nueva ley para el bioetanol y el biodiesel

BIOCOMBUSTIBLES: CACHETAZO A CÓRDOBA Y EXPECTATIVA EN EL SENADO

bio4 bioetanol cordoba ley

#Biocombustibles #Bioetanol #Biodiesel #Cordoba #Argentina

Diputados dio media sanción al nuevo régimen que castiga a la producción de bioetanol en base a maíz. Las empresas del sector esperan que los senadores cambien la norma; esa cámara aprobó una extensión de la ley de Néstor Kirchner que quedó en la nada.

Diputados dio media sanción al nuevo régimen de biocombustibles que afecta negativamente a Córdoba porque castiga a los producidos en base a maíz. Los cuatro legisladores que responden al gobernador Juan Schiaretti no acompañaron la medida, pero el kirchnerismo logró el número al sumar a representantes de Juntos por el Cambio de Tucumán y Jujuy, distritos altamente dependientes de la caña de azúcar.

“Córdoba es la principal productora de bioetanol de maíz, ha sufrido y está sufriendo con esta ley una discriminación, una más en tantas medidas que a nuestro entender son contrarias a una verdadera política productiva”, explicó el diputado nacional Carlos Gutiérrez. “Había que modificar la ley, pero no de esta forma, loteando la ley de biocombustible; ¿cuál es la política productiva de este Gobierno? ¿Existe una política productiva?¿Qué rumbo está teniendo?” se interrogó.

La aprobación de Diputados coincidió con la formalización de la reducción durante julio del uso del biodiésel de soja que se mezcla en el gasoil. Según la resolución 624 de la Secretaría de Energía del Ministerio de Economía de la Nación, la mezcla deberá tener un mínimo de 5%, si bien por formalismo se habla también “que no podrá superar, en ningún caso”, el 10%.

“Sustitúyese transitoriamente, a partir de la entrada en vigencia de la presente medida y hasta el 31 de julio de 2021, la proporción obligatoria de biodiésel en su mezcla con el total del volumen del combustible fósil gasoil establecida por el Artículo 7° de la Resolución N° 1.283 de fecha 6 de septiembre de 2006 y el Artículo 3° de la Resolución N° 660 de fecha 20 de agosto de 2015, ambas de la exSecretaría de Energía del exMinisterio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, la cual queda establecida para el citado período en un mínimo de cinco por ciento (5%) que no podrá superar, en ningún caso, el diez por ciento (10%).

El 10 de mayo pasado, dos días antes de su vencimiento, el Gobierno prorrogó por dos meses el régimen sancionado en 2006. Lo hizo para tener tiempo para debatir la nueva iniciativa que baja de 10 a 5 por ciento el uso de biodiésel en el gasoil (podría incluso caer a 3%) y, si bien mantiene en 12% el etanol en la nafta, abre la puerta a una reducción al 9% absorbida por el etanol de maíz, no el de caña de azúcar.

La mayoría de las cámaras de la actividad se opusieron al proyecto impulsado por Máximo Kirchner, aunque no llevó su firma en la presentación. A los rechazos se sumó incluso el de la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina. Al respecto, menciona la participación de la Argentina, como otros países que están en el Acuerdo de París, que buscan reducir los efectos del cambio climático.

El sector de los productores de biocombustibles en base a maíz -perjudicado por la nueva normativa- impulsa que se mantenga el actual corte y que se establezca que el precio no podrá superar el del elaborado en base a caña de azúcar. Esperan poder lograr en el Senado los cambios que no introdujeron los diputados.

Desde el Gobierno dicen que cuidan el precio en surtidor de los combustibles del impacto que tendría una suba fuerte de los granos, por eso la propuesta de los fabricantes de bios de maíz y soja. El cordobés Carlos Caserio fue, en el Senado, un defensor de la prórroga de la ley anterior; para las empresas instaladas en la provincia es clave qué actitud tomará ahora. Esperan que pueda impulsar modificaciones.

Unos meses atrás se discutía la posibilidad de subir el corte obligatorio de los combustibles fósiles con biocombustibles y el Senado, por unanimidad, aprobó la prórroga por cuatro años del régimen nacido en 2006 durante el gobierno de Néstor Kirchner. Después el Frente de Todos en Diputados decidió abandonar la extensión y barajar y dar de nuevo.

Los legisladores críticos -opositores y peronistas de Córdoba- interpretan desde el comienzo que el sector petrolero está detrás de los cambios ya que cada punto que ganan los biocombustibles es uno que pierden las destilerías. Incluso plantearon que el nuevo esquema limita el accionar de provincias como Córdoba que promueven los bios.

En la Argentina funcionan 56 plantas productoras de biocombustibles (en base a soja, maíz y caña de azúcar) que generan en el total del complejo 60.000 empleos en San Luis, La Pampa, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero y Salta. La incertidumbre es si continuarán trabajando las que producen en base a maíz.

FUENTE: DIARIO ALFIL

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir