biocombustibles

Un polo oleoquímico

polo-oleoquimico-biodieselCon la incorporación de la fabricación de biodiésel y glicerina, Terminal 6 se ha convertido en un polo oleoquímico.

Además de los tres muelles (uno de ellos contratado), que le otorgan una capacidad máxima de embarque diarios de 68 mil toneladas de productos sólidos) y 16 mil toneladas diarias de líquidos, el Complejo Terminal 6 ya se ha convertido en un complejo oleoquímico.

Cuenta con instalaciones para almacenar 1,6 millón de toneladas de productos secos, 150 mil toneladas de aceite, biodiésel, fueloil y glicerina; dos plantas de procesamiento de soja por un total de 19 mil toneladas diarias; una fábrica de biodiésel para la exportación, con una capacidad máxima de hasta 350 mil toneladas anuales, y acaba de sumar su último eslabón: una planta para elaborar 40 mil toneladas anuales de “glicerina pharma”.

Se trata de un producto derivado del proceso de elaboración del biodiésel, de alto valor en la industria farmacéutica y química. La nueva planta funciona desde mayo y demandó una inversión de alrededor de 12 millones de dólares.

“La oleoquímica, a partir de derivados de subproductos vegetales, aparece como la gran competencia de la petroquímica, basada en el petróleo”, comentó Ríos. El producto, netamente de exportación, tiene como materia prima a la glicerina BS2621, que luego del proceso sale como glicerina refinada grado farmacopea.

Las actividades industriales que se sumaron en los últimos años llevaron a sus dueños (AGD y Bunge) a crear unidades de negocios separadas.

Complejo Terminal 6 engloba hoy a las unidades de negocios T6 Puerto, integrada 60 por ciento por AGD y 40 por ciento por Bunge; T6 Industrial, que agrupa a la molienda de soja, conformada en partes iguales por ambas compañías; al igual que Ecofuel (biodiésel).

Durante el año pasado, desde los muelles de Terminal 6 salió el 15 por ciento de los embarques de granos, harinas proteicas y aceites del país. La mejor performance desde que comenzó a operar en 1987.

Un año atípico

Más allá de la diversidad de negocios, el año no es bueno para el complejo. La caída en más de 30 por ciento en la cosecha de soja va a dejar su marca en la actividad de las distintas unidades. Luego de haber procesado durante el año pasado un total de seis millones de toneladas de soja, Terminal 6 proyecta cerrar este ejercicio con cuatro millones de toneladas. “El nivel de actividad se va a caer en igual proporción a la producción. Volvemos a niveles de 2002”, admitió Gabriel Ríos. No obstante, la recuperación estaría a la vuelta de la esquina, si se llega a confirmar una cosecha 2009/10 que superaría los 50 millones de toneladas de soja.

Fuente: La Voz

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: energiaslimpias.org » » Un polo oleoquímico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido