carbio argentina

Biocombustibles en Argentina, caen las exportaciones de biodiesel por los bajos precios del petróleo

biodiesel-petroleo-2015Las exportaciones de biodiésel retroceden a la mitad por los bajos precios del petróleo.

Estimaciones de la cámara del sector indican que las ventas externas se desplomarán 50% interanual en el 2015, a 800.000 toneladas. En el primer trimestre de 2015 los ingresos disminuyeron 57% interanual

Crédito: Shutterstock Las exportaciones de biodiésel de Argentina se desplomarían un 50% interanual en el 2015, a 800.000 toneladas, por el impacto de la fuerte baja en los precios internacionales del petróleo, indicó la cámara que agrupa a los principales productores del biocombustible del país.

Desde mediados del año pasado los valores internacionales del crudo se derrumbaron a casi la mitad desde niveles superiores a 100 dólares por barril, como consecuencia de una abundancia de suministros de petróleo a nivel global.

“La caída en los precios del petróleo nos afectó muchísimo“, dijo a Reuters Víctor Castro, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), que estimó las exportaciones del sector para el 2015 en cerca de 800.000 toneladas, desde los 1,6 millones de toneladas del año pasado.

Hasta el 2013 Argentina era uno de los principales abastecedores de los cupos obligatorios de mezcla con diésel de la Unión Europea, pero dejó de hacerlo por una sanción comercial del bloque, por lo que sus embarques dependen en gran parte de la competitividad del biocombustible frente a los precios del petróleo.

“Luego de que la Unión Europea (UE) nos impuso injustificadamente aranceles, se ha estado entrando en una demanda discrecional de países que, si bien no tienen cortes obligatorios, aceptan mezclar con sus importaciones de gasoil (diésel), siempre y cuando el precio les convenga”, agregó.

En el 2013, la Unión Europea (UE) aplicó un elevado arancel a las compras de biodiésel de Argentina, a la que acusa de “dumping”, una denuncia negada por el país sudamericano pero que en la práctica le cerró las puertas del que había sido el principal destino de sus embarques.

Tras la medida de la UE, las empresas tuvieron que buscar destinos nuevos para sus embarques -que no dependen de cupos de mezcla- y, si bien las exportaciones volvieron a crecer a niveles similares a los previos a la sanción, la súbita caída en el precio del crudo fue un nuevo revés a un ya golpeado sector.

EN 2013, LA UNIÓN EUROPEA APLICÓ UN ELEVADO ARANCEL A COMPRAS DE BIODIÉSEL ARGENTINO

“La significativa caída del precio del petróleo y sus derivados impactó muy negativamente sobre la competitividad del biodiésel en los mercados internacionales que operan de manera voluntaria”, dijo a Reuters Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH).
En el primer trimestre del año, Argentina exportó cerca de 90.000 toneladas de biodiésel, un 57,5% por debajo de las 212.000 toneladas que fueron embarcadas durante el mismo período el año pasado, según Molina.

Medidas paliativas

A inicios de mes el Gobierno recortó al 5% el impuesto a las exportaciones de biodiésel realizadas en marzo, por debajo del 8,9% de febrero, en un intento por compensar el impacto negativo de la caída en los precios del crudo.
De acuerdo con Molina, la medida favorecería a la industria, aunque también señaló que “hay que destacar que la relación entre el (precio) del gasoil y el aceite de soja todavía es un factor que sigue limitando los negocios y no es responsabilidad del Gobierno de Argentina”.

En Argentina, prácticamente todo el biodiésel es elaborado en base a aceite de soja, producto del que el país es el principal exportador a nivel mundial.

CARBIO -que nuclea a empresas como Cargill, Bunge y Louis Dreyfus- también señaló que la reducción en el impuesto a la exportación ayudará a las ventas del sector pero, al igual que Molina, sostuvo que la medida por sí sola es insuficiente.

En un comunicado, la cámara reclamó un impuesto flotante a la exportación que guarde relación con el valor internacional del crudo, como también que el Gobierno suba a 20 por ciento -desde el 10% actual- la cantidad de biodiésel que debe incluirse en el diésel comercializado en Argentina.

Un incremento de ese nivel de mezcla aumentaría la demanda doméstica de biodiésel a alrededor de 2 millones de toneladas, desde el millón de toneladas de la actualidad.

Por otro lado, Castro señaló que la cámara sigue aguardando “que se expida la OMC (Organización Mundial de Comercio) en cuanto a la demanda y el panel que hemos establecido por la injustificada medida de Europa, aunque lamentablemente esas cosas tardan”.

A inicios del año pasado la OMC aceptó conformar un panel que investigue las medidas arancelarias, de cerca del 25% por cinco años a partir de fines del 2013, impuestas por el bloque europeo, luego de que Argentina presentó el caso ante la entidad.INFOBAE.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido