argentina

Biocombustibles: una apuesta provincial

El territorio bonaerense se puede posicionar en este mercado.
La producción bonaerense de granos podría potenciarse y diversificarse si crece el mercado para la elaboración de biocombustibles, ya que el sector agrícola provincial tiene una fuerte participación en la cosecha argentina.

Los biocombustibles se elaboran a partir de la utilización de distintos granos como materia prima y se están posicionando de a poco en todo el mundo como una fuente de energía alternativa, limpia y renovable que no contamina el medio ambiente.

Por eso, a raíz de las ventajas naturales para la elaboración combustibles limpios, desde la Provincia evalúan las potencialidades que tiene el territorio bonaerense para la producción nacional en biocombustibles, cuestión que se potenció esta semana al aprobarse una ley que adhiere a la normativa nacional sobre esta cuestión, estableciendo que los emprendimientos recibirán también exenciones sobre los tributos provinciales.

El apoyo bonaerense a la producción de biodiesel y bioetanol, entre otros, se debe sobre todo al potencial de la Provincia en tal sentido, al entender que tiene una fuerza importante para producir estos elementos ante la relevancia mundial de la producción argentina y bonaerense de granos, las capacidades de ampliar la producción incorporando zonas agrícolas marginales, los excelentes rendimientos, la utilización de subproductos y residuos para el desarrollo de actividades pecuarias y las oportunidades de desarrollo en biogas.

La Ley provincial de Biocombustibles que adhiere a la normativa nacional aprobada esta semana establece que los emprendimientos de biocombustibles recibirán exenciones sobre los tributos provinciales de hasta 15 años para los proyectos de menor porte y hasta 10 para las plantas de mayor tamaño.

Según revela un informe del Ministerio de Producción bonaerense, los datos de producción de la Provincia de Buenos Aires, muestran claramente esa potencialidad. En la última cosecha, la producción sojera fue de 47,2 millones de toneladas (la Provincia participó con el 26% del total nacional); la de girasol fue de 3,6 millones de toneladas (en la Provincia se produjo el 51%), la de maíz 22 millones de toneladas (el territorio bonaerense representó el 30%) y la colza 120 mil toneladas.

Para el girasol, los rendimientos de última campaña censada fueron en la Provincia de 1.940 kilos por hectárea, el mayor entre los principales productores mundiales y levemente superior al del promedio país; mientras que la de soja en el mismo período fue de 3.078 kilos por hectárea, también el mayor entre los principales productores.

A nivel agregado, Argentina tiene rendimientos apenas por debajo de los EE UU. En el caso del maíz, la última campaña arrojó 8.326 kilos por hectárea, superando el promedio nacional en mil kilos, pero por debajo de EE UU también en 1.000 kilos, revela el estudio.

Por ejemplo, con los 2,2 millones de toneladas de porotos de soja que se exportan desde Buenos Aires se calcula que se producirían 400 mil toneladas de biodiesel, cifra que equivale al 60% del cupo que impone la Ley Nacional, que señala que a partir de 2010 el 5% del combustible vendido debe reemplazarse por biocombustible. De igual modo ocurre con el maíz. La Provincia está exportando como granos 3,5 millones de toneladas que equivaldrían a unas 800 mil toneladas de bioetanol. Precisamente, la norma nacional impone una obligación de consumo interno de 200 mil toneladas, lo que significaría el triple del cupo que se necesitará en todo el país.

PROYECCIONES

Al respecto, la ministra de la Producción bonaerense, Débora Giorgi -quien intervino en la redacción del proyecto finalmente sancionado en la legislatura bonaerense- destacó que “los números demuestran que estamos ante una nueva gran oportunidad de agregar valor a nuestra producción no sólo para el pequeño productor y la cadena agrícola, sino también para la industria a partir de la instalación de plantas que elaboren este material. Sin duda todo esto redundará en un efecto positivo que se traducirá en una mayor densidad del tejido productivo”.

Giorgi explicó además que “la producción de biocombustibles permitirá diversificar la oferta productiva agrícola de cultivos tradicionales hacia el cártamo, lino o colza por ejemplo, alternativas que para el sur y el sudeste bonaerense son muy adaptables. Tenemos una oportunidad frente al mundo porque nuestra Provincia esta posicionada con una competitividad muy alta en este tema”.

Con la reglamentación de la Ley nacional 26.093 sobre Biocombustibles (que prevé que a partir de 2010 las naftas deberán tener un 5% de biocombustible), Argentina se convertiría en el segundo productor de la región, después de Brasil. Para esa fecha se estima que en nuestro país se producirán 600 mil metros cúbicos de biodiesel -extraído a partir del girasol- y 160 mil de bioetanol, producido a partir del maíz o la caña de azúcar.

En el caso de biodiesel, esa cifra es equivalente al 10% de la producción actual que se destina en un 95% al mercado mundial. Argentina es el mayor exportador de aceite de soja del mundo.
Fuente: El Día

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido