biodiesel en tucuman

ELECTRICIDAD DESDE LA SOJA EN TUCUMAN

biodiesel tucuman

#Biodiesel #Expoapronor #Apronor #Tucuman #Biocombustibles #Soja #Acsoja #Agroindustria

La energía es producida por un generador que utiliza biodiésel donado.

Foto: BIODIÉSEL. Roberto Palomo presentó el biocombustible y el generador. GENTILEZA GUSTAVO FRÍAS SILVA.

EXPO APRONOR 2018

En 2016, cuando se hizo la primera Expo, los organizadores encontraron que la red de energía eléctrica sólo puede atender la demanda de las pocas casas que existen. Hay que mencionar que las parcelas iniciales de 100 hectáreas se fueron subdividiendo a medida que las familias iban creciendo, y así hoy ya tienen su propio campo el hijo, el nieto y el bisnieto de los colonizadores originales, por lo que aumento la demanda de electricidad. Por eso, decidieron proyectar los cambios necesarios.

En 2017 los tiempos no les permitieron llegar adecuadamente e implementar un sistema adicional de suministro eléctrico, pero sí lo lograron para esta edición 2018 de Expo Apronor. Hoy trabajan con biodiésel, derivado de la soja, que hace funcionar un generador de 200 KVA que suministra la energía. Era una solución que estaba latente y la lograron por el trabajo mancomunado entre el productor del biodiésel, la gente que produce los generadores y los operarios de Apronor, entre quienes definieron la característica del equipamiento necesario.

Por eso, en esta muestra toda la energía que se consume en los stands, en el audio, etc, es generada en base a la propia producción de soja de los agricultores de la asociación; a través del extrusado se obtiene expeller de soja (que se usa para alimentar ganado mayor y menor, etc) y el aceite de soja, del que se puede hacer aceite metilado (se utiliza en las pulverizaciones para mejorar el caldo de la pulverizadora, para que la gota tenga más peso y no haya deriva).

La otra alternativa es la del biodiésel.Los productores de Apronor utilizan biodiésel al 100%, y con esto quieren demostrarle al productor lo que pueden lograr con su producción: un círculo virtuoso y alimentar sus maquinarias con este combustible, siempre para autoconsumo. Y también logran demostrarle a la sociedad que el campo es capaz de generar su propio combustible renovable. El biodiésel fue donado por la empresa Trigotuc, de Manuel Barinaga, quien tiene sus instalaciones en la Zona Franca, donde produce alimento balanceado y obtiene el subproducto biocombustible; así vuelve al campo, con lo que ese producto se coloca en el camión, el tractor, la cosechadora y la sembradora.

FUENTE: LA GACETA

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido