biodiesel de argentina

Carbio, resurge exportación de biodiésel de Argentina

biodiesel-exportacion-argen.gifExportaciones biodiésel Argentina resurgen tras baja de impuesto a ventas: cámara.

Vista general de una planta de biodiesel en San Lorenzo, Argentina.

Las golpeadas exportaciones de biodiésel de Argentina subieron con fuerza desde mayo gracias a una rebaja en el impuesto a las ventas al exterior y cerrarán el año con embarques que duplicarán las previsiones anteriores, dijo el titular de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio).Foto: Enrique Marcarian / Reuters.

Carbio estimó que las exportaciones argentinas alcanzarán 1,4 millones de toneladas este año, frente a las 700.000 toneladas que había previsto en marzo -antes de que el Gobierno rebajara el impuesto al sector- para uno de los mayores proveedores mundiales del combustible.

Los embarques del país austral venían en caída desde el 2012 como consecuencia de los problemas que tiene desde entonces para vender el biodiésel a la Unión Europea, que era su principal comprador y que tras una serie de controversias aplica un elevado arancel al combustible de Argentina, al que acusa de “dumping”.

El Gobierno argentino recortó en mayo al 11 por ciento el impuesto a las exportaciones de biodiésel desde el 21 por ciento previo, con el objetivo de impulsar a un sector que, antes de la medida de la UE, llegó a embarcar un máximo de 1,7 millones de toneladas del biocombustible en el 2011, según datos oficiales.

“Hasta el mes de abril las exportaciones fueron bajísimas y, a partir del ajuste que se realizó en el nivel de retenciones (impuestos a exportaciones), nos permitió ponernos en una situación internacional competitiva y poder volver a exportar en buenos niveles nuestro producto”, dijo a Reuters Luis Zubizarreta, presidente de Carbio.

De acuerdo con la cámara, Argentina exportará un total de 1,4 millones de toneladas de biodiésel en el 2014 gracias a la decisión del Gobierno, mientras que la producción del biocombustible sería de 2,35 millones de toneladas, desde los 1,8 millones que Carbio había previsto a principios de año.

“Todavía no estamos funcionando al 100 por ciento, pero la industria volvió a estar funcionando bien”, señaló Zubizarreta.

A fines de noviembre del año pasado, la UE aplicó un arancel promedio de un 24,6 por ciento para los próximos cinco años a las importaciones de biodiésel provenientes de Argentina, bajo la acusación de dumping.

La medida fue devastadora para la industria de biodiésel de Argentina, que, hasta ese momento, era el principal exportador mundial del biocombustible.

El Gobierno argentino llevó la disputa a la OMC, ya que argumenta que las fábricas del país no hacen dumping y que la decisión de la UE es meramente proteccionista.

Sin embargo, la reducción en el impuesto a la exportación del biodiésel mejoró la competitividad del biocombustible y sus embarques han subido a sus niveles más altos en dos años.

No obstante, las preocupaciones subsisten en el sector.

El Gobierno argentino realizó en los últimos meses aumentos a la tasa de exportación de biodiésel, que actualmente se encuentra en cerca del 17 por ciento, lo que, según Zubizarreta, ha vuelta a generar nuevas incertidumbres con respecto a los embarques del biocombustible.

“Después de la baja (de mayo) hubo algunos ajustes nuevamente para arriba y hoy, con este nivel de retenciones de alrededor del 17 por ciento, estamos en un nivel en donde los números vuelven a ser no tan claros”, señaló Zubizarreta.

El gobierno aplica un sistema de retenciones móviles para el biodiésel, en el que el impuesto a la exportación del producto varía en función de cambios en precios de referencia y otros factores.

OTROS DESTINOS

Si bien la medida de la UE prácticamente impide el ingreso de biodiésel argentino al mercado del bloque, gran parte de los nuevos embarques del biocombustible aún se dirigen allí, donde ahora son mezclados con diésel para su posterior venta a otros destinos.

Los embarques “van a Europa a un depósito fiscal, donde los traders energéticos los ‘blendean’ (mezclan) con gasoil (diésel) y lo vuelven a exportar a precio ‘blendeado’ (mezclado). Pero no entran a la UE, sino que van a otros destinos, como África u otros países de Oriente”, dijo Zubizarreta.

Mientras tanto, un panel de la Organización Mundial de Comercio (OMC) está analizando la disputa a pedido de Argentina, para investigar las barreras arancelarias que la UE comenzó a aplicar al combustible del país sudamericano.

En junio, el comisario europeo de Empresas e Industria de la UE dijo en Buenos Aires que el bloque está abierto a buscar una solución negociada a la crisis abierta con Argentina por las restricciones por supuesto dumping.

De acuerdo con Zubizarreta, el sector productor de biodiésel de Argentina está dispuesto a dialogar con representantes de la UE.

“Quisiéramos resolverlo de modo amistoso, como siempre, pero hay que ver la predisposición de la UE. Nosotros creemos que tienen que sacar lisa y llanamente ese arancel, que no corresponde”, dijo el titular de Carbio.

(Editado por Nicolás Misculin/Gabriel Burin)

Fuente: Terra/Reuters

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido