biodiesel

Brasil: Prodi anuncia inversiones por 480 millones de dólares en sector de biodiesel

LulaProdiEl primer ministro de Italia, Romano Prodi, anunció hoy inversiones italianas por 480 millones de dólares en el sector del biodiesel brasileño y dijo que buscará otra alianza con Brasil para la producción mundial de etanol.

En una rueda de prensa en la sede de la Federación de las Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), la principal patronal del país, Prodi indicó que Italia pretende construir cuatro fábricas de producción de biodiesel.

Para canalizar esas inversiones, la FIESP y la Cámara de Comercio italo-brasileña firmaron un acuerdo de entendimiento, que contó con el aval de Prodi y representantes de su gobierno y el Parlamento italiano, que acompañan al primer ministro.

Dicho acuerdo deberá ser ratificado por las empresas estatales Petrobras (Brasil) y ENI (Ente Nazionale Idrocarburi, de Italia).

El primer ministro manifestó que la búsqueda de acuerdos en el sector de combustibles alternativos con Brasil obedece a que ‘hoy Italia está muy distante de cumplir con la renovación del 20 por ciento de las fuentes de energía’, propuesta por la Unión Europea (UE) a sus miembros.

‘Esa decisión significa un gran cambio en la estructura industrial de muchos países de Europa y uno de los más afectados es Italia, pues tenemos un nivel muy bajo de utilización de formas alternativas de energía’, agregó.

En tono de broma, subrayó que ‘parece hasta que ustedes (los brasileños) tuvieron algún tipo de influencia sobre los alemanes (que ejercen este semestre la presidencia de turno de la UE) para que ellos propusieran lo de ese 20 por ciento’.

Mañana, martes, de manera casi paralela al encuentro previsto entre Prodi y el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasilia, Petrobras y ENI firmarán en Río de Janeiro una serie de acuerdos de cooperación.

En ese conjunto de acuerdos, adelantó Prodi, se definirán los mecanismos para canalizar la inversión italiana para la producción del biodiesel en el estado de Sao Paulo, que será mezclado después al diesel convencional consumido en Italia.

En Brasil existe un legislación que obliga a la mezcla del 2 por ciento del biodiesel producido a partir de oleaginosas, como la soja y el girasol, al diesel convencional de origen fósil, mientras el etanol, proveniente de la caña de azúcar, es mezclado entre un 20 y 25 por ciento a la gasolina derivada del petróleo.

Prodi comentó también que propondrá a Lula una alianza bilateral para fomentar la producción de etanol en Africa, aprovechando la ‘tecnología brasileña, la inversión italiana y los grandes territorios del continente africano’.

Angola y Mozambique serían la ‘plataforma inicial’ del proyecto, que será discutido por Lula y Prodi, aunque ‘hay muchos otros países más en evaluación’ en ese continente, dijo.

‘De esa forma las empresas italianas tienen que incorporar la tecnología brasileña actuando en otros países, principalmente en Africa. Porque en Italia ya no tenemos más espacio para esa producción. Espero salir con algo en manos después del encuentro con el presidente Lula’, apuntó.

Además de buscar una aproximación con Brasil en el sector de los biocombustibles, Prodi mencionó que Italia insistirá por diferentes fuentes alternativas de energía, como ‘la solar, la eólica y otras, que serán estudiadas, pero es claro que actualmente la ventaja es del etanol’.

‘De ahí nuestro interés en el biocombustible’, recalcó Prodi en su primer día de visita oficial en Brasil.

Las empresas representadas en la FIESP establecieron, por otra parte, acuerdos con entidades italianas en los sectores de comercio, inversiones, energía, ciencia, tecnología y cooperación para el desarrollo.

Entre ellos, figura uno entre el Banco do Brasil y el italiano Sace para facilitar créditos para la pequeña y mediana empresa en ambos países.

Para Prodi, Italia tiene hoy en materia comercial tres prioridades: China, India y Brasil, que ‘será una de las grandes potencias tanto en economía como en política, pudiendo tornarse en uno de los árbitros de las negociaciones comerciales del futuro’.

Después del encuentro en la FIESP, donde se reunió también con miembros de la Cámara de Comercio Italo-brasileña, Prodi fue recibido por el gobernador de Sao Paulo, José Serra, y representantes de la comunidad italiana en Brasil.

La capital paulista congrega seis millones de inmigrantes y descendientes de italianos, quienes llegaron a Brasil entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX.

Fuente: Terra Actualidad – EFE

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido