biocarburantes

Biocombustibles y subsidios en Roma

FAO-Lula-Brasil“Los biocombustibles no son el villano”

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

Biocombustibles y proteccionismo agrícola fueron temas que dominaron la jornada de apertura de la cumbre de seguridad alimentaria iniciada este martes en Roma, Italia.

La cita, auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuenta con la presencia de 44 jefes de Estado y de gobierno. 

Arrancó la cumbre

Al dirigirse a la cumbre, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva expresó que “los biocombustibles no son el villano” de la actual crisis del elevado precio de los alimentos en el mundo.

En palabras de Lula: “Veo con indignación que muchos de los dedos que apuntan contra la energía limpia de los biocombustibles -incluso el etanol de caña de azúcar- están sucios de aceite y carbón”.

Transgénicos: ¿hora de reabrir el debate?

Contra el proteccionismo

El mandatario sostuvo que “muchos de los que responsabilizan al etanol de los altos precios de los alimentos son los mismos que hace décadas mantienen políticas proteccionistas, en perjuicio de los agricultores de los países más pobres y de los consumidores de todo el mundo”.

Cristina-Kirchner-FAO“El problema alimentario no es solamente de producción, sino de distribución”Cristina Fernández, presidenta de Argentina

También la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, culpó a la política proteccionista de la problemática actual de los alimentos.

Fernández manifestó que “los países centrales” -refiriéndose a las naciones industrializadas- han venido aplicado desde hace años políticas proteccionistas y apropiándose de “los recursos del resto de los estados”.

“El problema alimentario no es solamente de producción, sino de distribución. Hoy producimos alimentos con más calorías que hace 70 años, pero la dificultad está en la distribución y en el acceso a las distintas comunidades”, agregó.

“Puros y monoteístas”

Otro presidente que se dirigió a la cumbre fue el de Irán, Mahmud Ahmadineyad, quien culpó de la crisis alimentaria mundial al sistema capitalista global y a algunos países poderosos que no mencionó.

Ahmadineyad, al igual que Mubage, quedaron fuera de la cena de gala.
Entre las medidas que propuso para erradicar la crisis figura el acceso al poder de dirigentes “puros y monoteístas”.La presencia en la cumbre de Ahmadineyad -que mantiene una disputa con la comunidad internacional por el programa nuclear de su país- y del presidente de Zimbabue Robert Mugabe, generó titulares durante la jornada.

Representantes occidentales acusaron a Mugabe -cuya prohibición de viajar a la Unión Europea no se aplica a los foros de la ONU- de ser el responsable de la aguda escasez de alimentos que afecta a su país.

Ahmadineyad, en su primera visita a Europa Occidental como presidente iraní, tuvo un frío recibimiento luego de que a su llegada a Roma defendiera sus comentarios acerca de una inminente desaparición de Israel.

Tanto Ahmadineyad como el presidente de Zimbabwe fueron excluidos de la recepción de gala para los dignatarios extranjeros.

África

Varias de las intervenciones de este martes fueron de líderes africanos, y el incremento de la asistencia a ese continente fue el reclamo de muchos delegados.

James Read, enviado especial de la BBC a Roma, informa que los líderes de África que acudieron a la cita de la FAO esperan que se concreten planes de ayuda a naciones africanas altamente dependientes de alimentos importados.

A la vez, según Read, hay esperanzas de que la crisis mundial de los alimentos pueda representar una oportunidad para transformar la seguridad alimentaria en el continente africano.

Fuente:BBC Mundo

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido