aceite

El riesgo será el acompañante de la actual campaña agrícola

maiz-aacrea-etanolPara Ricardo Negri, de Aacrea, las perspectivas internacionales siguen siendo buenas, pero las complicaciones en el mercado interno son cada vez mayores.  

Las restricciones energéticas están generando que la industria aceitera trabaje muy por debajo de su capacidad instalada. Esto hace que los precios de la soja disponible tengan un descuento importante, dado que la demanda está muy floja. 

“Por este tema, en julio se llegó a ver un pase del orden de US$15/t entre el disponible y la posición noviembre 2007, lo que representa una diferencia superior al 7% en apenas cinco meses”, indicó Ricardo Negri, especialista en comercialización de granos de Aacrea.

La producción de soja estadounidense en 2007/08 fue prevista por el último informe del USDA (julio 2007) en 71,4 millones de toneladas vs. los 74,7 millones de toneladas del reporte de junio; en tanto, la relación stock/consumo de la nueva campaña fue estimada en 12,4% vs. 16,3% en junio pasado y 30,7% en 2006/07. A nivel mundial, la producción prevista de soja en el ciclo 2007/08 fue de 222,0 millones de toneladas contra 225,3 millones en junio, con una relación stock/consumo estimada en 22,1% vs. 23,0% en junio y 28,4% en el ciclo 2006/07.

Para Brasil y la Argentina el USDA pronosticó una producción de 61,0 y 47,0 millones de toneladas, respectivamente. “Para que la Argentina logre una cosecha de 47 millones de toneladas, tiene que ser realmente un año muy bueno, aunque hoy son más probables los 47 millones de toneladas de la Argentina que los 61 millones de toneladas de Brasil”, comentó Negri.

“En Brasil, por tercer año consecutivo, la revaluación del real registrada entre la siembra (agosto/septiembre) y la cosecha de soja complicó de manera significativa a la mayor parte de los productores del norte del país; esto está favoreciendo un proceso de concentración salvaje en la zona de Mato Grosso”, añadió.

Maíz

Respecto del maíz, hasta comienzos de julio lideraba el alza de precios debido a los bajos stocks y la creciente demanda por etanol en EE.UU. Pero después del informe del USDA de julio pasado esa situación cambió y la soja pasó a ser la locomotora del mercado. La cosecha 2007/08 de EE.UU. fue estimada por el USDA en 326,1 millones de toneladas contra 316,5 millones de junio pasado, mientras que la relación stock/consumo en dicha nación fue ajustada a 14,3% contra 9,5% en junio pasado y 12,2% en el ciclo 2006/07.

En tanto, la producción mundial de maíz en 2007/08 fue ajustada en 777,1 millones de toneladas contra 767,9 millones de toneladas en junio, al tiempo que las reservas finales fueron previstas en 108,3 millones de toneladas versus 91,8 millones de toneladas en el informe del mes anterior. La relación stock/consumo global 2007/08 fue estimada en 14,0% versus 11,9% el mes pasado y 13,9% en el ciclo 2006/07. “En la Argentina, a partir del cambio de la relación de precios y de la falta de insumos, parte del área proyectada inicialmente a maíz podría finalmente destinarse a soja”, explicó Negri. Además, existe otro aspecto importante: el registro de Declaraciones Juradas de exportaciones de maíz 2007/08 permanece cerrado. Esto genera una importante restricción de liquidez en la oferta de contratos forwards de maíz 2007/08.

“El tema es que, por el factor etanol, las exportaciones de maíz argentinas tendrán un peso creciente en el mercado mundial; esto es favorable para brindar un mayor sostén a los valores FOB del cereal en el ciclo 2007/08, aunque no es posible saber si estarán dadas las condiciones para que esa eventual mejora en el FOB pueda trasladarse a los precios ofrecidos al productor en el mercado interno”, agregó el especialista de Aacrea.

Modelo

A continuación, Negri describió el caso modelo de una empresa de la región sur de Santa Fe, con 700 hectáreas agrícolas y una rotación equivalente en superficie de soja de primera, maíz y trigo/soja de segunda; con alta tecnología y rindes 2007/08 previstos en 49 q/ha de soja; 107 q/ha de maíz; 43 q/ha de trigo; y 28 q/ha de soja de segunda. Este planteo en un campo alquilado a 20 q/ha de soja generaría un margen bruto esperado del orden de US$546/ha, de los cuales, en el caso de la soja, casi un 80% le corresponde al propietario del inmueble rural.

Tal fenómeno hace sumamente riesgosa la producción sin un sustento de coberturas que permita afrontar cualquier eventualidad.

Los riesgos climáticos y comerciales presentes en el ciclo 2007/08 son muchos más elevados que los del ciclo 2006/07. “Estamos hablando de un panorama seco, restricciones energéticas, factores políticos o sindicales, costos en aumentos, etcétera”, dijo Negri.

Agregó que “en un mercado tan poco transparente y con el mayor nivel de riesgo a la vista, tenemos que tomar las oportunidades que se nos presentan; los empresarios agrícolas tienen la posibilidad de tomar opciones baratas (en el Matba) para cubrir riesgo político, a partir de las cuales es posible instrumentar coberturas que permiten obtener un determinado piso de precios con reacción al alza”, recomendó el especialista.

“Con los niveles actuales de alquileres es necesario cerrar el negocio cuanto antes para limitar el riesgo, especialmente se si va a sembrar maíz; en algunos casos, algunos empresarios pagaron parte del arrendamiento por adelantado y otra parte la dejaron abierta, pero esto no es aconsejable en el actual escenario”, concluye Negri.
Fuente: La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido