biocombustibles en argentina

Biodiésel: sin nueva ley, la producción se derrumba

planta de biodiesel

#Biodiesel #Biocombustibles #Argentina #EnergiasRenovables

A 15 días del vencimiento de la prórroga del régimen, la producción de biodiésel refleja caídas de hasta el 43% interanual.

En medio de un estado deliberativo por el futuro de la promoción de los biocombustibles, la producción de biodiésel se desplomó en el primer trimestre del año un 43% en las ventas totales, una situación que se agudiza si se tiene en cuenta que 2020 para ese sector culminó con una retracción del 56%, con meses de fabricación nula.

El sector aún se mantiene en el plazo de la prórroga de la vigencia del Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles de la ley 26093, que estará vigente hasta el 12 de julio de 2021 o hasta que entre en vigencia un nuevo “marco regulatorio de biocombustibles” que busca media sanción del Congreso.

Pero mientras tanto, el sector parece continuar navegando la incertidumbre y atraviesa un momento productivo que es el peor de los últimos diez años, en términos porcentuales y volumétricos, de acuerdo con las últimas cifras disponibles de la Secretaría de Energía.

El acumulado de los primeros tres meses del año muestra un desplome de casi 43% en las ventas totales (al corte + mercado interno) de biodiésel. A su vez, colocando la lupa sobre las ventas al corte, el acumulado a marzo de 2021 también exhibe una baja interanual del 38,8%, lo que de la misma manera refleja una involución de una década.

La situación, si bien es complicada para la industria del biodiésel en general, lo es muchísimo más para las pymes del sector que solo se dedican a producir el energético renovable con el único fin de abastecer el mercado interno. Esto quiere decir que no son grandes compañías integradas, no cosechan los campos, no exportan cereales ni biodiésel a Europa y no fabrican productos derivados de la soja con todo el rédito que ello hoy implica.

En el caso del bioetanol la caída no fue tan marcada este año, un 3,1% en el primer trimestre, porque las petroleras tienen que cumplir con cierto grado de octanaje y eso hace que la baja no haya sido tan pronunciada.

Pero en el biodiésel, Belen Ennis, directora general del Observatorio de la Energía (Oetec), afirmó que “hay una serie de factores que combinados explican la merma en las ventas totales con las ventas exclusivas al corte”, por lo que no se trata de grandes corporaciones como Glencore; Bunge; Dreyfus; Cofco; o Perez Compac sino de las pequeñas y medianas empresas nacionales.

“La crisis que el sector vivió en tiempos de Mauricio Macri; el lógico efecto de la pandemia y la caída en la demanda de combustibles; el incumplimiento de la industria petrolera en los porcentajes obligatorios de mezcla; faltantes en los insumos básicos; y el estrepitoso aumento en los costos de producción, principalmente del aceite de soja”, enumeró Ennis.

Al respecto, afirmó que desde el sector se destacan dos cuestiones: en primer lugar, que “producir biodiésel con esta escalada del aceite de soja es ir a pérdida”. Y en segundo término, que “por más que se quiera adquirir dicho insumo básico, las aceiteras no lo están vendiendo dado que les resulta más rentable exportarlo y cobrarlo en dólares que venderlo en el mercado interno”.

En medio de la discusión por el futuro de la ley que caducaba el 12 de mayo, tras 15 años de vigencia, la Secretaría de Energía dispuso un sendero para los precios regulados de los biocombustibles luego de un año de congelamiento aprobó. Así, a lo largo de los primeros cinco meses del año, el biodiésel logró una recomposición del 90,7% y el bioetanol del 55,7%, lo que no resultó suficiente para detener la caída de producción

La cofundadora de la Liga Bioenergética de Provincias y ex secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, dijo que el principal factor que explica la profunda caída de producción del biodiésel es que “el Estado no controla que las petroleras compren y cumplan con el corte de los combustibles. No se trata solamente de tener precio y cupo, sino de hacer cumplir la ley”.

Para Geese, existe por parte del gobierno nacional “una inacción en todos los ámbitos del sector de los biocombustibles y las energías renovables, lo que se suma una incertidumbre sobre la regulación muy importante para la toma de decisiones, pero también a la falta de determinación, de muestra de voluntad del oficialismo con el sector, lo que genera una cadena de falta de confianza”.

En ese sentido parecen coincidir la Cámara Santafesina de Energía Renovables (Casfer) y la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (Capreb), las que cuestionaron al Gobierno por no publicar el precio de venta del biodiésel, apenas un mes después de cumplido el sendero de ajuste, así como tampoco de hacer cumplir los cortes obligatorios. El resultado, entendieron, es la “paralización de la industria pyme de biodiésel, acrecentando y agravando aún más la crisis económica y financiera del sector, colocándolo en un estado terminal”. Al reclamo le sucedió la reacción oficial, y la invitación de la Secretaría de Energía a las entidades a continuar el diálogo, explicaron las fuentes consultadas.

plantas-de-biodiesel

Sincerar el porcentaje de corte

El oficialismo se apresta a darle media sanción en la Cámara de Diputados a la nueva ley de biocombustibles, que propone reducir el corte obligatorio del gasoil con biodiésel del 10% vigente a un 5% con eventualidad de poder ser reducido hasta un 3%. Además, aunque mantiene el 12% para las naftas con bioetanol, también prevé reducciones temporarias. Este margen es el corazón de buena parte del debate legislativo, pero para las pymes productoras de biodiésel que apoyan el proyecto, no lo es tanto. El planteo es que la nueva norma propone “sincerar” una situación de cortes que no tuvo cumplimiento alguno, ya que las pymes a máxima capacidad nunca llegaron a entregar el volumen necesario para cubrir el 10 por ciento de corte para el gasoil, que equivaldría a 1,2 millones de toneladas de biodiésel, cuando el histórico se ubicó en las 600.000 toneladas que equivalen al 5 o hasta un 6% real. Ante los intereses cruzados que toca el proyecto, el gobierno debió prorrogar el régimen actual para seguir negociando su redacción.

Por Ignacio Ortiz

FUENTE: LMNEUQUEN.COM

cropped-biodiesel-aniversario.gif

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir