la instalación de plantas elaboradoras de biodiesel y de bioetanol.

ENERGÍA DUPLICADA

La puesta en servicio comercial de la ampliación de la Central Térmica San Miguel, desde agosto de 2009, hizo que Pluspetrol Energy duplicara la producción de energía en El Bracho, a pocos kilómetros de San Miguel de Tucumán, llegando a una potencia de casi 800 MW.

El Chocón, que abastece a Buenos Aires, tiene una potencia de 1.200 MW.
Con esa obra, Pluspetrol Energy convirtió a El Bracho en uno de los polos energéticos más importantes de la Argentina. Está ubicado entre los primeros 10 productores de energía eléctrica a nivel nacional en cuanto a la capacidad de sus instalaciones.

La planta está compuesta por dos plantas de ciclo combinado: las centrales térmicas Tucumán y San Miguel de Tucumán.

El gas utilizado proviene del Yacimiento Ramos, en el norte Salta, de cuya concesión de explotación participa Pluspetrol Energy. Este gas se conduce por el gasoducto troncal que va del Norte hasta Buenos Aires, y por una derivación, a las plantas de El Bracho.

SOCIEDAD CON TRES GRANDES

El Grupo Lucci conversa para asociarse con la poderosa corporación Renova para manejar y gerenciar la planta de biocombustibles de Frías, AG Energy, inaugurada hace pocos meses, donde la instaló, con una inversión de 90 millones de dólares, cuando no llegó a un acuerdo sobre promoción de inversiones con el gobernador José Alperovich.
Al final, el gobernador santiagueño Gerardo Zamora les ofreció mejores condiciones a los hermanos Daniel y Pablo Lucci.

Renova es una conglomerado empresario en el que participan las compañías Molinos (empresa alimentaria de la familia Perez Companc), que está muy interesada en el negocio de la producción de biodiesel; Oleaginosa Moreno, del grupo suizo Glencore, y la argentina Vicentín. Cada una controla el 33%.
Las tres han convertido a esta empresa en una de las dos mayores exportadoras de biocombustibles del país a partir de un ambicioso plan de inversiones.

Renova encaró la construcción de una nueva planta destinada al procesamiento de porotos de soja en San Lorenzo, provincia de Santa Fe.
Es una obra que demandará un fuerte desembolso de u$s 350 millones.

El emprendimiento contempla también la construcción de un puerto propio que estará destinado a la exportación de granos y de los productos y subproductos derivados de sus actividades de procesamiento.

Luego de varios procesos de ampliación de su capacidad que encararon sus socios en estos últimos tres años, Renova tiene actualmente capacidad para producir 480.000 toneladas de biodiésel -combustible que se elabora a partir del aceite de soja- y también glicerina, en San Lorenzo.

En el negocio del biodiésel también participan otras cerealeras, como Bunge y AGD, e inversores de otros rubros, como Eduardo Eurnekian o el norteamericano Douglas Albrecht. /cronista.com

FUENTE: CONTEXTO

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido