General

Biocombustibles en Mendoza, optimizan la producción de biodiésel de colza

El proyecto de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria avanza en el refinamiento del aceite para su uso como energía amigable con el ambiente. Con nuevas técnicas lograron aumentar la extracción del producto presente en las semillas, superando el 90 por ciento. 

Hace tiempo se viene trabajando en los biocombustibles, y en San Rafael la FCAI lleva adelante un desarrollo importante del biodiésel, al que ahora le incorpora una planta para hacer aceite de colza, el cual permite generar un biocombustible de muy buena calidad.  

El ingeniero Ricardo Maggioni, director del proyecto “Extracción y refinación de aceite de colza para la producción de biodiésel”, explica en el portal de la UNCuyo cómo puede mejorarse la producción .

“El modo de sacar el aceite de esta planta es mecánico, es decir, evitamos el uso de solventes tóxicos, factor que favorece una producción de combustible más ecológico (…) Estamos montando y afinando el funcionamiento de la prensa para la extracción de aceite de colza, seguida de los procesos de refinación y optimización de la producción de biodiésel.

Utilizamos los procesos tradicionales con modificaciones, como la sustitución de la etapa de separación por decantación natural, que constituye actualmente la etapa lenta de producción. Con ello mejoramos sustancialmente la capacidad de la planta”.

Asimismo, expresa: “hemos construido e instalado una planta piloto de extracción . Este importante equipo está ubicado al lado de la planta de producción de biodiésel que tiene la FCAI”.  

Sobre las diferencias y similitudes entre los combustibles derivados del petróleo y el de la colza,  explica que “ambos  son compatibles, no producen alteraciones de funcionamiento en los motores de ciclo diésel.

Actualmente, nuestro país tiene una normativa energética que exige la incorporación de la mezcla de 8% de biodiésel con un 92% de gasoil”; también destaca que el biodiésel es muchísimo más amigable que gasoil .

Maggioni cuenta que la idea de usar aceites en motores diésel viene desde hace más de 100 años, impulsada por el propio Rudolf Diésel, mientras que hubo intentos de usar energías renovables durante la Segunda Guerra Mundial.

La colza data de 2 mil años antes de Cristo en la India, mientras que los europeos la utilizan en aceite desde el siglo XIII, para lámparas, materia prima para  jabones y pinturas, y como aceite barato para cocinar.

La FCAI viene sentando precedente sobre el desarrollo de combustibles provenientes de fuentes renovables ecológicas y aprovechamiento de plantas que no compiten con vegetales para alimento humano.

LA COLZA  

La colza es una planta que no requiere grandes volúmenes de agua para subsistir  y es muy resistente a los cambios climatológicos. En  Mendoza se han obtenido muy buenos rendimientos .

En la colza como biocombustible lo  importante es su semilla. Es de forma esférica, y su diámetro es menor que dos milímetros. Ambas características implican una gran complejidad a la hora de extraer su aceite, debido a que dificultan su ruptura.

En la UNCuyo se trabaja con un sistema que nuclea la reducción mecánica de la semilla y su hidratación. Se apunta a la reducción de tamaño para aumentar del área de superficie de contacto con el solvente (agua). De esta manera, se logra extraer el 93-94% de su aceite.   Ahora, el futuro del proyecto apunta a alimentar con semillas de colza una prensa continua. Diario San Rafael.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido