ley de biodiesel

En Argentina el nuevo proyecto de ley de biodiésel suma expectativa a la producción regional

La presentación de un proyecto de ley para establecer la exención de impuesto al biodiésel generó amplia expectativa en el sector productor nacional y también en la región NEA, donde la incorporación de plantas en empresas y cooperativas consolida una capacidad de producción instalada del orden de los 15 millones de litros anuales.

Aunque el Chaco no produce biodiésel para su distribución comercial, la exención solo al biodiésel destinado a las generadoras eléctricas, que representa un 14% de la producción interna, y no incluye al sector automotor, que abarca un 50%, es recibida con entusiasmo en el Chaco, donde que la posibilidad de subir energía eléctrica a la red ya es evaluada por diferentes emprendimientos basados en energías alternativas, con excedentes productivos o de rezagos disponibles para generar electricidad.

La generación de electricidad con briquetas elaboradas con los restos de la producción forestal, maderera, taninera y agrícola suma evaluaciones para bajar costos con desarrollo de pequeñas plantas de autoabastecimiento que, eventualmente, puedan sumar electricidad a la red, alternativa que con la exención impositiva suma interés.

“Alienta esta iniciativa porque hay muchas empresas que podrían completar con mayor eficiencia sus procesos de producción”, evaluó ayer Isidoro Wojtun, titular de Bio Energy, empresa dedicada a la fabricación de plantas de producción de biodiésel.

“El proyecto busca corregir una distorsión tributaria que en la práctica venía jugando en contra de la competitividad del sector con respecto al gasoil importado y del cumplimiento del corte interno del 10% con el combustible. Es que, el hecho de que el biodiésel tributase un 41% más que el gasoil importado, exento de ambos impuestos, generaba un incentivo contrario al espíritu del aumento del corte, ya que en ambos casos convenía consumir primero el cupo de gasoil importado y luego adquirir el biodiésel para el corte”, señaló en un editorial Carolina Schuff Coordinadora, de Análisis Sectorial de Abeceb.com.

Sin ningún productor de grandes dimensiones instalado aún en la provincia del Chaco, la fabricación de biodiésel es la opción elegida ya por empresas viales, de transporte, cooperativas y grandes productores agropecuarios para abaratar en unos $ 6 por litro el costo del gasoil que consumen sus maquinarias.

El costo incluye la amortización de una planta tipo de un costo de entre 90 a 100 mil dólares, que produciendo a plena capacidad elabora unos 15 mil litros diarios, que a una diferencia de costo de $ 5 por litro se amortiza en 30 días.

El envío del proyecto de ley al Congreso llega luego de que la Secretaría de Energía anunciara -en diciembre pasado- un incremento en el corte del biodiésel con el gasoil (de 8% a 10% para automotores, y de 2% a 10% para las generadoras eléctricas), efectivo a partir de este año, con el objetivo de compensar -al menos parcialmente- las medidas adoptadas por la UE. Sin embargo, si bien el incremento del corte apuntaba a amortiguar el impacto de las medidas de la UE, el sector se encontraba afectado por la dificultad para competir con el gasoil importado ante las diferencias impositivas, a lo que se sumaba el atraso sistemático en la publicación de los precios internos por parte de la Secretaría de Energía.

En este contexto, de cara al futuro será clave qué suceda con el biodiésel destinado al consumo automotor, que representa un 50% de la producción total del biocombustible. Si efectivamente no se incluye en la medida, ese biodiésel continuará tributando el impuesto del 41%, y seguirá estando en una situación desventajosa con respecto al gasoil importado.DIARIO NORTE.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido