internacional

Europa batalla por detener el flujo de las importaciones de biodiésel desde Argentina e Indonesia

retenciones soja biodiesel exportaciones

#Biodiesel #Europa #Argentina #Indonesia #UnionEuropea #OMC #Carbio #Acsoja #Aapresid #Bioeconomia

El aumento de las importaciones de biodiésel desde Argentina y un esperado aumento de los envíos desde Indonesia amenazan con golpear la producción de la Unión Europea, que actualmente es el mayor productor mundial de este biocombustible.

La Unión Europea rebajó los aranceles a las importaciones del biodiésel argentino en septiembre del año pasado después de que Buenos Aires ganase una resolución ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), semanas después de que EEUU impusiese duros aranceles al combustible argentino.

Ahora, la UE está considerando si rebaja los aranceles al biodiésel de Indonesia.

El biocombustible producido a base de soja de Argentina está ahora entrando en la UE a precios mucho más bajos que el aceite de colza, la principal materia usada por los productores europeos. Estos alegan que no pueden competir contra el combustible extranjero y que, en algunos casos, están siendo arrastrados al borde de la quiebra.

Entre agosto del año pasado y enero, 852.000 toneladas de biodiésel -alrededor de cuatro veces la capacidad de una planta grande de la UE- valoradas en 617 millones de dólares fueron exportadas desde Argentina al bloque, según mostraron registros aduaneros. En la primera parte de 2017, casi todas las exportaciones se dirigían a EEUU.

Raffaello Garofalo, director de Consejo Europeo de Biodiésel (EBB, por sus siglas en inglés), dijo que el impacto de las importaciones argentinas ya era peor de lo que se esperaba.

“Hay un enorme deterioro económico y nos arriesgamos a ver a muchos productores de combustible renovable europeo echan el cierre ante este flujo de importaciones injustas”, afirmó Garofalo.

La UE es el mayor productor y consumidor de biodiésel del mundo, un combustible hecho principalmente a partir de aceites vegetales, que es renovable y puede reducir las emisiones de carbono.

La producción de la UE de biodiésel era de 11,9 millones de toneladas en 2017, por encima de las 11,7 millones del año anterior. Sin embargo, la consultora Strategie Grains, que inicialmente dijo que la producción sería estable este año, ha rebajado sus estimaciones de 2018 a 11,6 millones de toneladas por las importaciones argentinas.

Las importaciones del biodiésel argentino a la UE podrían alcanzar 1,5 millones de toneladas en 2018, con un volumen similar a la cantidad del biodiésel de Indonesia si la UE rebaja los aranceles, dijo Strategie Grains.

BIODIÉSEL ESPAÑOL

La UE era el principal mercado de biodiésel de Argentina hasta que los aranceles fueron introducidos en 2013.

La industria de biodiésel española podría verse muy afectada. No habría necesidad de producir combustible en España si hay biodiésel barato disponible desde Argentina, dijo Christophe Cogny, analista de Strategie Grains, añadiendo que las empresas españolas ya se estaban enfrentando a un exceso de capacidad.

Alemania, el mayor país productor de biodiésel de la UE, avisó de una caída masiva de la producción este año por las que denomina importaciones injustamente subvencionada.

“Deberían tomarse medidas inmediatas por la UE para restringir las importaciones y prevenir esta amenaza a la propia existencia de la industria del biodiésel alemán”, dijo Elmar Baumann, presidente de la Asociación Industrial Alemana de Biocombustibles VDB.

MEDIDAS DE CONTRAATAQUE

La UE abrió una investigación anti-subsidios al biodiésel argentino a finales de enero después de una queja del EBB, abriendo así otra puerta arancelaria.

Los productores argentinos acusaron a la UE de proteccionismo.

“Confiamos en que Estamos confiados en que tenemos un caso muy fuerte y claro para defendernos”, dijo Luis Zubizarreta, presidente de Carbio, la cámara industrial de biocombustibles de Argentina.

Si la investigación concluye que Argentina se ha beneficiado de subsidios injustos, podrían imponerse aranceles provisionales a finales de este año, aunque el alcance de estos aranceles se desconoce.

Por su parte Francia, presionada por el sector, adoptó unas leyes medioambientales más estrictas para la importación de biocombustibles, dirigidas a restringir el flujo de biodíesel argentino al país.

Pero, dado que la mayoría del combustible entra a la UE por Holanda o España para ser luego distribuido por el resto de países, será difícil rastrear el impacto de la iniciativa francesa.

EEUU impuso unos duros aranceles al biodiésel de Argentina e Indonesia el pasado agosto, argumentando que el combustible estaba siendo injustamente subvencionado. Los productores argentinos dijeron que esta medida podía significar la parálisis inmediata de las exportaciones a los mercados estadounidenses.

Además, el Departamento de Comercio de EEUU impuso el mes pasado nuevos aranceles al biodiésel de ambos países, para garantizar que el biodiésel argentino e indonesio no se venda en EEUU.

FUENTE: REUTERS

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido