biocarburantes

Esther Herranz asegura que en el 2020 será necesario un 50% más de biodiesel

BIOENERGETICAS-BIODIESEL.gifSegún la eurodiputada conservadora riojana, el incremento viene dado por la reforma de la directiva europea de biocarburantes.

La eurodiputada del Partido Popular de La Rioja, Esther Herranz, y el alcalde de Calahorra, Javier Pagola, comparecieron ayer ante la prensa en la sede del partido para analizar la repercusión que tendrá la reforma de la directiva europea de biocarburantes en la planta que la empresa Iniciativas Bioenergéticas tiene en Calahorra.

Herranz comenzó señalando que desde el PP «queremos lanzar un mensaje de tranquilidad porque estamos trabajando para que haya seguridad en las inversiones que se han realizado en nuestro país en el sector de los biocarburantes, dándoles además a estos inversores herramientas suficientes para que tengan aseguradas las inversiones que ya han hecho, pero también para que puedan seguir invirtiendo».

La eurodiputada conservadora riojana destacó en ese sentido que «hemos conseguido que se aumente casi en un cincuenta por ciento (del 4,1 al 6 por ciento) la necesidad de biodiesel para los próximos años en nuestro país y en toda la Unión Europea».

Del mismo modo recordó que «en el año 2020 va a ser un 50 por ciento más de biodiesel el que vamos a necesitar obligatoriamente y eso da una importante tranquilidad a todo el sector de los biocarburantes». Herranz quiso puntualizar que «la seguridad es tanto para los trabajadores e inversores de las plantas de biodiesel como para todos aquellos que aportan materia prima, como son los agricultores, que tendrán una oportunidad más de negocio, no solo de producir alimentos sino también plantas para la producción de biodiesel», por lo que afirmó que «es para todos» y que por eso desde su partido «siempre hemos tenido compromiso serio», lamentando que «el PSOE no haya apoyado también los intereses de los calahorranos».

La planta calagurritana, como el resto de las ubicadas en todo el país, viene acarreando un problema desde hace al menos un par de años, que por la tasa diferencial de las materias primas que vienen de Argentina e Indonesia, las exportaciones del aceite vegetal desde esos países las gravan mucho más que el producto terminado y España tiene un problema con las plantas de biodiesel, que no se pueden poner en marcha, porque resulta más barato comprar el producto terminado que comprar la materia prima. Iniciativas Bioenergéticas, según explicaban sus responsables con ocasión de la visita girada por el agregado de Industria de la Embajada de Estados Unidos, en condiciones normales tiene una producción de 250.000 toneladas al año, pero se ha visto rebajada a 20.000.

Por  F. DOMÍNGUEZ /CALAHORRA

FUENTE:  EL CORREO

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido