BLOOMBERG NEW ENERGY

AUMENTA EL INTERES DE LAS AEROLINEAS EN LOS BIOFUELS

Biocombustibles para la aviación podrían ser competitivos en menos de una década.

Aumenta el interés de las aerolíneas en los biofuels para reducir su huella de carbono y mejorar sus credenciales medioambientales.

Aumenta el interés de las aerolíneas en los biofuels para reducir su huella de carbono y mejorar sus credenciales medioambientales.

Las aerolíneas podrían comenzar a emplear a gran escala los biocombustibles en pocos años, según previsiones de Bloomberg New Energy Finance. En un informe remitido a sus clientes, la firma de análisis de mercado pronostica que el costo de algunos biofuels, tales como los basados en aceites vegetales no comestibles, podría acercarse al de los combustibles fósiles hacia 2018 si continúa mejorando la eficiencia en su producción.

Si los combustibles basados en aceites vegetales no comestibles lucen cada vez más prometedores, los más conocidos biofuels con base en aceites provenientes de vegetales como frijol de soya, colza y palma pudieran nunca llegar a ser completamente competitivos, señala el reporte.

El tercer tipo de jet fuel con base vegetal analizado en el estudio es el proveniente de materias primas leñosas, usando una tecnología que ya ha sido certificada para uso de la aviación. Sin embargo, Bloomberg New Energy Finances considera que este tipo –producido vía gasificación de la madera y el proceso Fischer Tropsch- quizá no sea rentable para las aerolíneas hasta bien entrados los años 2020.

Otro método de conversión relacionado con la madera, la pirolisis de materias primas celulósicas, que podría estar certificado para 2014, puede ser más prometedor para producir biocombustible a costos competitivos para finales de la presente década.

El análisis concluye que las aerolíneas podrían estar usando sólo una modesta proporción (hasta 2%) de biocombustible en su mezcla de combustible en los próximos años. Es muy probable que usen más el biofuel basado en aceites vegetales comestibles. No será competitivo como el fuel convencional, pero algunas compañías aéreas considerarán que vale la pena dedicar dinero extra a mejorar sus credenciales medioambientales y ganar experiencia en el terreno de las tecnologías verdes.

2018

Para 2018 o una época muy cercana, los biofuels obtenidos del hidro-tratamiento de aceites vegetales no comestibles como la jatropha o la camelina, o de la pirolisis de material celulósico, deben ser los primeros en ser competitivos en comparación con los costos del fuel fósil (asumiendo que en éste se incluya el costo del carbono) luego de ser llevados a producción en gran escala.

“El problema es que para el futuro previsible, incluso siendo razonable en términos económicos, habrá una limitada disponibilidad de biofuel certificado y relativamente costeable. Las aerolíneas tendrán que competir con la industria de transporte terrestre por la producción de la industria de biofuels”, opina Harry Boyle, experto líder en bio-energía en Bloomberg New Energy Finance.

Y agrega: “Si los gobiernos quieren que las aerolíneas consuman una proporción significativa de combustible no fósil antes de 2020, tendrán que subsidiar el uso de biofuels avanzados pero aún no rentables, o, más probablemente, introducir regulaciones que obliguen a las aerolíneas a emplear un determinado porcentaje de combustible sostenible en su mezcla y soportar las críticas porque ello conduzca al encarecimiento de los boletos”.

Las compañías aéreas han mostrado recientemente interés en la idea de utilizar los biocombustibles como una forma de reducir sus emisiones de carbono y mejorar sus credenciales medioambientales. La International Air Transport Association (IATA), ha establecido que para 2020 desearía un porcentaje de uso de 6% de biojet, equivalente a 8 mil millones de litros de biocombustible para aviones.

La Unión Europea ha extendido su Esquema de Comercio de Emisiones a la industria aérea este año, obligando a aerolíneas que usan el espacio aéreo europeo a comprar cuotas que compensen sus emisiones de CO2. Sin embargo, en su reporte Bloomberg estima que incluso ese costo será relativamente menor comparado con el precio adicional que las compañías tendrían que pagar para quemar biofuels en lugar del fuel fósil convencional en los próximos años.

La firma especializada considera que los productores que empleen aceites vegetales comestibles tienen el potencial de producir jet fuel, biodiesel a 1.20 dólares el litro si pasan a producción en gran escala (partiendo de los precios actuales de los aceites vegetales). Es mucho más que el precio del fuel convencional, alrededor de 0.85 en los inicios de 2012.

Sin embargo, destaca el reporte de Bloomberg New Energy Finance, un mejor resultado sería posible con el empleo de jatropha. Si la producción pasa a una mayor escala, podría obtenerse jet fuel a 0.86 dólares por litro hacia 2018. Entretanto, partiendo de la pirolisis de madera podría lograrse un precio de 0.90 centavos para esa fecha.

Más lejos en el horizonte están los biofuels con base en algas. Según las previsiones de la firma, al menos en la presente década no aparecerán grandes granjas para este tipo de producción.CARIBBEAN NEWS DIGITAL.

1 Comment

1 Comment

  1. jose bachiller

    julio 4, 2012 at 7:56 am

    Hola me gustaria saber mas cosas sobre el cultivo de esta planta, para yo poderla sembrar en mis tierras, si es una alternativa a los cereales, y quien mas nos puede dar mas detalles de su cultivo, si es de secano, resistente al frio, su producion media y las ventajas, gracias y un saludo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido