industria santafesina del biodiesel en crisis

BIOCOMBUSTIBLES: LOS PRODUCTORES DE BIODIESEL DE SANTA FE ESTAN ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

biodiesel santa fe casfer

#Biodiesel #Biocombustibles #Casfer #B100 #EnergiasRenovables

El sector no logra imponer en la agenda del país un debate sobre la insuficiente actualización en el precio. Y se demora otro menos urgente, pero más serio: una nueva ley de corte en los derivados del petróleo, antes de que llegue mayo de 2021.

Juan Facciano, presidente de la Cámara Santafesina de Energías Renovables, dice que “para nosotros no hay grieta” por “el maltrato al sector” de los gobiernos macrista y peronista. Crédito: Archivo El Litoral.

“Para la foto”, resumió días atrás Juan Facciano, presidente de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), el impacto del aumento del 10% en el precio de los biocombustibles, que deben contener todos los combustibles derivados del petróleo.

El empresario santafesino se queja tanto de lo insuficiente del precio sostén que ha dispuesto la Secretaría de Energía de la Nación, como de la facilidad con que en los medios de comunicación porteños -al mismo tiempo- se asoció esa decisión con otra que no tiene vínculos: un aumento en los combustibles derivados del petróleo (producto de un aumento impositivo).

Más allá de las urgencias del sector, Facciano cree en la eficiencia de los productores de biocombustibles, en la factibilidad económica de su negocio además de lo sostenible de la actividad desde el punto de vista ambiental y productivo.

“Los productores de las bioenergías vivimos hoy problemas que son de origen político y para resolverlos habrá que encontrar una solución también política”, subraya.

“Esta es una crisis que se generó por una cuestión política y la solución debe ser también política. Con voluntad política siempre hay cómo encontrarle la vuelta. No hay motivos de productividad, financieros, económicos o ambientales. Sólo son motivos políticos y las soluciones deben ser políticas”, insiste.

Urgente e importante

La expresión habla de lo mucho que requiere el sector de que haya medidas -que haya políticas públicas como tanto se gusta decir- ante lo urgente y también para asegurar lo importante.

“Urge que el precio de los biocombustibles logre cubrir sus costos”, dice el titular de Casfer y sostiene que el atraso es de un 40%. Piensa que los legisladores por Santa Fe en el Congreso de la Nación deben trabajar cuanto antes y unidos por una nueva ley de biocombustibles. Y le pone nombre y apellido a los ausentes: los diputados santafesinos de Cambiemos no han manifestado interés.

Habla sin medias tintas de las influencias del lobby petrolero que recibe fuertes subsidios estatales, pero se queja de las regulaciones para que sean de origen verde una parte de lo que quema todo el parque automotor argentino.

Cuando se le recuerda que, en términos parlamentarios, mayo de 2021 es mañana y se le recuerda que por entonces se quedarán sin cupo el biodiésel en el diesel y el bioetanol en las naftas, y que, justo cuando los derivados del petróleo suben, se culpa a las energías verdes cuyo peso es menor al 1% en el surtidor, responde: “Algo de eso hay. Sí, puede ser. La ley vence en algo más de medio año y ese puede ser el motivo de lo que está sucediendo”, admite.

De todas formas, prefiere no pensar en fantasmas. “La realidad es que hoy nosotros no estamos ajenos a lo que el país sufre. Pero ya llevamos diez años de malos tratos. Nuestro presente económico arrastra un manoseo del gobierno anterior y ahora las cosas no hay mejorado, más allá de que ahora sí hay diálogo. Creo que las chances de discutir una legislación están”, sostiene.

Clave para Santa Fe

La Ley 26.093 es vital para la provincia de Santa Fe, ya que garantiza que una parte de la producción del biodiésel (originado a partir de cultivos oleaginosos) se destine al mercado interno gracias al corte obligatorio del 10% en el diesel. El 80% del biodiésel es de origen santafesino. Y esa obligación caducará en mayo del año próximo, salvo que haya una renovación de la norma o una nueva regulación que avance en cuidado del medio ambiente.

La región central es la principal productora de del país y una de las más importantes del mundo. Compite entre el primero y el tercer puesto con California, Indonesia y Brasil, explicó Facciano.

“Si medimos al biodiésel como energía. Santa Fe es la cuarta productora de energía del país. Después de Río Negro, Neuquén y Chubut”, ilustró. “No solo hay un conjunto de plantas productoras, contamos con un entramado productivo que hace superlativa la importancia de las industrias”, que agregan valor a la cadena de las oleaginosas. La contribución del sector a la economía de Santa Fe es de 450 millones de dólares, producto del corte de biodiesel obligatorio en el gasoil. Por cada punto del 10% obligatorio la economía santafesina pierde, como valor productivo, 45 millones de dólares.

Sólo buenas intenciones

Facciano dice que “para los biocombustibles, no hay grieta: el gobierno anterior lo hacía de manera intencional y el actual no. Pero esa diferencia es apenas una anécdota, porque el resultado final es el mismo”. Agrega que espera que las intenciones diferentes alguna vez se materialicen y sobre el papel de las nuevas autoridades de la Casa Gris, expresa: “siempre se puede hacer más, pero estamos acompañados, conformes con la labor de los funcionarios santafesinos y del propio gobernador”.

Admite que podría haber más pronunciamientos públicos, pero no duda en elogiar el rol desempeñado por el titular del Poder Ejecutivo Provincial en la última reunión que, por videoconferencia, contó con la Secretaría de Energía de la Nación, el gobernador de Santa Fe, sus funcionarios y los representantes del sector, el 18 de septiembre. Vemos que comprenden la situación y se han comprometido a solucionarlo.

“No pedimos que se actualicen por completo los precios del marco regulatorio pero en el contexto del país, que como mínimo tengamos un precio que refleje costos reales”, sintetiza, para “poder reactivar las plantas de biodiésel y trabajar. Lo bueno del precio de la Secretaría de Energía es que, al menos, rompe el congelamiento, pero le falta un 40% para cubrir los costos”.

¿Qué hacen los santafesinos en el Congreso?

Juan Facciano, presidente de la Cámara Santafesina de Energías Renovables, aceptó hacer “un poroteo”, como en el truco, de los legisladores nacionales por Santa Fe, cuando El Litoral le preguntó por la labor de los santafesinos en el Congreso frente a la Ley 26.093 que vence en mayo de 2021 y asegura el corte de biodiésel en el diésel (en base a granos y oleaginosas) y de bioetanol en las naftas (en base a caña).

Facciano destacó que hay “una preocupación constante” de la senadora María de los Ángeles Sacnun (PJ) que pertenece al kirchnerismo y que algo similar ocurre con el senador Roberto Mirabella (PJ), que responde al gobernador Omar Perotti. El tercer senador es el dos veces gobernador Carlos Reutemann que -como otros temas- guarda silencio y hoy adhiere a Cambiemos.

Dijo que Sacnun es la autora de un régimen de prórroga para la legislación que al sector le interesa.

En cuanto a la Cámara de Diputados de la Nación, mencionó sólo a cuatro santafesinos que han tomado el tema y se comunican con dirigentes del sector. Marcos Cleri y Germán Martínez (Frente de Todos), Enrique Estévez (Socialista) y Luis Contigiani (Frente Progresista, Cívico y Social). “Con ellos el trato es fluido y seguramente porque pertenecen a bloques habrá otros legisladores de sus partidos también involucrados con los que simplemente no hemos tenido contactos. Más allá de que todos los demás diputados santafesinos deberían involucrarse más, porque desde el petróleo son muy activos, debo decir que no hay interés de los diputados ni del senador de Cambiemos”.

La suba en surtidores no es culpa de “los verdes”

“Voy a tratar de ser irónico: diré que ‘no lo sabemos’ “, expresó Juan Facciano de Casfer, cuando se le preguntó por qué desde los medios de comunicación nacionales se presentó al último aumento del diésel y las naftas como una secuela de la actualización del precio del corte para el biodiésel y el bioetanol.

“Es cuanto mucho menos del 1% de lo que paga quien carga el tanque”, advirtió.

“No sé si tiene que ver con que se viene el debate por el vencimiento de la ley que asegura esa cantidad de energías verdes en combustibles derivados del petróleo”, insistió.

“Y tampoco sabemos por qué hay medios que ahora ponen en duda que las energías verdes tengan beneficios frente al efecto invernadero… Es gracioso, porque son las empresas automotrices las que más exigen en el mundo el cambio”.

“Este año hay que discutir un nuevo marco regulatorio para las bioenergías y ahora en este último aumento las petroleras hacen decir eso… ¿Y los últimos tres aumentos del surtidor? Ahí no hubo aumento de biocombustibles”, señaló.

Dijo que el lobby del petróleo tiene en cuenta que en Rosario se demostró “la viabilidad del B100”, es decir, biodiésel al 100% en sus colectivos urbanos desde hace ya dos años.

Por Luis Rodrigo

FUENTE: EL LITORAL/SANTA FE

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
1 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir1