General

La industria del biodiesel en Argentina alienta rumores de despidos

Capacidad ociosa arriba del 60%.

La Cámara Argentina de Biodiesel (CARBIO) reconoció el déficit productivo, que es el peor índice en su historia. A pesar de ello, las plantas de la zona mantienen su actividad.

El panorama de esta industria para 2015 es desalentador. La Cámara Argentina de Biodiesel (CARBIO) reconoció que la utilización de la capacidad instalada en el país es de “37 por ciento”; esto significa que su capacidad ociosa es de 63 por ciento, la más alta de toda su historia.

Actualmente, la capacidad de producción instalada es de 4,6 millones de toneladas anuales. Sin embargo, se calcula que la obtención total en 2015 -destino local más exportación- será de 1,7 millones de toneladas, contra 2,55 millones del período anterior.

“Lamentablemente será un año de bajísima producción y con márgenes mínimos”, advirtió Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO para reflejar el presente de la actividad. A pesar de este panorama, las plantas productoras no están paradas.

Par el abastecimiento del mercado local, la demanda es relativamente estable y su producción corresponde a Pymes, que gozan de un precio más alto que el de la industria exportadora. Estas fábricas están diseminadas en diversas localidades del centro y sur provincial, que concentra al grueso de la elaboración nacional.

Respecto al sector exportador, las plantas fabriles se ubican mayormente en la zona, entre San Lorenzo y Timbúes, y su situación en más gravosa, pues poseen un índice de capacidad ociosa mayor y costos más altos.

De cara a 2016, Luis Zubizarreta tampoco es optimista: “será sin dudas otro año complicado. La expectativa esta puesta en reabrir el mercado europeo en los próximos meses, ya que se aproxima el fallo de la Organización Mundial del Comercio, que confiamos será positivo para el justo reclamo argentino y por lo tanto esperamos que la Unión Europea anule las restricciones actualmente existentes para el biodiesel argentino”.

Mientras tanto, podría darse un panorama inverso, pues Argentina sigue apostando cortar con biodiesel a los combustibles fósiles, lo que promueve al pleno desarrollo de las Pymes que tienden ese mercado interno, contra el grupo de grandes empresas exportadoras “prácticamente paradas”, reconoció el dirigente.

Carbio está integrado por AGD, Bunge, Cargill, Explora, Louis Dreyfus, Molinos Río de la Plata, Noble Argentina, Renova, Unitec Bio y Vicentin.

Fuente: Punto Biz

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido