biocombustibles

Futuro sobre ruedas

mouse-energias-renovablesEcológicos, aerodinámicos y livianos. Así serán los vehículos que hoy se diseñan en laboratorios de universidades y centros de investigación de las principales automotrices del mundo. Del batimóvil a los autos híbridos…

Con el barril de crudo por las nubes y pronósticos (los más optimistas) que calculan en 40 años el plazo en que se acabarán las reservas mundiales de petróleo, es lógico que las automotrices estén pensando alternativas a los autos nafteros y gasoleros.

En los Salones del Automóvil que se presentan en las principales ciudades del mundo -Frankfurt, Tokio, Detroit, París y Buenos Aires-, la vedette son los concept cars, autos de concepto. Muchos de ellos son apenas prototipos y nunca verán las calles, pero resumen las nuevas tendencias, orientadas fundamentalmente a un menor consumo o al uso de energías renovables.

En el futuro, los autos “no sólo tendrán prestaciones técnicas que beneficien al conductor, sino que deberán plantear alternativas a problemas más globales, como la contaminación y la falta de espacio en las ciudades”, enuncia Franco Vairani, un arquitecto cordobés que actualmente trabaja en el Media Laboratory del prestigioso MIT, el Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos.

Vairani, junto con un equipo de investigadores liderado por el profesor William Mitchell, es diseñador del City Car, un automóvil urbano que combina las características del transporte público con las de los vehículos personales. Se trata de un coche eléctrico, pequeño y apilable, similar a un carrito del supermercado. Caben varios en el espacio que normalmente ocupa un solo auto estacionado. Y cuando se acoplan unos con otros, cada unidad va recargando sus baterías. La idea es que el conductor lo utilice para desplazarse hasta su destino, y lo deje estacionado para que otra persona lo pueda usar. Fue diseñado para alcanzar velocidades promedio en las zonas urbanas (entre 40 y 60 kilómetros por hora) y está equipado con cuatro ruedas robots independientes, controladas por una computadora central. Esto le permite girar sobre sí mismo y moverse de manera transversal para estacionar en rincones extremadamente ajustados.

“Este desarrollo forma parte de un proyecto más general, Smart Cities, que se lleva a cabo en el Media Lab del MIT. El City Car es más que un automóvil: forma parte de la infraestructura urbana -asegura Vairani-. Además de brindar movilidad, el vehículo se conecta con la red informática de la ciudad a través de la cual recibe y envía información sobre el estado del tránsito y otros incidentes en las calles.”

Otra de las características de este automóvil, que por su originalidad fue destacado por la revista Time como uno de los mejores inventos de 2007, es la personalización de su forma de manejo. “El funcionamiento no es mecánico, sino que se conduce mediante un software, y se puede elegir entre sentirse en un auto deportivo o en un auto familiar, de la misma forma que se elige usar una PC o una Mac”, explica Vairani.

El diseño también es personalizado: el exterior estará recubierto por una tinta electrónica que permite cambiar el color o crear diferentes dibujos. Y el tablero es reemplazado por diferentes pantallas que muestran la información que el conductor desea ver.

Si bien las condiciones técnicas para fabricarlo en serie están dadas, por ahora el City Car no es más que una maqueta a escala. “El mayor obstáculo no es tecnológico -apunta el investigador-, sino el cambio de paradigma que significa dejar de ver el automóvil como un objeto personal para que pase a ser de uso comunitario.”

Eficiencia energética

Desde el lado de la industria automotriz, “las nuevas tendencias en el diseño de autos apuntan a la reducción del consumo”, señala el ingeniero mecánico Maximiliano Larrouquette, recibido en la UBA y actual líder de diseño de Concept Cars de General Motors en Detroit, Estados Unidos. “En el corto plazo, esto implica mejorar la eficiencia del motor de combustión interna y la transmisión, con tecnologías como el displacement on demand (de­sactivación de cilindros de acuerdo con la necesidad), diéseles limpios y combustibles alternativos”, explica.

En el mediano plazo están los híbridos, que funcionan con nafta, gasoil y electricidad, o nafta e hidrógeno, y se “enchufan” a la noche para recargar las baterías. Y, a más largo plazo, llegarán los hydrogen fuel cell (propulsados por celdas de hidrógeno). En cuanto al confort, el interior del auto se parecerá cada vez más al living de una casa. El monitoreo por computadora, los mapas interactivos y el posicionamiento satelital serán de serie, y otros dispositivos que hoy son de lujo, como los reproductores de DVD, la radio y la TV satelital para los pasajeros, vendrán de fábrica. En tanto, la seguridad seguirá siendo primordial: nuevos materiales, como el SMC (un compuesto orgánico de alta resistencia), el aluminio y la fibra de carbono permitirán disminuir la penetración de otro vehículo en caso de choque.

En cuanto al diseño, la alemana Mercedes-Benz se lleva por ahora todos los lauros con su Auto Biónico, lanzado en 2005 e inspirado en las formas del pez caja. A pesar de su cuerpo en forma de cubo, este pez de mares cálidos es notablemente ágil, fuerte y liviano. Por lo tanto, representa un ideal de aerodinámica. No es el batimóvil, pero se le parece bastante.

Por María Gabriela Ensinck

[email protected] 

pez-energias-renovablesPez

El Auto Biónico (“auto pez”) Mercedes-Benz: Daimler está utilizando un nuevo prototipo para analizar el gran potencial de la tecnología biónica en el desarrollo automotor y ha logrado excelentes resultados en cuanto a consumo de combustible y emisiones, con una combinación de tecnología de motor diésel de avanzada e innovadores métodos de control de emisiones.

Para realizar el Auto Biónico Mercedes-Benz, los ingenieros del Centro Tecnológico Mercedes-Benz y del Departamento de Investigación de Daimler buscaron, por primera vez, un ejemplo específico en la naturaleza que no sólo se aproximara a la idea de un automóvil aerodinámico, seguro, cómodo y compatible con el medio ambiente en cuanto a sus detalles, sino, que funcionara como una unidad formal y estructural. El ejemplo que encontraron fue el pez caja.

A pesar de su cuerpo en forma de cubo, como una caja, este pez tropical es notablemente ágil y representa un ideal aerodinámico. Luego de armar un modelo exacto del pez caja, los ingenieros de Stuttgart pudieron alcanzar un coeficiente de resistencia al viento de tan sólo 0,06 en el túnel de viento.

El Auto Biónico Mercedes-Benz es un automóvil compacto, funcional, de 4,24 metros de longitud y con espacio para cuatro ocupantes más equipaje. Este prototipo es uno de los más eficientes, en cuanto a la aerodinamia, dentro de su categoría de tamaño.

Además de su espectacular formato y un diseño de construcción liviano, el motor diésel de 103 kW/140-CV y la innovadora tecnología SCR (Selective Catalytic Reduction, o “reducción catalítica selectiva”) contribuyen en gran medida al ahorro de combustible y a una mayor reducción de las emisiones de escape. En el ciclo de conducción de la UE, el prototipo registra un consumo de combustible de 4,3 litros por cada 100 kilómetros, un 20% menos que los autos de producción en serie.

El pez caja, el modelo del prototipo, es también un excelente ejemplo de rigidez y poco peso. Su piel está formada por numerosas escamas hexagonales que ofrecen la máxima fuerza con el menor peso y lo protegen de manera efectiva contra lesiones.

Zaino

¿Qué problema resuelve?

Vehículo utilitario que por sus dimensiones y capacidades cubre un segmento entre la moto de carga más grande (Zanella Tricargo) y el automóvil utilitario más chico (Fiat Uno Cargo).

Se crea un nuevo segmento dentro de los vehículos de origen nacional.

En el mercado existen vehículos similares, importados, que no pueden ser homologados. El vehículo planteado tiene potencial para lograr la homologación.

¿Cuáles son sus posibles usos?

Vehículo de carga: reparto de alimentos (supermercados), mensajería, correo, oficios (plomero, gasista, electricista), reparto a domicilio, mantenimiento de espacios abiertos o cerrados, vigilancia.

Vehículo de tiro (agro): acoplados, tanques para riego o para fumigación, pequeños arados.

Vehículo de empuje: barredora, barredora de nieve.

Con toma de fuerza: cortadora de césped, desmalezadora.

¿Qué mejoras introduce dentro de su tipología?

No existen productos nacionales semejantes. Los similares que ofrece el mercado son importados y, por lo tanto, tienen un costo elevado. Si se tiene en cuenta que ninguno de estos vehículos está homologado para circular en la ciudad, el proyecto inaugura una nueva tipología de vehículo utilitario liviano, con múltiples prestaciones y costos acotados.

Mouse

¿Qué problema resuelve?

Primera motorización no contaminante

¿Cuáles son sus posibles usos?

Transporte particular en general

¿Qué mejoras introduce dentro de su tipología?

Estéticas, materiales, tecnológicas, etcétera.

Fuente: Diario La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido