agroindustria

Apoyo de Obama a la Agroindustria

obama-agroindustria-verdeEl presidente de los Estados Unidos plantea crear tres millones de puestos de trabajo “verdes” e impulsar la agricultura energética; cree firmemente en el desarrollo a partir de la producción rural. Foto: REUTERS y Maxie Amena.

“La salida para Barack Obama durante su campaña presidencial, que ahora se ve con mucha más fuerza, fue su agenda presidencial y el Programa de Estímulo, que tiene que ver con la creación de una nueva visión del mundo basada en las energías renovables. Uno de los puntos fundamentales de su agenda es la creación de 3 millones de nuevos puestos de trabajo verdes . Se llaman verdes porque se relacionan con esa nueva visión que plantea el desarrollo a partir de la agricultura energética, la eficiencia energética, las granjas eólicas, los biocombustibles y la creación de gran cantidad de nuevas empresas y tecnologías que conduzcan a que Estados Unidos vuelva a ser líder en la sustitución de combustibles fósiles por renovables y mejorar la situación en relación con el cambio climático y las emisiones de gases de efecto invernadero.”

Martín Fraguío fue quien comentó estos conceptos a LA NACION. Fraguío es director ejecutivo de la Asociación Maíz Argentino (Maizar), pero también es un permanente estudioso de todos los temas relacionados con el agro en los países más importantes del mundo. En esta oportunidad puso la lente en los Estados Unidos y en las decisiones de su presidente, quien, en medio de la tremenda crisis que está sufriendo su país, reconoce en la producción agropecuaria una base fundamental para su recuperación económica.

Temas concretos

Según Fraguío, Obama plantea temas concretos, como ser, la creación de 3 millones de puestos de trabajo verdes en dos años. Otra meta es dejar de importar petróleo desde Venezuela y los países Arabes, y sustituir toda esta energía por fuentes de energía renovable, que principalmente sería autogenerada, aunque también podría ser importada desde otros países.

Desde la óptica de Obama, igual que desde la de su predecesor, Bush, el maíz es una materia prima para hacer etanol en grandes volúmenes, pero que en el futuro se ira sustituyendo por el etanol producido a partir de la biomasa (celulosa de los vegetales que puede tener diversos orígenes: rastrojos de maíz, paja de trigo, restos de poda, aserrín o restos de la industria maderera, cultivos energéticos, pastizales, etc.). De esta manera es como planean alcanzar aproximadamente un 30% de sustitución de naftas por biocombustibles en un plazo no demasiado largo. Para 2022 alcanzarían un 20% de sustitución.

Por otra parte, el presidente de los Estados Unidos está muy lejos del debate: maíz para alimentos o maíz para energía. Obama, en su campaña electoral, comienza a desprenderse de este debate de las grandes corporaciones.

Por el contrario, plantea proteger a los pequeños productores del monopolio de las grandes corporaciones. Por eso, el programa lanzado por Obama no hace subir Wall Street. A los bancos mucha ayuda no les brinda; a las automotrices no les da nada, y mantiene bajo control las grandes corporaciones de alimentos. Entonces, este debate alimentos versus energía hoy está en otra vuelta.

Por otra parte, los Estados Unidos están intentando reconvertir todo el sistema de subsidios a sistemas genuinos de ingresos a partir de lo que se produce. Pero, de cualquier manera, hay un montón de subsidios y ayudas a los productores. Por ejemplo, un subsidio muy grande que están ofreciendo ahora a los productores agropecuarios es para la reconstrucción de los hogares en el campo. Tienen definido elegir unas 30 ciudades rurales pobres del país, para construir nuevos hogares, escuelas e Internet gratis.

“Y esto es prioritario para Obama. Y si a esto le sumamos una mejora en el acceso de los productos agropecuarios al mercado; va a mejorar enormemente las condiciones de vida en las zonas rurales”, agrego Fraguío.

Sostuvo el especialista que otro tema en el que vienen trabajando es el de prevenir los comportamientos anticompetitivos en contra de la agricultura familiar. Y esto hace referencia específica al negocio de la carne. Por ejemplo, un productor que utiliza su maíz para engordar sus novillos, a la hora de vender, se encuentra con que el negocio está manejado por cuatro empresas que le pagan un tercio del valor real porque tienen el monopolio del mercado. Entonces, están muy convencidos de apuntar al cuidado del mercado para los pequeños productores.

Granjeros jóvenes

Otra forma de ayuda que tienen pensada es desarrollar programas de compra de tierra para jóvenes granjeros. Si alguien quiere adquirir su primer campo le ofrecen créditos baratos.

Además promueven la asociación de dueños de tierras para que éstas permanezcan en manos de las familias rurales.

En el programa de Obama es prioritario resolver el problema de la energía. Esto se consigue con mayor eficiencia (mejores hogares, transportes, etc.) y logrando que los hogares se autoabastezcan de energía, por ejemplo, a través de la instalación de molinos eólicos.

“Todo al revés de lo que sucede en nuestro país. Obama cree en el desarrollo a partir de la producción. Acá sacaron el programa de autos, el de heladeras, el de lavarropas y ningún programa para adquirir maquinaria agrícola, por ejemplo”, enfatizó Fraguío.

La farm bill sigue exactamente igual y a esto se suma un montón de otros subsidios para los productores rurales, que apuntan a mejorar su estilo de vida. Por ejemplo, para que en las zonas rurales haya conexiones de Internet de banda ancha se van a destinar 2500 millones de dólares. Para ayuda alimentaria a la gente pobre de las zonas rurales hay 20.000 millones y para mejorar la eficiencia energética de los hogares medios y bajos, 5000 millones de dólares.

El tema mercados es uno de los grandes problemas que todavía no tienen claro cómo resolverlo. Están planteando una ley de “compre americano”, con lo cual van a aumentar mucho su consumo agrícola y si la producción de maíz se destina al etanol, no va a ir subsidiado a precios regalados a un cliente de la Argentina.

Entonces, si los Estados Unidos arman un sistema de agroindustria para autoabastecerse, es poco probable que la Argentina salga perjudicada. El mayor beneficio para nuestro país reside en que sus excedentes de producción los consuman internamente y no nos hagan perder nuestros mercados.

Estados Unidos es el principal importador de carne vacuna desde hace unos 50 años. Si ellos, en lugar de ser excedentarios en maíz y enviarlo a los feedlots, mandan el cereal a la producción de etanol y, entonces, los feedlots no producen lo necesario, van a necesitar importar más carne. Y ésta es una oportunidad.

También van a necesitar importar biocombustibles porque la demanda está creciendo mucho.

Por Héctor Müller
LA NACION

Fuente: La Nación

1 Comment

1 Comment

  1. enrique

    marzo 1, 2009 at 3:59 am

    soy mexicano y quisiera me pudieras ayudar a encontrar fuentes de informacion confiables sobre el desarrollo de biodiesel a partir de pastizales naturales o algun otro aprovechamiento de esots. grax por tu articulo es muy interesante

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido