Franceses vinieron a “espiar” la colza y el girasol

colza-canola-girasol-biodieExpertos en oleaginosas recorrieron el país e intercambiaron datos sobre los cultivos para biodiesel.

Especialistas franceses recorrieron la Argentina en una misión técnica tendiente a intercambiar conocimientos vinculados a girasol y colza. André Merrien es director del laboratorio francés de Análisis del Centro Técnico Interprofesional de las Oleaginosas Metropolitanas (Cetiom) y responsable de los Programas de Investigación y Desarrollo del Centro Técnico para el Oeste de Francia, donde se concentra el 50 por ciento de los cultivos oleaginosos. Merrien estuvo acompañado por Francis Flenet, doctor en Fisiología Vegetal del Cetiom y Gilles Sauzet, del Observatorio Colza del mismo ente.

Durante mucho tiempo, los especialistas del organismo francés marcaron el norte para la cadena del girasol argentino. Esta vez, el intercambio fue igualitario. El gran avance que ha tenido la Argentina en el desarrollo de tecnologías para la agricultura hizo posible que, en esta oportunidad, los especialistas franceses vinieran a buscar novedades sobre desarrollos genéticos, ensayos, siembra directa e intersiembra para aplicar en sus planteos agrícolas.

En su visita, Merrien, Flenet y Sauzet se reunieron con los referentes argentinos para intercambiar experiencias en determinantes de calidad en granos y aceites, estudios sobre colza y girasol y brechas de rindes. Además, recorrieron el Inta Balcarce, módulos de producción de colza e intersiembras en Tandil y en la zona norte de la provincia de Buenos Aires. Su estadía fue financiada en forma conjunta por el centro francés, la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), Cazenave y Asociados y la Unidad Integrada Balcarce.

Colza y girasol en Europa

Para producir biodiesel en el viejo continente hay que desarrollar 1,9 millón de hectáreas de colza. Aunque el cultivo crece, la pregunta que se hacen los especialistas es si la producción francesa alcanzará a satisfacer el mercado.

El cultivo de colza es un producto del norte del país. El girasol, por su parte, se siembra en el sur y el oeste de Francia. “La pregunta que nos hacemos es cómo se va a manejar en el país el desarrollo de la colza y del girasol equilibradamente. Aunque son dos cultivos diferentes, la colza es de invierno y el girasol de primavera, ambos pueden ir antes del trigo, pero hay cierta competencia por su condición de cabeza de rotación”, expresó el especialista.

En la zona tradicional, la colza ocupa entre 25 y 30 por ciento del área agrícola útil.

Generalmente se hace colza y trigo, pero con problemas de enfermedad y de malezas. Para esta oleaginosa, las expectativas de crecimiento están puestas hacia el oeste, en la zona ganadera. El aporte que esta actividad hace a la materia orgánica del suelo y los niveles de nitrógeno genera condiciones propicias para el cultivo de colza. También hay un plan de desarrollo hacia el sur del país, área girasolera con escasa disponibilidad hídrica que baja las expectativas de rinde para la colza.

En cuanto al girasol, las perspectivas en Francia son de recuperación. Desde hace 10 años el área viene en baja. Hace 15 años había más de un millón de hectáreas, actualmente la superficie apenas alcanza la mitad.

“Los precios bajaron y el cambio en la política Común fue muy difícil para la colza y el girasol y muy buena para el trigo. La falta de inversión en girasol tiene principalmente razones económicas. Aunque también es cierto que algunos productores tienen que enfrentar factores limitantes, como plagas y enfermedades”, argumentó Merrien.

Los bajos precios de los granos hicieron que los agricultores franceses llevaran al girasol a los peores lotes, esto bajó los rindes y, en forma paralela, se interrumpió el progreso genético.

Para Merrien, es posible que el año próximo el cambio siga marcando una diferencia en precio para el girasol oleico destinado a consumo humano y el producido para biodiesel. Según el especialista, hay una diferencia de 50 euros por tonelada a favor del consumo doméstico.

En Francia, el 50 por ciento del girasol producido es de tipo alto oleico. Se estima que el 30 por ciento del oleico va para uso industrial, la otra parte para alimentación. De ese 30 por ciento, la mayor parte (90 por ciento) se destina a la producción de biodiesel. En este campo hay un crecimiento de los biolubricantes, especialmente donde se usa aceite para máquinas en ambientes sensibles, como el agua o la selva. Esta tendencia genera un reciente mercado para el oleico de calidad. En Francia hay dos tipos de oleicos: el oleico (80 por ciento) y el alto oleico (90 por ciento). De todas formas, los productores ven con mejores ojos el mercado de aceite para uso alimentario, porque tiene mejor precio.

Tecnologías que atraen

En Francia, la preocupación pasa por la producción de aceite para la fabricación de biodiesel y una mejora en el rendimiento energético.

En este contexto productivo, la práctica de la siembra directa es, para los franceses, uno de los principales atractivos. “Estamos trabajando para optimizar todos los procesos entre la siembra y la cosecha de manera de reducir el consumo de energía. Tratamos de hacer trabajos menos agresivos con el suelo para conservar mejor la materia orgánica y disminuir la cantidad de prácticas”, detalló Merrien.

El control de malezas en girasol y colza es un problema a resolver en Francia. De allí el interés en el trabajo argentino que, junto a las investigaciones tendientes a mejorar el contenido de aceite en grano, resultan aspectos de especial cuidado para los franceses.

“Los estudios sobre contenido de aceite en grano o la composición de ácidos grasos que se han realizado aquí son de los únicos que se han hecho en el mundo a ese nivel. No hay más de cuatro o cinco en desarrollo, pero el del Inta Balcarce es uno de los más importantes”, destacó el investigador francés.

En lo que hace a la práctica de intersiembra, los especialistas franceses comentaron que están desarrollando algunas experiencias con el fin de mejorar el nivel de nitrógeno en el suelo.

Fuente: La Voz del Interior

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido