etanol

ETHANOL SUMMIT, BRASIL VA POR MAS ETANOL

El etanol afronta el desafío de ganarse un lugar en la energía brasileña.

Por Anella Reta (AFP)/SAO PAULO — En franca expansión durante los últimos años, el etanol brasileño se encuentra ante el desafío de continuar ganando terreno en la matriz energética nacional y abrirse un mayor lugar en el mercado internacional, destacaron el lunes representantes del sector en Sao Paulo.

“Estamos viviendo un ciclo de crecimiento. (…) Pero lo que todavía no sabemos es el papel que jugará el etanol en la matriz energética” en los próximos años, afirmó el presidente de la Unión de Industria de la Caña de Azúcar (Unica), Marcos Jank, en declaraciones a la prensa durante la tercera Cumbre del Etanol.

Para Jank, la demanda en aumento por biocombustibles a nivel mundial y la “creciente presión de la sociedad por la independencia de combustibles fósiles” impulsarán el crecimiento del sector en Brasil, que prevé recibir inversiones por 80.000 millones de reales (unos 51.000 millones de dólares) para la instalación de unas 130 usinas nuevas en los próximos diez años.

Sin embargo, el etanol brasileño todavía enfrenta los desafíos de obtener “más regularidad de abastecimiento, estabilidad de precios (…) y ganar competitividad en la cadena productiva”, destacó.

En este sentido, el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, anunció la creación de un plan decenal para impulsar la producción del biocombustible, que permitió “que Brasil disponga de una de las matrices energéticas más limpias del planeta”, dijo en la ceremonia de apertura del evento sin dar más detalles sobre el proyecto.

Según Lobao, con la utilización del etanol en los autos brasileños entre 1975 a 2010 se evitó la emisión de 960 millones de toneladas de CO2. Actualmente 13 millones de vehículos flex -que funcionan a gasolina y etanol- circulan en el país.

A su vez, el ministro aclaró que los ricos descubrimientos de petróleo en aguas ultraprofundas de la costa brasileña “no afectarán la política gubernamental de energías renovables”.

En la última década la participación del petróleo en la matriz energética brasileña bajó de 45% a 37%, mientras que la de etanol creció a 18%, según Unica.

A pesar de ser el primer exportador de etanol a nivel mundial, Brasil sólo destinará 6% de su biocombustible al mercado externo en la zafra 2011/2012, debido al fuerte “proteccionismo” de los mercados internacionales, según la asociación.

“El etanol sufre pesadas tasas en el mercado internacional”, agregó Lobao al afirmar que el gobierno brasileño “lucha” para que el combustible sea considerado una materia prima así como el petróleo.

Jank destacó finalmente que el sector tiene “posibilidades inmensas de crecimiento” en los próximos años, sin provocar deforestación en la selva ni generar competencia por territorio con la producción de alimentos.

Actualmente, de los 354,8 millones de hectáreas cultivables en Brasil, las zonas destinadas a la caña de azúcar para la producción de etanol representan 3%, precisó el presidente de Unica.

La noche de este lunes, la tercera “Ethanol Summit”, que se celebra hasta el martes, homenajeará también al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) por el trabajo que realizó durante su gobierno para divulgar y desarrollar la industria sucroenergética.AFP.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido