biocarburante

ESPAÑA, DIFICULTADES DE PRODUCCION AFECTAN EL NEGOCIO DEL BIODIESEL EN EL PUERTO DE FERROL

ENTABAN-INFINITA-RENOVABLES.gifLas dos plantas de Caneliñas siguen operando muy por debajo de sus objetivos.

El expediente de regulación de empleo (ERE) que se ha aplicado en la planta de Entabán en Caneliñas se ha convertido en un nuevo toque de atención sobre la evolución del mercado del biodiésel. La medida, tal y como adelantó ayer La Voz, afecta a cinco trabajadores de la factoría, aunque la plantilla ya había bajado notablemente desde la inauguración de las instalaciones, en junio del 2008.

Son parte de las repercusiones de las dificultades para la producción con las que se está topando este negocio desde que ha entrado en funcionamiento. Afectan tanto a la zaragozana Entabán como a la factoría de Infinita Renovables, ambas ubicadas en la dársena exterior, aunque la situación es mucho más compleja para la primera que para la segunda.

El denominador común en los dos casos, no obstante, es que la salida de biodiésel de las instalaciones está muy por debajo de los objetivos que se habían marcado en un principio.

En conjunto, Entabán e Infinita Renovables sacaron durante el pasado ejercicio al mercado 125.000 toneladas de biocarburante. A pleno rendimiento, habrían sido 500.000 toneladas.

Las cifras más bajas las registra la zaragozana. Tal y como corroboró la gerencia de la planta local a comienzos del presente ejercicio -ayer se declinó hacer declaraciones desde la directiva- en el 2009 se despacharon solo 45.000 toneladas frente a las 200.000 en las que se fija su techo. Este año todo apunta, además, a que el cómputo final será todavía inferior.

Por lo que respecta a Infinita Renovables, la propia empresa reconocía en el arranque de este 2010 que la producción del año pasado estuvo «por debajo de las previsiones». Sacó al mercado en el 2009 algo más de 80.000 toneladas de biodiésel desde Ferrol. Su máximo está en 300.000. En este caso, no obstante, la factoría se estrenó en junio del 2009, por lo que operó solo durante medio año. Pero las cifras se estiman escasas.

La competencia de los biocarburantes que llegan más baratos desde el extranjero y la falta de protección del Gobierno al producto nacional son las causas a las que se apunta desde el sector para explicar esta situación, que cada vez parece más difícil de remontar.

Las perspectivas pasadas

Ante este panorama, los objetivos que se marcaban en Ferrol para la industria del biodiésel en el 2008 se antojan remotos. Fue el 20 de junio de ese ejercicio cuando el entonces presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, señaló que la comarca generaría «o 43% da producción nacional fixada como obxectivo no Plan de Enerxías Renovables» en materia de biodiésel. De momento, la situación dista mucho de ser esa.

Por A.VELLON Foto: J.Pardo(archivo)

FUENTE: LA VOZ DE GALICIA

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido