aceite

Aceite comestible para fabricar biodiesel.Piden que lo recolecten los vecinos

La Fundación Biosfera puso a rodar su proyecto. Propone que vecinos y comerciantes acumulen el aceite que desechan de sus cocinas. Pasará a buscarlo para enviarlo a la planta productora que se levanta en una escuela de la localidad bonaerense de Tres Arroyos. Los detalles de la iniciativa.

La comunidad platense tendrá oportunidad de colaborar con la producción de biodiesel -y consecuentemente con la protección del medio ambiente- si es que prospera un novedoso proyecto que acaba de poner en marcha la Fundación Biosfera de nuestra ciudad.
La iniciativa ya superó su estado embrionario y busca abrirse paso hacia su materialización. Dicho en otras palabras, saldrá definitivamente a escena ni bien consiga la financiación.

De qué se trata

El biodiesel es un combustible en cuya producción hizo punta Brasil. Ya mueve automóviles y otra clase de vehículos. Ahora promete movilizar a todos aquellos vecinos que decidan sumarse a la iniciativa sobre la que Horacio Beláustegui (presidente) y Damián Bienvenido (asesor jurídico) dialogaron con Hoy.

Como primer paso, la Fundación preguntará quienes son los frentistas y comerciantes que están dispuestos a participar. Constituido el listado, distribuirá bidones para que depositen en ellos el aceite que hayan utilizado para preparar sus comidas y que ya no pueden volver a usar.

Será una misión en la que los propietarios de restaurantes y casas de comida para llevar podrán desempeñar un papel fundamental.

Esos bidones serán recogidos por miembros de la institución que luego despositarán el aceite en un tanque de mayor volumen. Una vez lleno, será llevado a la planta de elaboración de biodiesel que posee la escuela agrotécnica de la localidad bonaerense de Tres Arroyos.

El objetivo se cae de maduro: contribuir a la promoción de este nuevo producto como una alternativa válida frente a las naftas y otros combustibles fósiles.

Los autores del proyecto ya enviaron una copia a la Fundación YPF (y que remitirán varias más a otras instituciones) y sueñan con que se genere un círculo ininterrumpido de provisión de aceite en desuso. Así -reciclaje mediante- quedará garantizada la producción.

Apoyatura

La iniciativa no libra detalles al azar: está previsto que la recolección se realice con un vehículo impulsado a biodiesel, para que los vecinos ganen confianza en cuanto a la calidad del producto.

Ambos ambientalistas compartieron, el miércoles último, una iniciativa que la agrupación ecologista Greenpeace concretó en Plaza Moreno. Ahí, mientras juntaban firmas en favor de la protección de los bosques nativos (ver aparte), conversaron con Hoy sobre el proyecto que nos ocupa.

Contaron que ya realizaron un sondeo previo entre los comercios que se ubican en inmediaciones de la fundación (16 nº 1611) y el resultado fue “satisfactorio”.
Lo que hicieron fue evaluar la cantidad de aceite con la que contarán en caso de que la iniciativa arribe a buen puerto.

Calculan que habrá disponibilidad suficiente para enviar a la planta de Tres Arroyos, que ya ha brindado sobradas muestras de su eficacia. Es que no sólo logró abastecer al transporte que traslada a los alumnos, sino que también pudo vender el excedente a familias vinculadas con la escuela.

Beneficios

Beláustegui y Bienvenido subrayaron que los comerciantes que participen de esta movida se beneficiarán con una propaganda positiva.

La fundación los considerará comercios “ambientalmente responsables con sus
residuos”, ya que su colaboración evitará que éstos vayan a parar al suelo con el consecuente riesgo de contaminación para las aguas.

Del mismo modo se evitará que el aceite desechado vuelva a ingresar al circuito gastronómico.

“Necesitamos financiación; así que cualquier ayuda será valorada”, dijeron.
Los biocombustibles también dividen opiniones. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, es uno de sus grandes impulsores; mientras que su par venezolano, Hugo Chávez, los critica por el uso que requiere de los alimentos.

Aquí, la ministra de Producción bonaerense, Débora Giorgi, dijo recientemente: “Con los 2,2 millones de porotos de soja que se exportan desde Buenos Aires se calcula que se producirían 400 mil toneladas de biodiesel, cifra que equivale al 60 por ciento del cupo que impone la Ley Nacional. Esta señala que a partir de 2010 el 5 por ciento del combustible vendido debe reemplazarse por biocombustible”.

Hay más. Durante el mes de mayo último la petrolera Repsol YPF lanzó oficialmente al mercado el primer biocombustible de nuestro país.

Dicho producto dio el puntapié inicial en la categoría de diesel premium con la incorporación de componentes que provienen de fuentes renovables.

El mundo avanza hacia el biodiesel y en poco tiempo más los platenses podrán sumarse ya no sólo al consumo, sino también a la cadena de producción.

Fuente: DiarioHoy.net

10 Comments

10 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fimaco Billetera Santa Fe

Noticias más leídas

To Top
0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir