biocombustible

Ensayo con jatropha a prueba de heladas y bajas temperaturas

jatropha-jatropha-jatrofaCultivos energéticos.

Trabajo experimental en el campo escuela de la Facultad de Ciencias Agropecuarias.

La Jatropha (Jatropha curcas L.,) es una oleaginosa de la familia de las Euforbeaceae, especie de climas cálidos adaptada a bajas y medianas precipitaciones. En los últimos años, esta especie ha suscitado un gran interés debido a su alto rendimiento potencial en aceite para ser usado en la producción de biodiésel.

Aunque existen algunas experiencias comerciales en Honduras, Panamá, Haití, Bolivia, Gambia, entre otros países, es escasa la información sobre su adaptación a condiciones de precipitaciones medias anuales de 800 milímetros que, en su mayoría, ocurren en primavera-verano, una temperatura media anual de 18 grados y un período de casi cinco meses con alta probabilidad de ocurrencia de heladas; condiciones ambientales que caracterizan a la región central de Córdoba.

Con el objetivo de estudiar la adaptación de la especie a las condiciones agroecológicas antes mencionadas, se está llevando a cabo en el Campo Escuela de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), ubicado en el camino a Capilla de los Remedios, un ensayo conducido por un grupo de alumnos, guiados por docentes de la asignatura Cereales y Oleaginosas.

En octubre de 2008 se transplantaron plantines provenientes de un vivero de Santiago del Estero, en cinco marcos de plantación: tres por tres metros; tres por dos; dos por dos; dos por 1,5 y tres por tres metros en tresbolillo.

El ensayo se conduce bajo riego por surcos, manteniendo siempre un nivel de agua edáfica cercana al 50 por ciento de capacidad de campo. Se controlaron malezas en forma manual y químicamente con control de deriva.

Se realizaron aporques y un ensanchamiento de bordos para evitar el vuelco de las plantas producido por el viento.

Se registró el momento de aparición de ramas primarias y secundarias, de aparición de flores y semanalmente se midió la altura de las plantas y la longitud de las ramas en el sentido del surco y entresurco.

Resultados preliminares

Se observó una rápida evolución de las plantas, tanto en altura como en follaje; actualmente, existen ejemplares con más de 1,7 metro de altura. En los marcos más cerrados, el crecimiento de las plantas, tanto vertical como horizontal, fue más acelerado en comparación con los marcos más abiertos.

Esto evidencia que, a menores marcos de plantación, se logra una más rápida captura de energía lumínica y la generación de plantas de mayor porte. Sin embargo, esto puede significar una desventaja durante la cosecha ya que, al poseer un canopeo muy cerrado, dificultaría los trabajos. Por su parte, los marcos de plantación más abiertos mostraron un crecimiento más heterogéneo de las plantas.

Se registra diariamente la temperatura mediante termocuplas, para determinar el efecto que aquella tiene sobre el cultivo, en especial el efecto de las bajas temperaturas invernales sobre la sobrevivencia de las plantas teniendo en cuenta su porte.

Actualmente, el cultivo se encuentra en floración y fructificación, con diferencias en el grado de desarrollo de los frutos. Las flores se disponen en cimas; la femenina apical es rodeada basalmente por flores masculinas. Se está evaluando el efecto de las heladas sobre la supervivencia de flores y frutos, ya que la aparición de las primeras comenzó a fines de abril y aún continúan. Durante el período analizado, no se observó la presencia de enfermedades ni de insectos.

Adaptación

El grado de adaptación del cultivo a las condiciones ambientales de la región central de Córdoba es el principal objetivo de este estudio. Entre otras variables, la evaluación de la resistencia a las heladas será de crucial importancia para cuantificar la supervivencia del cultivo frente a esta adversidad.

Las bajas temperaturas recientes no parecen haber afectado seriamente el cuaje de frutos ni la persistencia del canopeo. Existe muy poca información respecto de este tema y gran parte de ella es muy contradictoria. El ajuste del ciclo del cultivo a las características ambientales de la región demandará un trabajo serio y responsable para no generar falsas expectativas.

Los plantines que se cultivaron en este ensayo presentaron al momento del transplante un importante grado de heterogeneidad, que se mantiene al día de la fecha. Esto resalta la importancia de controlar el manejo y la calidad del material durante la crianza en vivero para obtener plantas uniformes. Para ello es importante garantizar la calidad genética de la semilla para la producción de plantines.

Si bien la especie es reconocida como de bajos requerimientos hídricos, se decidió realizar el ensayo bajo riego para minimizar los efectos de interacciones secundarias que pueden enmascarar los resultados. Sin embargo, se pretende en el futuro avanzar en el ajuste de los requerimientos y el manejo del riego.

Respecto del marco de plantación, se pretende establecer la distribución de plantas más conveniente para lograr la máxima producción de biomasa, frutos y aceite por unidad de superficie, por lo que todas las mediciones que se llevan a cabo pretenden comprender las bases funcionales del cultivo y su interacción con el ambiente. El cultivo de Jatropha curcas L. tiene potencialmente un gran futuro en la producción de biodiésel y en la forestación, pero por el momento es necesario profundizar los estudios en lo referente al manejo del cultivo y a su potencial genético. Por ello, el trabajo interdisciplinario será el camino más seguro para lograr una mayor calidad de información.

Trabajo realizado por el grupo de iniciación profesional conformado por José Cruz Cuello ([email protected]), Guillermo Marchegiani ([email protected]), Lucas Pollo, Fernando Soler ([email protected]) y Alejandro Gaitán. Tutoría de los ingenieros agrónomos Marcelo Cantarero y Sergio Luque, y el apoyo del ingeniero agrónomo Ricardo Maich.

Fuente: La Voz

4 Comments

4 Comments

  1. Rafael Martínez

    agosto 28, 2009 at 10:44 pm

    Excelente estudio, felicidades.

    Como van con el estudio hídrico sobre la Jatropha??

    saludos
    Rafael Martínez.
    Tamaulipas, México

  2. José Roda

    abril 25, 2010 at 5:25 pm

    Me podrían decir cual es la temperatura mínima que midieron en el enasyo.
    Yo he hecho una plantación de 3000 m2 y con una temperatura de -4 ºC se murieron todas las plantas.
    Han superado sus plantas esa temperatura mínima?.

    Saludos

  3. RONALD IRATCHET

    mayo 30, 2010 at 1:01 pm

    Los felicitos por su estudio, este es el unico estudio de temperaturas que hay.
    cuales fueron las temperaturas registadas en el periodo de estudio,ya que estoy pronto a realizar un plantacion en el descierto de atacama en la II region de CHILE,cuya temperatura media fruntuan entre -17.1 y la +24.5 con una precipitacion anual de 3 mm. cuales fueron sus medias tanto max como mini,
    desde ya estaria muy agradecido por esta informacion para ver en primera intancia como se comportaria la j.MAURKO y GUINEA BISAU
    ATTE

  4. Javier

    julio 19, 2010 at 3:41 pm

    ofrezco 320 hectáreas (zona selvatica) o más en renta para cultivo de biocombustible, ya sea jatropa, Caña de azúcar o Maíz la ubicación cercas del poblado XPujil, del estado de Campeche ( Orilla de carretera escarcega a Chetumal kilometro 168) o (municipio de Calakmul) si hay algún interesado favor de contactar a los teléfonos 9331048590 o 921165934 [email protected]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido