biodiesel

CARTAMO, UNA ALTERNATIVA PRODUCTIVA PARA EL SUDOESTE DEL CHACO

CHARATA (Agencia) – El cártamo en la región del sudoeste chaqueño por sus antecedentes en otras provincias con un mercado mundial que lo necesita para producir biodiésel, se convirtió en una interesante alternativa para los productores que están demandando mucha semilla para cultivarlo.

El año pasado se implantaron alrededor de 40 mil hectáreas y se estima que en el presente se pueda duplicar esa cantidad por todas las ventajas que tiene en relación con otras oleaginosas con un precio que también está acompañando.

Este cardo silvestre, muy rústico, en Salta se realiza desde hace un par de años con resultados espectaculares. Tiene como uno de sus principales beneficios que no es atacado por las aves, algo que prácticamente disminuyó en gran medida el rendimiento del girasol en la última campaña y obligó a los productores a replantearse si deben seguir sembrándolo o buscar otra alternativa más acorde con las circunstancias.

“Es algo muy simple”

Según Ricardo Casalánguida, titular de Risen Semillas, “es algo muy simple y, lo principal, a diferencia del girasol no es atacado por las aves. El cártamo es prácticamente un cardo de la variedad salvaje con su flor arriba y toda la semilla, tiene muchas espinas y cuesta solo un 30 por ciento de lo que obliga a invertir el girasol a la hora de la siembra”.

“Es una oleaginosa, un pequeño girasol —como un grano de arroz— que tiene la pepita adentro de la cascarita, se extrae con la cosechadora normal de trigo, la implantación es de 12 o 13 plantas por metro lineal, de los cuales si quedan 10 para cosecha es perfecto. En cuanto a comercialización se habla de entre 370 a 400 dólares el precio de la tonelada. De acuerdo con distintas averiguaciones que hicimos, no le cuesta dar mil kilos por hectárea, o sea que en un año malo va a dar entre 1200 y 1300 kilos y en uno bueno dará entre 1800 o 2000 kilos por hectárea. Esas son algunas de las razones por las que los productores están apostando por el cártamo”, agregó.

En la misma línea, Calánguida explicó que tiene un ciclo de entre 140 y 150 días. Su época de implantación es todo junio y parte de julio porque sobre fines de octubre los calores maduran todo y en noviembre está para cosecharse”.

“En cuanto a lo económico, el costo de siembra no es elevado, porque sale aproximadamente solo $50 por hectárea sembrarlo. En líneas generales tiene muchas ventajas, no es híbrido y son varietales que siempre se van mejorando”, señaló.

Alternativa contra la paloma

Como alternativa para suplir al girasol, el cártamo es la indicada desde la óptica de Casalánguida. “A la hora de sumarlo a la rotación es una alternativa más, porque tenemos la grave plaga de la paloma y partir de allí surgió esta nueva opción para producir, en la cual Salta dio el puntapié, porque tenía el mismo problema que nosotros, y lo han solucionado. Antiguamente se sembró en la zona de Córdoba, pero después tuvimos el problema de la comercialización, porque un año o dos se comercializaba y después no. Hoy con el tema de los diésel hace falta aceite en todo el mundo”, argumentó.

Desde el lado de los productores, Héctor Solé, sostiene que “el cártamo es un cultivo que desde hace muchos años que se lo venía sembrando en la zona, pero no en grandes cantidades, y cuando aparecieron los híbridos de girasol que tenían un mejor rendimiento se dejó de hacer. Pero desde hace un año, cuando empezó el ataque de las palomas, se volvió a realizar”.

“En nuestro caso sembramos 100 hectáreas, anduvo bastante bien con un rendimiento aceptable y un precio que acompañó a tal punto que este año duplicamos la cantidad de hectáreas implantadas”, acotó, a la vez que apuntó en relación con la situación climática que “una parte demoró su crecimiento por el intenso frío y recién ahora se está empezando a mover la planta y hay otros lotes que recién están empezando a nacer”.

Según manifestaron fuentes cercanas al Ministerio de Producción, en el departamento 2 de Abril, el cártamo está llegando a unas 1200 hectáreas, cambiando un poco el panorama, porque el productor opta más por el trigo, a la hora de pensar en la rotación, situación que cambia en lugares como Charata, Las Breñas, Corzuela.

Rentabilidad a bajo costo

Coincidiendo con la opinión del propietario de Risen Semillas (Ricardo Casalánguida), para Solé “el cártamo es un producto que tiene rentabilidad porque la semilla para sembrarlo no es cara. La hectárea de costo anda en el rango de los $ 75 y después no hay más gastos, porque el año pasado, por ejemplo, no le entró ninguna plaga. Asimismo, la cosecha es un poco más pesada que el trigo, pero tampoco es más difícil y en precio el año pasado anduvo en un 10 por ciento menos que el girasol la tonelada”.

Ampliando el abanico de ventajas que tiene esta oleaginosa que puede llegar a quedarse por mucho tiempo en la región, el productor sostuvo que “en un campo propio es rentable, quizás en uno alquilado no convendría hacerla. Es un producto que se adapta muy bien a los suelos pero como cualquier planta si le damos la mejor tierra es donde nos brindará su mejor rendimiento y además no necesita mucha lluvia”.DIARIO NORTE.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido