biodiesel

PRIMER VUELO TRANSATLANTICO CON 15% DE BIODIESEL OBTENIDO A PARTIR DE ACEITE DE CAMELINA

Con biocombustible, un avión unió Seattle con París.La nave, que recorrió 8.029 kilómetros, pasará a formar parte de la firma luxemburguesa Cargolux.

El avión de carga 747-8 de Boeing realizó el primer vuelo transatlántico con biocombustible, tras llegar al aeropuerto francés de Le Bourget. De Seattle a París, en total la nave recorrió 8.029 kilómetros, propulsado por cuatro motores GEnx-2B de General Electric alimentados con una mezcla de un 15% de biocombustible basado en camelina y un 85% de queroseno tradicional.

Luego de estar presente en el salón aeronáutico de Le Bourget, el avión pasará a formar parte de la firma luxemburguesa Cargolux.

Se trata del cuarto de los cinco unidades comerciales de Boeing que llegan a Le Bourget. Según un comunicado, no se modificó ni la aeronave ni los motores para el uso de ese combustible.

Desde Boeing esperan que el vuelo sirva para dar un impulso a los esfuerzos de la aviación, a fin de reducir las emisiones de carbono y mejorar la todas las fases de la industria aeronáutica.

A su vez, la Comisión Europea (CE), Airbus, las principales aerolíneas europeas y los productores de biocombustible lanzaron una iniciativa industrial para acelerar la comercialización de biocombustibles para la aviación en el Viejo Continente.

La iniciativa, denominada Biofuel Flightpath es un mapa de ruta con un claro objetivo de producción anual de dos millones de toneladas de biocombustible producido de manera sostenible de cara a 2020. El biocombustible será producido en Europa a partir de recursos materiales europeos.

El proyecto tiene el respaldo del comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, y del consejero Delegado de Airbus, Tom Enders, además de las grandes aerolíneas europeas y de un gran número de productores de biocombustibles.

Los miembros del comité de la iniciativa darán soporte y promocionarán la distribución, almacenamiento y sostenibilidad de los biocombustibles para su uso en el sector de la aviación y para alcanzar unas cotas de producción y consumo de dos millones de toneladas en 2020.

También se establecerán mecanismos financieros adecuados para dar soporte a la construcción de plantas avanzadas de producción de biocombustible.

Primera aventura

Entre los objetivos figura el de facilitar el proceso de certificación y la producción de biocombustible a un coste razonable con compromisos tangibles de suministro y compra. Además, la idea es que se promuevan medidas legislativas con el objeto de asegurar la aceptación en la actividad, y para acelerar la investigación y el desarrollo en las tecnologías de fabricación del biocombustible, incluyendo algas.

Es una oportunidad única para crear la primera aventura industrial para la introducción de biocombustibles sostenibles para operaciones comercialmente competitivas, destacó Oettinger, quien aseguró que el plan cuenta con completo apoyo de la CE que dirigirá sus esfuerzos a contribuir activamente en su éxito.

Sólo trabajando juntos podremos lograr nuestro ambicioso objetivo de hacer el transporte aéreo verdaderamente sostenible, dijo al respecto Enders.

El consejero Delegado de Air France, Pierre Henri Gourgeon, garantizó que la idoneidad del biocombustible para la industria de la aviación ya fue probada, abriendo la puerta a una reducción drástica de la huella de carbono.

Europa está dando las señales correctas para la emergencia de la cadena de suministro europea, añadió el directivo de la firma.

Por último, el consejero Delegado de Choren, Marcell Ulrichs, recalcó que el sector de los biocombustibles se encuentra preparado para ayudar a cumplir los objetivos de comercialización del proyecto.CRONISTA.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido