biocarburantes

Biodiesel en España

biodiesel-spain-sevillaLas importaciones y el exceso de capacidad asfixian al biodiésel.

Pese a que el consumo crece un 44% en el primer semestre, apenas cubre el 3,75% de la demanda. La patronal del sector denuncia que la mayoría del biocombustible procede de Argentina y del sureste asiático.

Una de las gasolineras de Sevilla donde se puede repostar biodiesel.

El sector español del biodiésel sigue sin cumplir las expectativas pese al incremento del consumo de este carburante, que aumentó un 44% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Las importaciones y el exceso de capacidad están minando por ahora el desarrollo de esta industria, según la patronal APPA Biocarburantes. En la primera mitad de 2009, se consumieron en España 439.653 toneladas de biodiésel, cubriendo el 3,75% de la demanda de gasóleo de automoción , según las estadísticas de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores). Este porcentaje rebasa el objetivo marcado por el Gobierno, que fijó para este año que el biodiésel abarcara el 2,5% del consumo de gasóleos.

En cuanto al etanol, también aumentó el consumo, pasando de 77.775 a 86.045 toneladas. Esta cantidad supuso el 2,9% de las gasolinas para automoción consumidas durante el primer semestre. Asimismo, rebasa el objetivo del Estado, que estableció el mismo mínimo del 2,5%.

Este incremento se explica parcialmente por la entrada en vigor en enero de la obligación de mezclar etanol y biodiésel con gasolina y gasóleo, con el objetivo de que los biocarburantes cubran el 3,4% del consumo total durante este año, porcentaje que se eleva al 5,8% en 2010. Sin embargo, la patronal del sector, APPA Biocarburantes, matiza que las fábricas españolas de biodiésel están cada vez más al margen del aumento del consumo. “El problema que nos encontramos es que se está importando mucho biocarburante de Argentina y el sureste Asiático, y las importaciones están cubriendo más de la mitad de la demanda”, señaló Trini Contreras, project manager de la asociación.

Aunque todavía no están disponibles todos los datos de producción del primer semestre, Contreras señaló que se está manteniendo la tendencia del año pasado, en el que las importaciones se hicieron con el 71% del mercado nacional. Bruselas logró frenar la introducción de biodiésel de Estados Unidos, pero Argentina se ha convertido ahora en el principal competidor por “las tasas diferenciales”. La project manager explicó que el Gobierno de Cristina Kirchner impone un gravamen muy alto a la exportación de la soja de su país, pero la fiscalidad es muy baja si se trata de vender en el exterior biodiésel refinado, por lo que tiene un precio mucho más competitivo que el producido en España.

El sector también tiene un problema endémico con el exceso de capacidad, en parte debido a unas previsiones demasiado optimistas que originaron una burbuja. Según APPA, las 36 plantas de biodiésel ya operativas en España pueden producir un total de dos millones de toneladas de combustible al año, lo que duplica el consumo total de 2009 si el segundo semestre mantiene la misma tendencia.

“Con la facilidad de crédito y las expectativas de futuro, quizás hubo un boom que no se ha podido mantener con la crisis financiera y la actitud errática del Gobierno”, señaló Trini Contreras, que indicó que las que tienen más problemas son las más pequeñas y las situadas en el interior, donde los gastos logísticos son mayores.

La patronal también critica la actitud de algunos fabricantes de automóviles. “Hay marcas que suspenden la garantía si se consume un gasóleo con un porcentaje de más del 5% de biodiésel, cuando sí la mantienen con el mismo modelo en otros países”, señaló.

A.Martin/Sevilla/España

Fuente: Diario de Sevilla/España/Spain

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido