biocombustibles

Pronostican un fuerte crecimiento en la producción de biodiesel

A las ocho empresas existentes, con una capacidad de generar 600.000 toneladas anuales, se le sumarán este año otras siete plantas. El incremento de la capacidad de producción y la demanda externa permitirán cerrar 2008 con ventas estimadas en 1.100 millones de dólares. Con la apertura de nuevas plantas que casi triplicarán la capacidad de producción, el biodiésel experimenta un crecimiento exponencial, según señalaron desde el sector empresario. 

Actualmente hay ocho empresas que exportan biodiésel al exterior, con una capacidad de producción de 600.000 toneladas anuales, a las que se el sumarán en el transcurso de este año otras siete plantas, todas ubicadas en la zona pampeana.

Claudio Molina, director de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, explicó que el sector viene invirtiendo cerca de 400 millones de dólares en los últimos tres años.

Según Molina, estas cifras explican el salto que dieron las exportaciones de biodiésel en el año último, que sumaron 268 millones de dólares frente a los 300.000 de 2006.

El incremento de la capacidad de producción y la avidez mundial por este combustible permitirán cerrar este año con ventas por un monto estimado en 1.100 millones de dólares y un volumen mayor al millón de toneladas.

Según explicó Molina, “el crecimiento del sector no se detendrá, va a ser exponencial, la demanda internacional va a aumentar cada vez más y las posibilidades de la Argentina como uno de los principales productores de aceite son muy amplias”.

Por su parte, desde Vicentín, que integra junto a Glencore Renova, la principal empresa del sector, señalaron que esperan “aumentar las ventas significativamente” en 2008.

Frente a esta situación, la compañía tiene previsto inaugurar a mediados de año una planta con capacidad para producir 200.000 toneladas en la localidad santafecina de San Lorenzo.

En Ecofuel, de Aceitera General Deheza y el Grupo Bunge, prevén un 2008 “con trabajos al tope de la capacidad instalada exportando por 220 toneladas”.

Las otras plantas que se encuentran en construcción y se sumarán en el transcurso de este año a la producción son la de Unitec Bio, del Grupo Eurnekian, con capacidad de 200 mil toneladas, ubicada en la zona de Terminal 6, otra de Molinos Río de La Plata, de 10 mil; otra de Patagonia Bio Energía, con 250 mil, una de la firma Explora, con 120 mil toneladas y la que será la mayor planta del país, la de la empresa Luis Dreyfus, de 300 mil toneladas, en la zona de General Lagos, todas en la Provincia de Sante Fe.

Molina explicó que estas plantas “permitirán tener una capacidad de producción de 1.600.000 o 1.700.000 toneladas”.

Además, hay proyectos en estudio que podrían empezar a concretarse durante este año, como el de una planta de 250 mil toneladas de la Asociación de Cooperativas Argentinas, otra de Cargill de la misma capacidad en Timbúes, una de Green Fuel de 200 mil y otras dos de Dreyfus y Green Line.

Actualmente, el sector emplea a cerca de 5.000 personas, entre mano de obra directa e indirecta.

Molina señaló que en los próximos años “va a crecer todo, incluyendo la mano de obra, la superficie de sembrada”.

Por el elevado nivel de tecnificación que presentan, las plantas productoras de biodiésel no requieren gran cantidad de operarios, pero generan una importante demanda de servicios que abastecen empresas regionales.

De esta forma, esta industria ocupa una gran cantidad de empleo indirecto.

Según cálculos de los empresarios, la mano de obra vinculada al sector podría llegar a los 60 o 70.000 trabajadores en 15 años. 

Fuente: Télam/Infocampo

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido