biocombustibles

Biocombustibles: Brasil será sede de una conferencia internacional la semana próxima

brasil-biocombustiveis-congSAO PAULO (AFP) — Brasil será sede de una Conferencia Internacional sobre biocombustibles la próxima semana, en la que promocionará su bioetanol de caña de azúcar, su principal contribución en el segmento de los combustibles renovables.

Asistirán al encuentro, que durará una semana en Sao Paulo, representantes de hasta 40 países y se prevé que tenga nivel ministerial. El presidente Luiz Inacio Lula da Silva lo inaugurará el lunes.

Brasil es el mayor exportador mundial de etanol y el segundo productor, atrás de Estados Unidos.

Cuando los precios del petróleo estaban por las nubes, hace unos meses, el país esperaba un boom de sus exportaciones de etanol. Algunos de los mercados que más ambiciona son el de la Unión Europea, con grandes compromisos de ampliar la matriz de biocombustibles, y Japón, que debe definir la adopción de la mezcla de etanol a la gasolina.

Pero con la crisis, esas exportaciones enfrentan un arduo competidor: el petróleo llegó a precios por debajo de los sesenta dólares y el ímpetu político para adoptar energías limpias parece caer.

“Con el actual nivel de precios del crudo, el etanol está perdiendo competitividad en el mercado exportador”, dijo Alexandre Pirillo Franceschi, jefe de la compañía Usina Alvorada, al diario Folha de Sao Paulo esta semana.

También pareció perder fuerza el debate sobre el impacto que la producción de biocombustibles pueda tener en la de alimentos o en el avance de la deforestación amazónica.

Brasil ha negado tal influencia asegurando que la producción del etanol de caña de azúcar no es compatible en la Amazonía y que tampoco ha impactado la producción de alimentos, que también aumentó significativamente en los últimos años.

“El etanol llegó a ser acusado de ser responsable de problemas como el hambre en el mundo y el cambio climático”, pero la conferencia mostrará que “los biocombustibles son la fuente de energía alternativa más limpia del mundo”, afirmó André Amado, jefe del departamento de Energía de la Cancillería.

Un grupo de organizaciones sociales, medioambientales y de pequeños productores organizarán un encuentro paralelo sobre biocombustibles para rebatir los argumentos del gobierno brasileño.

Estos destacarán las duras condiciones de trabajo en los campos de caña, donde más denuncias de trabajo esclavo se produjeron en los últimos años, además de daños ambientales de la gran industria del etanol.

Fuente: AFP

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido