biocombustibles

Una hierba pequeña podría ayudar a investigar los biocombustibles

panicum-biodiesel-biofuelsEstudios por los investigadores Yong Gu (izquierda) y John Vogel sobre el pasto silvestre Brachypodium están revelando información genética que podría ser útil en investigaciones del césped Panicum virgatum como una materia prima de biocombustible.

Una hierba pequeña y corta llamada Brachypodium distachyon (también conocida como chirate o pasto de muralla) podría acelerar los descubrimientos sobre el césped Panicum virgatum, su primo famoso que tiene mucho potencial como una materia prima de biocombustible.

Científicos con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS), incluyendo biólogo molecular de plantas John Vogel y genetista Yong Gu en el Centro de Investigación de la Región Occidental mantenido por el ARS en Albany, California, están investigando la composición genética de B. distachyon como un modelo para acelerar y aumentar los conocimientos de los genes de P. virgatum.

Brachypodium puede acelerar las investigaciones de los cultivos para energía porque su genoma es significativamente más pequeño que el de P. virgatum, según Vogel. El genoma más pequeño significa que los investigadores pueden realizar estudios más detallados del genoma de Brachypodium en un tiempo más corto que el tiempo requerido para descifrar el genoma de P. virgatum.

Las dos especies de hierbas son tan estrechamente relacionadas que los científicos esperan que los hallazgos sobre el genoma de Brachypodium puedan ser aplicados al genoma de P. virgatum.

Vogel, Gu y líder de investigación Olin Anderson–todos con la Unidad de Investigación de la Genómica y el Descubrimiento de Genes en el centro en Albany–son los primeros en reportar el uso exitoso de una bacteria para trasladar nuevos genes dentro de Brachypodium. La misma bacteria se usa ampliamente para este propósito con otras plantas. Este proceso, llamado “transformación”, provee una manera confiable de ayudar a revelar la función de genes de plantas.

Gu y sus colegas también han desarrollado lo que se conoce como un “mapa físico” de Brachypodium–el primero para esta planta. El mapa, recopilado en colaboración con Ming-Cheng Luo en la Universidad de California-Davis y otros investigadores, describe los sitios de otros segmentos vecinos de genes y otra materia genética de Brachypodium. Localizar los sitios de estos genes es una parte imprescindible de entender la composición genética de Brachypodium.

ARS es una agencia de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Por Marcia Wood

Fuente: ARS

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido